de aprobarse, estaría listo en 3 meses

¿Cómo podría aplicarse el copago de carreteras en Madrid?

La patronal de las constructoras confirma la viabilidad técnica de la propuesta realizada por Esperanza Aguirre.

El sistema para localización, seguimiento y cobro por el uso de las vías de alta capacidad de la red viaria española está inventado y nuestro país cuenta con empresas que podrían instalarlo en toda la red viaria en cuestión de meses. Si sólo se quiere aplicar a la Comunidad de Madrid "estamos hablando de que podría estar operativo antes del verano".

Así se ha expresado en declaraciones a Libre Mercado el director de la AEC (Asociación Española de la Carretera), Jacobo Díaz, quién sin embargo todavía no tiene demasiada confianza en que la iniciativa sugerida por Aguirre termine convirtiéndose en una realidad.

El llamado "copago" en las carreteras plantea varias preguntas que los conductores madrileños se han estado haciendo desde que ha saltado la noticia.

- ¿Cómo funcionaría?

En primer lugar, Jacobo Díaz explica que existen dos métodos para poder efectuar un seguimiento de los kilómetros que cada conductor hace en las vías de alta capacidad de la Comunidad de Madrid, lo que se conoce popularmente como las carreteras principales: distribuidores M-30 y M-40, avenidas y calles principales, "A1", "A2", "A3", "A4", "A5", "A6", "M11", "M12", etc.

El primer método –el más completo- pasaría por instalar en todo el parque móvil español un sistema llamado "On Board Unit", una suerte de tacómetro o procesador que enviaría una señal a un satélite, donde iría registrando la movilidad de cada coche, camión o motocicleta. El problema que presenta esta opción es que no podría ponerse en funcionamiento hasta que todo el parque móvil tuviera instalado dicho aparato.

La alternativa pasa por el control de matrículas a las entradas, salidas y pasos intermedios de las diferentes vías de alta capacidad. Funciona mediante el empleo de las cámaras que Tráfico ya tiene instaladas para captar las imágenes de los conductores que exceden el límite de velocidad con los radares. La idea, según Jacobo Díaz, sería incrementar notablemente el número de este tipo de cámaras e instalarlas en todos los pórticos de entrada o salida de los anillos distribuidores y las principales carreteras. De este modo, el sistema registraría, mediante la lectura de la matrícula, la entrada en la vía, los pasos que ha recorrido y la zona de salida. A continuación, haría un cálculo de los kilómetros recorridos y emitiría una factura.

- ¿Quién instalaría las cámaras?

Desde AEC nos advierten de que España tiene empresas muy cualificadas y eficientes en este tipo de tecnología. Por citar las más importantes, tenemos a Indra y a Etra. Las cámaras se instalarían en más pórticos, incrementando notablemente su número y, con él, la capacidad de control sobre el tráfico. Según los cálculos, de Jacobo Díaz, si se aprobase hoy la medida, "las cámaras podrían estar funcionando antes del verano" si sólo fuera en la Comunidad de Madrid. A nivel nacional, "en unos seis meses" podrían estar instaladas.

- ¿Se pagaría lo mismo a todas horas?

El director de AEC señala que de momento no se ha hablado de tarifas, pero que todo hace indicar que se tomará de referencia la llamada "Euroviñeta" (tasa que han de pagar los vehículos pesados en las carreteras europeas). Según sus declaraciones, dependiendo de la hora de tarificación –discriminando entre horas punta y horas valle- el precio del kilómetro podría variar entre los 0,03 euros/kilómetro y los 0,15 euros/kilómetro.

- ¿Existe en Europa?

La presidenta de la Comunidad de Madrid insiste en que esto ya existe en Europa. Y es cierto, aunque no del todo. En Europa se aplican tasas en algunas ciudades importantes, como Londres, donde se paga por acceder a la ciudad en coche. En otros países se paga una tasa mensual –además del impuesto de circulación- por el uso de las carreteras, pero es un importe fijo que pagan todos los ciudadanos que tienen un vehículo. En Portugal, tienen instalado el sistema de las cámaras lectoras de matrícula para algunas carreteras de peaje.

Por otro lado está la Euroviñeta. Es el impuesto que se cobra a los vehículos pesados de transporte por el uso de las carreteras europeas, para ayudar a financiar el deterioro que éstos infligen a las redes viarias.

En cualquier caso, un sistema tal y como el que se adivina para la Comunidad de Madrid, no existe en ninguna ciudad ni región de Europa. Es decir, un sistema que contabilice los kilómetros recorridos por cada uno de los vehículos en sus movimientos por las carreteras principales y facture una tasa variable en función de las horas y los kilómetros recorridos.

- ¿Es factible?

Desde la Asociación Española de la Carretera entienden que este tipo de medidas no sólo son necesarias, sino que son deseables. En cualquier caso, Jacobo Díaz pone una salvedad: poner en práctica el copago únicamente en la Comunidad de Madrid de forma aislada supondría en la práctica un desvío de tráfico rodado a vías secundarias no preparadas para soportar el paso de un gran número de vehículos. Esto supondría en la práctica un contrasentido entre el espíritu del copago en carretera y el resultado que persigue.

Ya en noviembre del año pasado la AEC propuso un debate sobre el pago por uso de carreteras donde proponía el bono de movilidad, "una medida provisional frente a la crisis". En su modelo proponía la "circulación libre y gratuita a todos los vehículos privados durante los primeros 15.000 kilómetros" que se recorran al año (100.000 kilómetros para profesionales). A partir de esa cifra, comenzaría la tarificación.

- Ejemplos

No hay ninguna indicación de la Comunidad de Madrid sobre el coste que tendría este copago. Por lo tanto, los ejemplos son simplemente una estimación, suponiendo unos precios similares a los propuestos por AEC en el pasado.

  1. Exentos los primeros 15.000 kilómetros, 10 céntimos por kilómetro en hora punta y 3 céntimos por kilómetro en hora valle. Un coche que circule 30.000 kilómetros al año por vías de alta capacidad, la mitad en el horario barato, pagaría 975 euros.
  2. Sin mínimo exento. Tarifa única de 5 céntimos por kilómetro. Circular 15.000 kilómetros al año por este tipo de vías costaría 750 euros.
Acceda a los 40 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular