Pese a la sequía bancaria

Claves para conseguir crédito

La cantidad menor posible, plazo mínimo y máximas garantías son puntos clave para finalmente poder conseguir un préstamo personal.

Iahorro.com

Esta semana conocimos los primeros datos del 2012 en concesión de hipotecas. Con 29.167 hipotecas firmadas en el menos de enero, el desplome se acelera hasta un 41,3% si lo comparamos con el mismo periodo de 2011. Este mismo fenómeno se está produciendo en los préstamos personales, y lo peor es que su reflejo lo veremos claramente cuando lleguen los datos de crecimiento y consumo interno de este primer trimestre.

El primer anticipo del Banco de España es claro, el consumo privado y los indicadores que miden la confianza de los consumidores y de los comerciantes minoristas retrocedieron en enero y febrero hasta niveles de 2010.

En este entorno los bancos prefieren frenar en seco con la concesión de operaciones tan básicas que arriesgarse a "paralizar" su negocio. Con baremos en los que sólo se conceden créditos a quienes no los necesitan ¿Hay alguna salida?

Por ello, desde iAhorro.com, os damos unos consejos que faciliten la concesión a la hora de plantear una operación de financiación:

1. Pedir sólo lo justo: los bancos miden la capacidad de devolución de forma mucho más estricta, por lo que a diferencia de unos años atrás, debemos olvidarnos de liquidez adicional (la cual es también bastante más cara) y apurar la financiación a lo estrictamente necesario.

2. Garantizarlo con nómina y contrato con antigüedad: en los préstamos personales, la garantía son nuestras ganancias y en caso de matrimonios casados en régimen de bienes gananciales las de ambos. Por lo que los ingresos recurrentes y estables son un punto muy importante, a lo que hay que añadir que muchas entidades.

3. Justificar el destino del préstamo: acompañemos a la petición siempre un presupuesto o factura pro forma, y razonar la razón del préstamo, reformas, vehículos o estudios son más valorados que por ejemplo destinos más "frívolos" como los viajes.

4. Acortar los plazos: Es una de tantos sin sentidos de la situación actual, ya que la capacidad de pago hace que en teoría se valore más pagar menos cuota, pero se valora también plazos más cortos de efecto contrario. Es preferible acortarlos lo más posible y así pagar menos intereses y amortizar más rápido, lo cual es más seguro para el Banco.

5. La obligatoriedad del seguro de amortización: incluso para pequeñas cantidades, los seguros de protección de pagos, que garanticen la devolución de préstamos en caso de muerte o incapacidad son de contratación obligatoria, intente pagarlo anualmente y no contrate primas únicas que anticipen el gasto durante toda la vida del préstamo y por tanto puede perjudicarle si puede amortizar anticipadamente.

6. Garantías adicionales: en el caso de un préstamo personal se traduce en más intervinientes o avalistas, pignoración de depósitos, fondos de inversión u otro tipo de títulos mobiliarios.

La cantidad menor posible, plazo mínimo y máximas garantías, en el entorno actual son puntos clave para finalmente poder conseguir un préstamo personal.

Pinche en la imagen para ver los mejores productos de financiación del mercado

Acceda a los 2 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular