favorita para dirigir el fmi

El 'affaire' de Lagarde: escándalo por abuso de poder

Es la favorita de Europa, y le sobran los apoyos para presidir el FMI. Pero quizás sean los Tribunales quien se lo impidan. 

Christine Lagarde | Archivo

Christine Lagarde avanza imparable hacia la dirección del FMI. Europa apoya en bloque la candidatura de la ministra de Finanzas francesa, y en estos días todo son loas a su impecable currículum y perfil marcadamente internacional. Pero la carrera de esta francesa de 55 años también esconde puntos oscuros, que aún están por resolver judicialmente. La única piedra en el camino que Lagarde podría encontrarse se llama Bernard Tapie.

El Fiscal está investigando si Lagarde favoreció a este empresario amigo de Sarkozy en el arbitraje que se produjo entre él y el Banco Crédit Lyonnais. Tapie, conocido en Francia por su insondable currículum –ha cantado, ha sido ministro, presidido el Marsella, ido a la cárcel por corrupción...- demandó al Gobierno francés, alegando que el ex banco estatal Crédit Lyonnais le había defraudado con la venta de su participación en la empresa Adidas, en 1993. El empresario –que entonces militaba en la izquierda y ya había pasado por la cárcel por vender partidos cuando presidía el Olympique de Marsella- aseguró que el precio de venta fue más alto de lo que se le llevó a creer.

Aunque la Justicia falló en contra de Tapie, cuando Sarkozy llegó al Elíseo en 2007 encargó a su ministra de Finanzas, Christine Lagarde, para terminar de solucionar el entuerto legal. Ella optó por enviar el caso a un panel de arbitraje y sacarlo de la corte gala, que indemnizó al empresario con 285 millones de euros, a cargo del Estado. La cúpula del Partido Socialista se lanzó al cuello de Lagarde, asegurando que había incurrido en abuso de poder a favor del aliado político de Sarkozy. Llevaron el caso ante los Tribunales, y el mes pasado un fiscal pidió la apertura de una investigación contra Lagarde. La Corte de Justicia gala se pronunciará el 10 de junio, y nombrará un investigador para su caso... Irónicamente, el mismo día que se cierra el plazo para presentar candidaturas a la dirección del FMI.

Los 75.000 euros de multa que la ministra tendría que asumir, caso de ser declarada culpable, serían la menor preocupación para Lagarde. De probarse que existió abuso de poder su carrera para hacerse con el liderazgo del Fondo quedaría tocada. "Tengo la conciencia muy tranquila", aseguró la ministra sobre este asunto, que en Francia ya se conoce como "affaire Tapie". 

Bernard Tapie: de la compra de partidos de fútbol al Ministerio

Este empresario es una de las figuras más excéntricas y afamadas de Francia, y su hoja de servicios es extravagante de principio a fin. Comenzó empuñando un micrófono, pero a día de hoy ha hecho casi de todo en el ámbito político y empresarial.

Durante el Gobierno de Pierre Bérégovoy pasó por el Ministerio de Ciudades, de donde saltó a la Asamblea Nacional... Hasta que la Justicia le acorraló. Fue condenado por corrupción como presidente del Olympique de Marsella, ya que se demostró que varios jugadores de otros equipos fueron sobornados para dejarse ganar por el conjunto francés. Dilapidó la fama del Olympique y quedó degradado a segunda división.

Aún así, continuó en política de manera intermitente, cambiando de traje político con bastante asiduidad: lideró la lista de izquierdas Énergie Sud, compartió candidatura con una ministra socialista y concurrió a las europeas con los radicales de izquierda. Llegó, incluso, a recibir el apoyo de Mitterand. En 2007 manifestó públicamente su apoyo a Nicolás Sarkozy, y quedó resuelto su pleito con el banco intervenido Crédit Lyonnais a cuenta de su participación en Adidas.

Socarrón y desafiante, Bernard Tapie ha ocupado cientos de portadas en Francia. Su abultada fortuna y continuos paseos por los juzgados ha creado una figura excéntrica y mediática con la que Christine Lagarde, seguramente, habría preferido no aparecer relacionada. 

Acceda a los 3 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular