seis billones en deuda de EEUU

La rocambolesca historia de los bonos falsos del Tratado de Versalles

La Policía italiana confiscó bonos estadounidenses por un valor de 6 billones de dólares, casi la mitad de toda la deuda de los Estados Unidos.

Toni Mascaró

El pasado viernes, la Policía italiana informó que había confiscado bonos falsos del Tesoro norteamericano por un valor cercano a los 6 billones de dólares. La cifra equivale, aproximadamente, a la mitad de toda la deuda de los Estados Unidos. La policía detuvo a ocho italianos por fraude internacional y otros crímenes financieros.

Según informa el Corriere della Sera, los carabinieri del ROS (Raggruppamento Operativo Speciale) confiscaron los títulos falsos en Zúrich por orden de la Fiscalía antimafia de la provincia de Potenza, en el sur de Italia, después de un año preparando esta "Operación Vulcánica". Las fuerzas de seguridad italianas actuaron en colaboración con las autoridades de Suiza y Estados Unidos apoderándose de los bonos antes de que los detenidos pudiesen colocarlos en el mercado.

Los bonos, con la efigie del presidente Woodrow Wilson, un valor nominal de 1.000 millones de dólares cada uno de ellos y fecha de emisión de 1934, se encontraban en "compartimentos falsos" en el interior de tres cajas que estaban identificadas con grandes letras doradas como: Chicago. Federal Reserve System. Mother Box. Treaty of Versailles. Expertos de la propia Reserva Federal de los Estados Unidos (FED) en la embajada norteamericana en Roma han confirmado la "total falsedad" de los títulos.

La embajada agradeció en un mensaje en Twitter a las autoridades italianas la captura de los "bonos ficticios". En su página web, la embajada explica que los bonos "formaban parte, presuntamente, de una trama para defraudar bancos suizos". Las autoridades, además, han enfatizado el riesgo que habría supuesto para el sistema financiero internacional la colocación de estos bonos en el mercado.

Las tres cajas habían sido transportadas de Hong Kong a Zúrich en enero de 2007, donde quedaron bajo la custodia de una sociedad fiduciaria helvética. Los bonos habían sido tratados con parafina para su conservación. En las cajas se encontraron también dos cheques sin fondos emitidos por HSBC Holdings Plc en Londres por valor de 205.000 libras (245.000 euros). En la misma operación, también se confiscaron bonos en Roma por valor de 2.000 millones de dólares.

Otro de los documentos encontrados en las cajas es nada menos que una copia del Tratado de Versalles. Supuestamente, estos bonos, por tanto, se corresponderían con los pagos efectuados después de la Gran Guerra para resarcir a Europa de los daños sufridos.

Curiosamente, a la hora de explicar qué pretendían hacer los detenidos con los bonos, los medios de comunicación han ofrecido versiones muy dispares. La BBC informó que "la Fiscalía no está segura de lo que planeaba la banda, pero cree que tenían intención de vender los bonos falsos". Yahoo, por su parte, aseguró que "los falsificadores esperaban usar los bonos falsos como colateral para préstamos". Sin embargo, según el Corriere della Sera, se sospecha de una importante organización criminal que los habría utilizado para cubrir relaciones poco claras con las economías emergentes. Pero, citando las conversaciones telefónicas interceptadas por los carabinieri, el mismo diario señaló que los implicados planeaban comprar plutonio con intermediarios nigerianos.

Según el portavoz del Servicio Secreto norteamericano, Edwin Donovan, fue, precisamente, el "astronómico" valor nominal de los bonos, lo que alertó a la Policía. Los bonos norteamericanos falsos con un elevado valor nominal son más comunes en Europa, donde la gente está menos familiarizada con el valor nominal que suelen tener estos títulos de deuda pública.

Por su parte, la portavoz de la Fiscalía del cantón de Zúrich, Corinne Bouvard, afirmó que había proporcionado información a sus homólogos de Potenza en 2011, pero que su parte en la investigación había concluido el 22 de julio. En un primer momento, las investigaciones italianas se centraron en un siciliano residente en Potenza "ya conocido por blanqueo de dinero y exportación de divisas al extranjero", según declaraciones de la Fiscalía italiana.

No es la primera vez que se descubren bonos norteamericanos falsos en Italia. En agosto de 2009 se encontraron bonos del tesoro valorados en 116.000 millones de dólares y en junio del mismo año otros 134.000 millones. Según el Servicio Secreto de los Estados Unidos, se producen unos 100 casos anualmente relacionados con bonos y otros instrumentos financieros falsos.

Los bonos del Tratado de Versalles

Las autoridades han explicado que el valor nominal de 1.000.000.000 dólares fue lo que despertó sus sospechas. Según el Servicio Secreto, es más fácil colarle un bono falso de ese importe a un europeo. Lo que no ha explicado el Servicio Secreto es cómo no va a levantar las sospechas de un europeo que en el año 2012 esos documentos se escondan en compartimentos falsos de cajas marcadas con la frase "Treaty of Versailles" en letras doradas y que, además, los bonos vengan acompañados por una copia del histórico Tratado de Paz de 1919.

Los analistas de la web ZeroHedge se preguntan si las tres cajas son falsas en realidad: "Podemos entender por qué alguien falsificaría el propio papel del Tesoro, lo que no comprendemos es por qué alguien se complicaría más todavía para crear un compartimento falso en donde guardarlo". A continuación, reproducen un documento, "en absoluto contrastado", en el que se menciona una enorme emisión de títulos norteamericanos en el periodo de entreguerras y que explicaría la autenticidad de los bonos.

Curiosamente, la página web en la que se origina ese documento está fechada el viernes 13 de enero de 2012, un mes antes de que los carabinieri hicieran pública la noticia de su hallazgo. El autor afirma que después de la I Guerra Mundial se emitió una enorme cantidad de títulos norteamericanos con valores nominales de cien mil, un millón, cien millones, y mil millones de dólares.

Se trataría, en realidad, de certificados de depósitos de oro que habrían sido imprimidos por la Reserva Federal con errores gramaticales deliberadamente con la intención de denunciarlos como falsos si algún día alguien quisiera colocarlos en el mercado. La historia viene acompañada de multitud de fotografías de cajas muy similares a las encontradas ahora en Zúrich. Varias de las fotografías, aparentemente tomadas en Asia, llevan la fecha 01/01/2007, que se corresponde con el envío de las tres cajas desde Asia a Suiza.

Finalmente, la mencionada página web enlaza una noticia de Bloomberg, fechada también en enero de 2012, en la que se relata el hallazgo de varias cajas repletas de bonos norteamericanos en una jungla de Filipinas. La noticia, titulada "nadie sabe la verdad sobre los 300.000 millones en bonos del presunto accidente aéreo" cita al agente especial del Servicio Secreto norteamericano Robert Gombar, quien asegura que todos estos bonos son falsificaciones, aunque reconoce: "Nunca hemos conseguido encontrar y cerrar las plantas donde se fabrican".

Acceda a los 3 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular