mal día para la banca

El Ibex aguanta los 7.000 puntos, pese a caer un 1,29%

Excepto Repsol, que ha subido el 1,33%, el resto de los grandes valores ha bajado.

Lm/agencias

La bolsa española ha perdido el 1,29 por ciento por la caída de la banca y las constructoras, aunque ha conservado el nivel de 7.000 puntos. Con la prima de riesgo en 413 puntos básicos, el índice de referencia de la bolsa española, el IBEX 35, ha bajado 91,80 puntos, el 1,29 por ciento, hasta 7.027,10 puntos. Las pérdidas anuales son del 17,97 por ciento.

En Europa, bajaron Milán, el 0,66 por ciento; París, el 0,13 por ciento, y el índice Euro Stoxx 50, el 0,01 por ciento, mientras que subieron Fráncfort, el 0,53 por ciento, y Londres, el 0,52 por ciento. El alza del 0,7 por ciento de Wall Street en la víspera contribuía a la subida inicial.

Excepto Repsol, que subió el 1,33 por ciento, el segundo mayor avance del IBEX, el resto de los grandes valores bajó: Banco Santander, el 3,38 por ciento; BBVA, el 2,11 por ciento; Telefónica, el 1,51 por ciento, e Iberdrola, el 0,86 por ciento.

Sacyr Vallehermoso lideró las pérdidas del IBEX con un descenso del 8,21 por ciento, en tanto que ACS, que ha vendido el 10 por ciento de Abertis a OHL, cayó el 6,25 por ciento, seguida de Gamesa, que bajó el 4,89 por ciento; Abengoa, el 4,64 por ciento, e Indra, el 4,24 por ciento.

Ocho compañías del IBEX subieron: Grifols, el 3,42 por ciento, seguida de Repsol, en tanto que BME, que abonará dos dividendos en mayo, se revalorizó el 1,06 por ciento, mientras que DIA ganó el 0,92 por ciento.

En el mercado continuo destacó la caída del 8,63 por ciento de Uralita, mientras que Ezentis, que redujo sus pérdidas un 84 por ciento en el primer trimestre, comandó las subidas al avanzar el 7,33 por ciento.

La rentabilidad de la deuda española a largo plazo subía cuatro centésimas y se situaba al cierre en el 5,83 por ciento, mientras que el rendimiento de los títulos germanos bajaba seis centésimas y quedaba en el 1,68 por ciento.

El efectivo negociado se ha situado en 2.926 millones de euros, de los que cerca de 900 fueron intermediados por inversores institucionales.