Tobin todos

Carlos Rodríguez Braun

Para oponerse a la tasa Tobin sería necesario hacer algo que casi nadie hace, incluidos los más sabios y bienintencionados. Eso que nadie hace es pensar que los impuestos no son como el maná, un recurso tan beneficioso como gratuito (Volver)

« 1 »
Anfib dijo el día 20 de Febrero de 2012 a las 22:54:59:
Mis comentarios contra el saqueo permanente sufrido por África, responden a la supuesta “superioridad” de los paises del “Primer Mundo” a la que hacía mención el comentario de Juancaro.

Cierto que vivimos mejor que ellos, pero también es cierto que el porcentaje de enfermedades mentales y de suicidios que tenemos en este lado es con diferencia mucho más elevado. Esto se debe a la visión tan cercenada que tenemos, en la que prima el dinero frente a cosas mucho más importantes que se quedan fuera.
No hace falta ser un “lumbreras” para darse cuenta de que no se puede crecer eternamente y de que nuestro planeta tiene una vida útil la cual estamos acortando a pasos agigantados.

Usted quiere más libertad para los mercados, ¿se refiere a esa que nos está llevando al abismo y que ahora corre a papá estado para salvar sus desaguisados?

No por repetitivo se tiene menos razón, pero de momento me conformaría con una Tasa Tobin y una prohibición de los Paraísos Fiscales.

Un saludo.
punt dijo el día 17 de Febrero de 2012 a las 18:03:24:
[Anfib] Vale, hay empresas encantadas con poder explotar a los países del Tercer Mundo, principalmente por su riqueza natural.

¿Y?

Su primera contestación se dirigía contra alguien que había dicho que no se debía entregar mercancía a estos países sino enseñarles a producirla por sí mismos.

Así pues, decía vd que "En definitiva, el “Primer Mundo” tampoco les ha dejado levantar cabeza". Llevamos décadas de políticas con las cuales, según vd, "el primer mundo no les ha dejado levantar cabeza".

¿No cree que eso bastaría para plantearse un cambio de política? Se ve que no: para vd, lo que se necesita es más regulación. ¿Podría aclararnos cuál o de qué tipo?

Personalmente, creo que la salida está en el lado contrario: cuantos más palos en las ruedas se pongan a las economías, cuanto mayor sea el proteccionismo frente a los productos provenientes de estos países, mayor será la miseria en que estos se hundirán.

Un saludo.
Anfib dijo el día 17 de Febrero de 2012 a las 14:34:48:
Punt, te repito que quizás tengas razón en cuanto a la dependencia en la ayuda externa, eso no lo he negado, pero yo no hacía tanta mención en cuanto a culpas históricas como a las culpas actuales, sabemos que a muchas grandes empresas les interesa un conflicto permanente que les posibilita la extracción de recursos de una forma mucho más barata a cambio de untar a quién los controla, sea este un gobierno corrupto, (que los hay, y muchos), o bien a algún señor de la guerra que tampoco faltan.

En definitiva, esta desrregularización excesiva de la economía lleva a este comportamiento porque interesa que existan paises en esas coindiciones.
punt dijo el día 17 de Febrero de 2012 a las 10:51:34:
[Anfib] Tras décadas enteras enviando ingentes cantidades de ayuda humanitaria, la situación de la mayoría de países del Tercer Mundo no ha mejorado gran cosa. Eso debería dejar claro que la ayuda humanitaria, por sí misma, no es la solución ya que no causa una mejoría en la situación.

Ciertamente, la ayuda humanitaria tiene un efecto paliativo, pero ese efecto, por definición, no conduce a la resolución del problema de fondo sino que se limita a suavizar sus consecuencias. De hecho, el paliar las consecuencias tiene un efecto contraproducente: ayuda a cronificar el problema ya que éste nunca llega a hacerse insoportable para quien lo padece (lo que actuaría como revulsivo), al tiempo que acalla las conciencias de quienes creen que ya hacen lo que deben (de modo que insisten en lo inútil).

Pero lo cierto es que sí ha habido mejoría en algunos países, incluso mejoría importante, pero esos países, precisamente por ser los que mejor han evolucionado, han sido los que menos ayuda han recibido. Eso debería dejar claro que la ausencia de ayuda sí suele acompañar al desarrollo. Desde luego, puede argumentarse que invierto la causalidad, y algo de cierto hay puesto que sólo puedo constatar fehacientemente una correlación y no una causalidad. Aun así, entiendo que se trata de un proceso que se realimenta, de modo que la ausencia de ayuda humanitaria es a un tiempo causa y efecto del desarrollo (en lo que coinciden los economistas que cité en el un comentario anterior).

Al final, a nada que se investigue, se encuentra que estos países que se desarrollan tienen diferencias cualitativas importantes respecto a los que no avanzan: tienen gobiernos menos corruptos, mayor seguridad e independencia jurídica, un cierto respeto a la propiedad privada, una protección a los derechos y libertades individuales. Todo esto los hace más atractivos para la inversión extranjera, que se torna más segura, lo cual alimenta y acelera a su vez el desarrollo.

Así pues, si queda claro que la solución consiste en aplicar la inteligencia (favorecer la evolución de estos países hacia democracias modernas, para lo que siempre puede presionarse desde la diplomacia y la acción económica) y no la fuerza bruta (inundarlos de ayuda humanitaria)... ¿No cree que la única postura intelectualmente honrada y solidaria debe ser precisamente el pedir que cese la ayuda humanitaria y se actúe en favor de su reforma política? ¿No cree que es inútil deshacerse en golpes de pecho por supuestas culpas históricas y que lo solidario es presionar hacia las actuaciones que sean más eficaces para la solución del problema?

Un saludo.
Anfib dijo el día 16 de Febrero de 2012 a las 22:54:50:
Juancaro, creo que tienes parte de razón en afirmar que la dependencia en la solidaridad, a la larga repercute negativamente, pero supongo que tampoco ignorarás que lo que dejamos en África con una mano se lo hemos estado quitando durante siglos con la otra. Sabes de sobra que los paises más conflictivos son los más ricos, y no es allí donde se quedan precisamente los beneficios de allí extraidos, mira el Congo, con el coltán y demás riquezas minerales, Guinea ecuatorial, Libia y Nigeria con su petróleo, Somalia con su situación geoestratégica. En definitiva, el “Primer Mundo” tampoco les ha dejado levantar cabeza. En cuanto al distinto nivel de “civilización” de los pueblos te recomiendo la lectura de “Armas, gérmenes y acero”.
punt dijo el día 16 de Febrero de 2012 a las 11:17:19:
[willygra] No sabía yo que "ignorante" y "racista" describan a quienes constatan la realidad y plantean un enfoque constructivo solucionar problemas.

No creo que sea falso decir, como dice juancaro, que el nivel cultural en África es en general muy inferior al de aquí, que nuestro nivel de civilización es superior al suyo y que África necesita desarrollarse en lugar de convertirse en eterno dependiente de nuestra solidaridad.

Así pues, constatar esos hechos no denota ignorancia.

Por otra parte, no veo que juancaro haya señalado que su atraso se deba "a que son negros", ni siquiera le he leído que se les deba abandonar a su suerte por ser lo que son.

Así pues, de racismo tampoco hay nada.

Lo que he leído es que nosotros sabemos trabajar y gestionar con eficacia, y que debemos enseñarles eso a ellos en lugar de sólo encasquetarles gratis nuestros excedentes (lo que destruye cualquier mercado incipiente que ellos quieran crear; leía hace un tiempo: ¿Qué le pasaría a la industria lechera española si se nos inundase con productos lácteos gratuitos provenientes del norte de Europa? La entrega continuada de ayuda humanitaria produce ese mismo efecto: destruye cualquier intento de crear un mercado en el Tercer Mundo para sus propios productos).

Por aquí hemos leído muchas opiniones contra las campañas sistemáticas de ayuda humanitaria porque hacen a los países dependientes de ellas, fomentan la corrupción de sus gobiernos y destruyen sus incipientes mercados e industrias. Y no son solo opiniones de economistas alejados del problema, sino también de economistas africanos:

http://www.libertaddigital.com/economia/una-econom...

http://www.libremercado.com/2012-01-15/magatte-wad...

http://www.libremercado.com/2012-01-16/michael-str...

Así, la solución para África no es el envío ingente de ayuda, sino la exportación de conocimientos y tecnología, el fomento de gobiernos estables que promuevan la democracia (derechos, libertades, propiedad privada, seguridad jurídica, paz social) y la apertura de nuestros mercados a sus productos, de modo que su propio trabajo pueda revertir en su beneficio y realimentar un proceso de desarrollo, modernización y enriquecimiento económico y cultural.

Opine, pero no insulte.

Un saludo.
willygra dijo el día 15 de Febrero de 2012 a las 16:38:34:
Juancaro se nota que eres un ignorante racista.
punt dijo el día 13 de Febrero de 2012 a las 15:25:24:
Imagino que como tontería económica, la de Turkson no está mal.

Ahora bien, lo de "de la semana" es bastante discutible puesto que, salvo error por mi parte, las declaraciones de Turkson datan de hace varios meses:

"LIBRE MERCADO 2011-10-24
(...)
En el documento 'Por una reforma del sistema financiero y monetario internacional en la perspectiva de una autoridad pública con competencia universal', presentada por el cardenal Peter Turkson, presidente del Consejo Pontificio Justicia y Paz, la Santa Sede aboga por tasar las transacciones financieras"

http://www.libremercado.com/2011-10-24/el-vaticano...


Por otra parte, no hubiera estado de más señalar que la Iglesia se desmarcó oficialmente de semejantes declaraciones, entonando el "mea culpa" por la falta de control en su publicación:

"Bertone ha dado orden de que no se publique nada que no tenga el control preventivo y la autorización explícita de su persona"

http://www.libertaddigital.com/sociedad/2011-11-15...


No es por nada, pero lo suyo es que las informaciones sean completas y no sesgadamente recortadas.

Un saludo.
juancaro dijo el día 12 de Febrero de 2012 a las 20:47:18:
Creo que desde el principio de la humanidad ha habido hormigas y zánganos, trabajadores y parásitos. Montañas de dinero, montañas de comida, montañas de todo tipo de bienes se han vertido antes y ahora en el antes llamado Tercer Mundo. Siguen siendo pobres, siguen teniendo enfermedades endémicas erradicadas en los países civilizados, siguen teniendo regímenes corruptos, siguen muriendo de hambre, sigue habiendo guerras.

¿Qué falla? No han tenido a un Séneca, no han tenido un Cervantes, no han tenido un Homero, no han tenido un Platón o un Aristóteles. En suma, no están civilizados. No han tenido, sufrido o mamado el duro y angosto proceso de pasar de la antigüedad a la modernidad, del cavernícola al físico nuclear. Están en ello pero les queda un largo y tortuoso camino en el que las montañas de bienes ajenos de poco o nada sirven. No le des tomates. Enséñales a producir y vender tomates.
« 1 »

Lo más popular