PRENSA ECONÓMICA

Rubalcaba se cae del guindo y en la banca española dos más dos son siete

El candidato socialista lo admite: "Teníamos que haber pinchado la burbuja"; mientras, se anuncian subidas de impuestos para las empresas.

La prensa económica viene hoy marcada por la incertidumbre que llega desde Washington. Aunque Barack Obama anunció este domingo por la tarde, madrugada ya en España, que se ha llegado a un principio de acuerdo entre demócratas y republicanos para elevar el techo de deuda del país. Los inversores de todo el mundo tenían su mirada en la capital norteamericana. El Economista es el que se ha puesto más dramático: con la famosa foto de Harold Lloyd colgando de un reloj en Nueva York, el diario salmón que no es salmón titula "EEUU apura los minutos para lograr un acuerdo". También Expansión se decide por un titular un punto tremendista: "El bloqueo de EEUU tensa los mercados al máximo", aunque elige una foto más convencional para ilustrarlo, un grupo de senadores republicanos y demócratas dialogando en los pasillos de la Cámara Alta. Sin duda, el premio a la mejor foto del día en portada se lo lleva Cinco Días que titula anticipándose al acuerdo, "Recta final para lograr un pacto sobre la deuda en EEUU", y lo ilustra con una preciosa instantánea de la cúpula del Capitolio, con la estatua de George Washington en primer plano. Parece que el diario de Prisa se pone nostálgico: viendo a los políticos estadounidenses de uno y otro partido, y comparándolos con los Padres Fundadores, es fácil pensar que cualquier tiempo pasado fue mejor.

En otro orden de cosas, quizás el titular más sorprendente del día lo lleve Expansión en sus páginas de política. Las elecciones se acercan y Rubalcaba y Rajoy acapararán este espacio en los próximos tres meses. Este lunes, los lectores del salmón de Unidad Editorial se encuentran con una declaración del candidato socialista bastante curiosa: "Teníamos que haber pinchado la burbuja". Claro, esta declaración en boca de quien lleva seis años en el Gobierno no deja de sorprender. La tan traída y llevada burbuja inmobiliaria no fue un acontecimiento pasajero, que durase una o dos semanas y que pillara desprevenidos a los políticos españoles. En realidad, fue un proceso largo y alentado por los poderes públicos que ahora se ponen de perfil, en plan "a mí que me registren". La RAE define "caerse del guindo" como "enterarse de algo obvio": Rubalcaba sólo llega con siete años de retraso...

También Expansión lleva uno de los artículos de fondo más interesantes de esta primera jornada de agosto. Tras las recientes fusiones, salidas a bolsa e intervenciones, el sector bancario español ha cambiado completamente de cara. Sería difícil para alguien en 1989 imaginar cómo iba a ser el sistema financiero en el año 2011. Por eso, el diario titula "De los siete grandes a dos más dos". Lo cierto es que aquel grupo de entidades casi familiares (Santander, Central, Hispano, Bilbao, Vizcaya, Banesto y Popular) ha dejado paso a un sector dominado por dos grandes colosos internacionales (Santander y BBVA) que competirán con las dos grandes cajas que ha dejado el proceso de reestructuración del sector (Caixabank y Bankia).

Mientras, Cinco Días prefiere fijarse en el futuro inmediato, especialmente en lo que respecta a los empresarios que volverán de vacaciones para encontrarse con una subida de impuestos: "Hacienda pone en revisión los beneficios fiscales en Sociedades". Vamos, que las palabras de José Luis Rodríguez Zapatero el viernes sobre una "mejora" en la recaudación del IS se podrían en una supresión de las deducciones: lo que se dice una noticia de impacto para encarar el nuevo curso.

Además, el diario de Prisa alerta de algo que debería tener muy en cuenta el Gobierno en sus planes de reducción del déficit: "El sector público aumenta el gasto pese a los planes de austeridad". La explicación a esto es doble: por un lado, porque esa "austeridad" es mucho menor de lo que los políticos españoles venden; y por otro porque la presión sobre la deuda ha elevado los tipos de interés, lo que obliga a pagar mucho más para financierse.

La buena noticia del día la lleva El Economista en su portada (aunque hay que recordar es que hoy lunes no tiene edición en papel): "Europa estudia eximir a España de contribuir en el rescate de Grecia". Claro, esto tiene una parte positiva (un gasto menos para las arcas públicas), pero también una negativa (Italia y España están tan mal que incluso sus socios admiten que no arrimen el hombro). Además, si el Fondo de Rescate cada vez se sostiene con aportaciones de menos países, será muy complicado que puedan aportar fondos si alguna de las grandes economías de la Eurozona tiene problemas. Los alemanes tienen que estar contentísimos de que el peso sobre su espalda sea cada vez mayor.

Y terminamos con la noticia sorpresa que no sorprende a nadie. La lleva también El Economista en portada: "El plan por cerrar Garoña sólo crea 20 empleos y se olvida del Parador". Vamos que todas aquellas promesas cuando se decidió dar por terminada la vida útil de la central se quedarán en nada. Los ecologistas estarán tan felices; los vecinos de Garoña, posiblemente no tanto.

Lo más popular