30% SI SUPERAN EL MILLÓN DE DÓLARES

Obama promete doblar los impuestos a los más ricos

Obama ha entrado en campaña durante el debate del Estado de la Unión, recuperando su propuesta de elevar los impuestos "a los que más tienen".   

LIBERTAD DIGITAL

El presidente de EEUU, Barack Obama, hizo de lo que llamó "justicia económica" su bandera en el discurso sobre el Estado de la Unión, en el que presentó lo que a todas luces será su programa para la reelección en las presidenciales de noviembre.

Durante una hora, y ante ambas cámaras del Congreso, el presidente estadounidense insistió en que los valores del país -las oportunidades y las reglas iguales para todos- se encuentran en peligro y es necesario tomar medidas urgentes para impedirlo. Es, a su juicio, "la cuestión clave de nuestra época".

"Es hora de aplicar las mismas reglas a los de arriba que a los de abajo: ni planes de rescate, ni dádivas, ni escapatorias... Que cada uno asuma sus responsabilidades", destacó, en una alocución de contenido abrumadoramente económico y en el que la política exterior sólo ocupó un papel secundario.

Líneas maestras

  • Creación de una "Regla Buffet". Obligaría a los hogares que ganan más de un millón de dólares al año a pagar un mínimo de 30% de impuestos. Además, asegura que les serán eliminadas las deducciones fiscales, ya que afirma que los millonareios no necesitan subsidios para la vivienda, la sanidad, la jubilación o el cuidado de niños.
  • No habrá subida de impuestos para las rentas más bajas. Obama se compromete a asegurar que los impuestos no suban para aquellos que ganen menos de 250.000 dólares.
  • Todas las empresas estadounidenses pagarán un tipo mínimo por sus beneficios fuera del país, acabando con los incentivos para trasladar empleos al extranjero. Las deducciones fiscales para las compañías que cierren fábricas para trasladarlas al extranjero serán eliminadas.
  • Los impuestos a los manufactureros se reducirán, con deducciones dobles para los de alta tecnología, y habrá nuevos créditos fiscales para que las compañías financien nuevas fábricas, equipamiento o producción en comunidades fuertemente golpeadas.
  • Los fabricantes tendrán incentivos para modernizar su equipamiento y utlizar menos energía y los créditos fiscales para energías limpias serán utilizados para apoyar los empleos en el sector de la energía renovable.
  • El Departamento de Defensa comprará 1 gigawatio de energía renovable, aunque todavía no hay detalles.
  • Se creará una nueva unidad para perseguir las prácticas de competencia desleal alrededor del mundo, "incluyendo China". Además, el gobierno dará financiación para poner en igualdad de condiciones a las compañías estadounidenses con las de otros países como China, que ofrecen "financiación injusta a sus exportaciones" y así ayudar a sus exportadoras.
  • Obama enviará al Congreso una propuesta para permitir a más estadounidenses obtener nuevas hipotecas más baratas siempre y cuando estén al corriente en sus pagos, medida con la que se podrían ahorrar 3.000 dólares por familia cada año.
  • Obama quiere utilizar la mitad de los "ahorros" provocados por las guerras de Irak y Afganistán para devolver la deuda, con la otra mitad destinada a mejorar infraestructuras como carreteras y vías de tren
  •  Obama quiere que la seguridad de las fronteras sea responsabilidad federal, endurecer las sanciones a las compañías que contraten ilegales y dejar de pedir a los estudiantes extranjeros que obtengan títulos que dejen el país tras graduarse.
  • Para afrontar el problema de las tasas universitarias, Obama busca eliminar ayudas de las escuelas que no mantengan sus tasas bajas, quiere frenar la subida de los tipos de interés a los préstamos estudiantiles y quiere más trabajos compatibles con los estudios

Política exterior

En el terreno de la política exterior, el presidente, que comenzó su discurso con una alusión a uno de sus grandes éxitos, la muerte del líder de Al Qaeda, Osama Ben Laden, reiteró que la guerra en Afganistán está encaminada para concluir en tres años.

Acerca de Irán, país con el que mantiene un fuerte contencioso por su programa nuclear, Obama insistió en que "no hay opciones fuera de la mesa" pero consideró que una solución pacífica "todavía es posible".

En Siria, aseguró que no duda de que el régimen del presidente Bachar al Asad "descubrirá pronto que las fuerzas del cambio no tienen marcha atrás y no se puede negar la dignidad humana".

La región latinoamericana brilló por su ausencia en el discurso de Obama, quien también rompió una lanza en favor de una medida que legalice a los inmigrantes indocumentados jóvenes que se inscriban en la Universidad o en las Fuerzas Armadas.

Reencuentro con Giffords

En el cuarto año de un mandato caracterizado por los duros enfrentamientos entre demócratas y republicanos, el presidente aseguró que "colaboraré con cualquiera en el Congreso para dar impulso (a estas ideas)". Pero advirtió también que "combatiré la obstrucción con acciones".

El momento más emotivo de la noche, sin embargo, se produjo momentos antes del discurso: en medio de los aplausos de demócratas y republicanos, Obama se fundió en un abrazo con la congresista Gabby Giffords, herida gravemente de un disparo el año pasado.

Tras su discurso, el presidente tiene previsto comenzar el miércoles una gira por cinco estados del país, claves en el mapa electoral -Iowa, Arizona, Nevada, Colorado y Michigan-, para promover las propuestas presentadas hoy.

 
Acceda a los 5 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular