Insiste: el BCE tiene que actuar

El Gobierno dice que Rajoy "abrió el debate" y gana peso en la UE

Rajoy hace balance de la cumbre europea junto a su núcleo económico. Frente a la tibieza del BCE, el Gobierno destaca que el debate está abierto.

Ocho horas después de salir de la cumbre informal de líderes de la Unión Europea, Mariano Rajoy reunía a la Comisión Delegada para Asuntos Económicos y hacía balance de una cita clave para la economía española, noqueada por las turbulencias financieras, con una prima de riesgo que sigue por encima de los 480 puntos. El Gobierno cree que este extremo es inviable, y que no hay país que pueda crecer con un diferencial tan alto con respecto al bono alemán. Y de ahí que, por primera vez y aunque dijo respetar su independencia, el presidente se dirigió -por primera vez- expresamente al Banco Central Europeo para reclamarle que mueva ficha e inyecte liquidez.

En una primera lectura, el Gobierno habla de "satisfacción" por lo conseguido. Y esto es que Rajoy abrió el debate y fue escuchado con atención por los veintisiete. Aún más, su equipo económico asegura que en Chicago la delegación alemana, con Angela Merkel a la cabeza, se situaron del lado de Rajoy a favor de que el organismo que preside Mario Draghi articule una respuesta a la presión de la deuda.

Ahora bien, el BCE es independiente y como tal, expone fuentes gubernamentales, no puede recibir una orden pública de la UE. "Podría provocar el efecto contrario, una incertidumbre total, ya que estaríamos escenificando que estamos en el límite", expone un asesor de Moncloa. Así pues, lo importante es que se habló del tema. "No esperábamos que se tomara ninguna decisión porque no era el escenario. Era una cumbre informal, no se toman decisiones", destacan. Ponen como ejemplo que, aunque se habló de ello, no hubo postura oficial sobre los eurobonos, que provocó un choque de trenes entre Francia y Alemania.

Ya en Madrid, tras una jornada delegada, Rajoy reunió a su núcleo económico, en el marco de la Comisión. Un componente de la misma insiste en la idea de que España vuelve a contar en Europa y su mensaje se escucha y se estudia. "Y esto no pasaba hace mucho", reseña. "El presidente no ha cambiado su discurso. Ante Merkel, ante Hollande, ante los líderes de la UE. Siempre ha dicho lo mismo", argumenta.

El que el jefe del Ejecutivo tenga las ideas tan claras gusta a Europa, según Moncloa. "Francia está en clave electoral, con las legislativas a la vuelta de la esquina, España tiene un discurso y lo mantendrá", afirman. Tres pilares: compromiso con el objetivo del déficit público, reformas que no excluyan medidas de crecimiento y, como urgente y decisivo, que la UE lance un mensaje a favor de la sostenibilidad de la deuda. "Hay algo que es capital. Si las deudas públicas no se pueden sostener tenemos un problema, pero esa es una decisión que corresponde al Banco Central Europeo y que ya tomó en alguna ocasión", expuso el propio Rajoy, pasadas las dos de la madrugada, en Bruselas.

Acceda a los 2 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular