"Necesitamos socios, no patrones"

Morales y Brufau se elogian como "socios estratégicos"

El presidente boliviano elogia al de Repsol y asegura que la petrolera será respetada en su país.

LIBRE MERCADO

El presidente boliviano, Evo Morales, y el de la petrolera española Repsol, Antonio Brufau, se elogiaron mutuamente como socios estratégicos, pocas horas después de que el primero expropiara una filial de la empresa Red Eléctrica de España (REE).

Morales y Brufau, junto con ejecutivos de British Gas y la anglo-argentina Pan American Energy, asistieron a la inauguración de una nueva planta de procesamiento de gas natural en el campo Margarita del sur de Bolivia, que permitirá aumentar las exportaciones hacia Argentina. "Yo quiero saludar al presidente de Repsol. Su presencia, su esfuerzo, su trabajo, como socios. Necesitamos socios, no patrones", dijo Morales, que llegó al lugar con dos horas de retraso por sus discursos previos sobre la nacionalización de la filial eléctrica española.

"Reconozco y reconocemos el liderazgo de Repsol, una de las empresas internacionales más grandes de todo el mundo, y su inversión siempre será respetada como socio, señor presidente de Repsol", agregó el mandatario en medio de aplausos de los asistentes al acto. Bolivia necesita inversión y socios, "pero no dueños de nuestros recursos naturales, ni dueños de nuestros servicios básicos", dijo el mandatario nacionalista, reiterando uno de sus lemas preferidos desde que llegó al poder, en 2006.

"Socio estratégico"

Brufau, a su vez, aseguró que está "satisfecho" de entregar la planta de margarita, en el departamento de Tarija, que procesará más gas natural para Argentina. Añadió que se demuestra con hechos la consolidación de la relación de Repsol con la firma estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y, a través de ella, con el Estado boliviano, al que calificó de "socio estratégico".

Bolivia exporta a Argentina alrededor de 7 millones de metros cúbicos diarios de gas natural, que, gracias a la nueva planta, subirán hasta 11,6 millones. El contrato vigente para la venta de gas de Bolivia a Argentina establece además que el volumen deberá incrementarse hasta 27,7 millones diarios en 2017.

Brufau dijo que la nueva planta permitirá aumentar la producción de Margarita de 3 a 9 millones de metros cúbicos diarios y anunció que en una posterior fase del proyecto se construirá una tercera planta para que en 2014 suba la producción a 15 millones de metros cúbicos por día. Repsol y sus socios invirtieron 600 millones de dólares en la actual fase y en una segunda invertirán otros 660 millones.

Silencia sobre Argentina

Brufau no aludió al conflicto de Repsol con Argentina por la reciente expropiación de la mayoría de las acciones de la petrolera española en Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), ni a la toma hoy de la filial de REE en Bolivia, con militares ocupando sus instalaciones. La inauguración de la segunda planta de Margarita fue programada antes de que Argentina anunciara el pasado 16 de abril la expropiación.

Margarita y el vecino campo de Huacaya forman el bloque Caipipendi, administrado por Repsol, que posee el 37,5% de la concesión, igual que BG, mientras que PAE tiene el restante 25%. El campo Margarita está situada en el Chaco boliviano, donde las temperaturas suelen llegar hasta 50 grados centígrados, aunque hoy apenas superaron los 20. Es en teoría uno de los mayores campos de gas natural de Bolivia, con reservas probadas de tres billones de pies cúbicos. En noviembre de 2011 Brufau ratificó ante Morales un plan de inversiones de Repsol en Bolivia de 640 millones de dólares para el período 2010-2014, durante una visita de ambos al mismo campo.

Morales obligó en 2006 a las petroleras, entre ellas Repsol y la brasileña Petrobras, a firmar nuevos contratos de operación, con mayores ingresos para Bolivia. Algunos medios locales han comentado que el 1 de mayo de 2006 Morales decretó la "nacionalización" petrolera con apoyo mayoritario de los bolivianos y los sindicatos, mientras que seis años después lo celebra en una planta de Repsol y con los trabajadores protestando contra él en la calle.

Acceda a los 3 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular