El ajuste autonómico

Reajustar para crecer

La profunda crisis económica que atenaza la economía española ha obligado a todas las administraciones públicas del Estado a ejecutar importantes ajustes para poder afrontar una situación extremadamente complicada, caracterizada por un estancamiento del crecimiento y el aumento del desempleo. Ante este escenario, contra el que ya en 2008 la Región de Murcia adoptó, de manera pionera, un importante número de medidas, no queda más solución a corto plazo que promover políticas basadas en el máximo aprovechamiento de los recursos disponibles.

Políticas que deben priorizar, por encima de cualquier otra cuestión, las necesidades más básicas, como Educación, Sanidad, Protección Social y la cobertura al desempleo, sin menoscabo alguno en su calidad aun a costa de reducir la inversión en otros ámbitos. Esas son las prioridades fundamentales del marco presupuestario de la Región de Murcia, lo que exige llevar a cabo una gestión basada en criterios como la austeridad, el control en el gasto y la máxima transparencia para la obtención de recursos suficientes con que poder desarrollarlas y poder volver a la senda del crecimiento económico y la creación de empleo.

Nuestro modelo autonómico, sancionado y protegido por la Constitución, tal vez no sea totalmente perfecto y sí ciertamente mejorable en ciertos aspectos, pero ha de seguir consolidando los logros alcanzados en las últimas tres décadas, evitando duplicidades con otras administraciones, reajustando sus dimensiones, esfuerzos y actuaciones tanto a las disponibilidades reales como a las necesidades de los ciudadanos a quienes sirve.

Es más, debe salir reforzado de esta crisis, para lo que habrá de sustentarse en pilares tan esenciales como la responsabilidad, la contención y transparencia en el gasto, la lucha contra el déficit y el equilibrio presupuestario.

A las iniciativas que ya adoptó en su día el Gobierno de Murcia, como el Plan de Reequilibrio Financiero, las medidas de estímulo de la economía regional y el plan de pagos a los proveedores, se suman ahora otras nuevas destinadas a generar confianza, salir de la crisis y crear empleo. En este contexto se enmarca nuestra propuesta a favor de la creación de los Hispabonos como un instrumento de financiación de las comunidades autónomas bajo el paraguas de la garantía del Estado, que permita obtener recursos con los que garantizar la estabilidad financiera de las comunidades autónomas y la prestación de los servicios públicos esenciales.

Medidas que deben complementar el ambicioso plan de reequilibrio que acaba de aprobar el Gobierno murciano basado en un reajuste presupuestario para este año de 623 millones de euros, con el fin de reducir el desfase de las cuentas autonómicas y alcanzar el objetivo del 1,5% de déficit.

En cuanto a los empleados públicos, no habrá reducciones de sueldos pero sí una ampliación de la jornada semanal hasta las 37,5 horas. También disminuirá significativamente el número de interinos, de personal eventual y liberados sindicales y se potenciarán el control del absentismo laboral y la redistribución de efectivos.

Asimismo se ha aprobado la reducción de siete altos cargos del Gobierno regional y el recorte de un 3% del sueldo del resto, así como del 5% del de los 45 diputados regionales. También verán reducidas sus asignaciones la Asamblea Regional y el Defensor del Pueblo, cuyo presupuesto desciende de 1,6 millones de euros a 300.00 euros, y la Radiotelevisión Autonómica, cuya asignación pasa de 26 millones a 20.

Igualmente se reduce el número de entes públicos, de 72 a 38, mientras que se espera recaudar 128 millones de euros procedentes de la venta de inmuebles y del alquiler de puntos de amarre. Se prevé obtener otros 81 millones de ingresos de carácter impositivo mediante la eliminación de bonificaciones y el alza de los tipos en los impuestos de sucesiones y de actos jurídicos, a los que se suman el de patrimonio y el nuevo impuesto de medio ambiente para grandes empresas energéticas.

Todas estas iniciativas requieren de un amplio consenso social y de la máxima implicación de nuestros ciudadanos, de la unión de todos para así poder abrir una puerta a la esperanza que nos permita dejar atrás definitivamente la crisis y constituya un decisivo primer paso hacia ese futuro de prosperidad y bienestar para la Región de Murcia y el conjunto de España por el que estamos trabajando.

Ramón Luis Valcárcel es el presidente de la Región de Murcia.

Acceda a los 15 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular