Gusto by Colomer

Gonzalo Colomer: "Somos una marca muy española y queremos seguir siéndolo"

Una nueva marca nace de la crisis con zapatos para hombre, "buenos, bonitos y baratos".

Empresa: Gusto by Colomer
Nombre: Gonzalo Colomer
Sector: Retail
Relacionado

Se lanzaron al mercado a través de una tienda on line con la filosofía de "zapatos elegantes y cómodos a más no poder". Con esa idea, Gonzalo Colomer y su hermano Jaime crearon una firma de calzado masculino que une el tradicional gusto inglés con el diseño italiano, “Gusto by Colomer”. Ambos vieron un hueco de mercado porque entendían que "los zapatos de vestir formales que encuentras en casi todos los sitios de todas las marcas tienen un precio elevado y no son demasiado cómodos".

Este empresario tiene varias compañías fundamentalmente centradas en la venta on line de productos originales, regalos especiales... De hecho, Gonzalo Colomer es conocido por nuestros lectores por su trabajo al frente de la tienda de Libertad Digital en la que siempre "intenta ofrecer productos que no encuentras en la calle".

Con estas premisas, y con la idea de que las grandes crisis son una oportunidad, han abierto hace apenas tres semanas su primera tienda en Madrid. Lejos de conformarse con esta apertura, ya están buscando locales para abrir nuevas tiendas. Gusto by Colomer ha creado un zapato extremadamente cómodo "para llevarlo todo el día sin problemas" y por ello han aplicado la tecnología Memory Sole. Viene a ser una suela flexible de caucho que se adapta a la pisada del pie de cada uno y luego recupera su estado original, un efecto muy similar al de los colchones de viscoelástica. Gonzalo Colomer nos cuenta, en una entrevista a Libre Mercado, cómo encontrar un hueco en el sector del retail tradicional.

Pregunta (P): ¿Cuándo nace Gusto by Colomer?

Respuesta (R): La idea comienza hace más o menos un año y medio. Vimos que hay un hueco de mercado, los zapatos de vestir formales que encuentras en casi todos los sitios tienen un precio elevado y no son demasiado cómodos. Entonces pensamos, ¿y si nosotros fuésemos capaces de hacer un zapato formal de este tipo, cómodo y a un precio competitivo?.

P: Una vez que sabíais lo que querías hacer, teníais la idea y la marca, ¿cuál fue el proceso hasta llegar a abrir una tienda apenas unos meses después?

R: Con lo que teníamos, empezamos a hacer diseños. Todos los diseños son nuestros, comenzamos a hacer pruebas, a buscar fábricas en todo el mundo. Hacer este tipo de zapato formal y clásico es muy complicado. Llevan un trabajo artesanal muy extenso. Nos lanzamos en noviembre de 2011 y abrimos el negocio primero on line, creamos una tienda, Gusto by Colomer, con mucho valor. Vimos que nuestro producto gustaba y decidimos, pasadas las navidades, abrir la primera tienda off line, para mezclar ambos mundos.

P: Muchos de esos modelos los habéis creado para niños.

R: Si, yo por ejemplo que soy padre, algunas veces cuando me he comprado unos zapatos, he dicho, si hubiese unos iguales se los compraría a mi hijo, y qué ilusión y qué gracia me haría que llevasemos los mismos zapatos. Nunca los encontré. Ésta es una de las patas de la idea, zapatos de vestir maravillosos, muy cómodos, a un precio asequible y que algunos de esos modelos se los pueda poner el hijo.

P: Además vuestros zapatos tienen una denominación muy particular

R: Sí, les hemos puesto nombre. Hemos humanizado el calzado, curiosamente ningún zapato tiene nombre. Puede tener una denominación por el estilo de zapato, pero nosotros quisimos ponerles nombre y se llaman Don Gonzalo, Don Javier, Don Jaime… y los que tienen también zapato para niño se llaman Don Gonzalo Jr… Somos una marca muy española y queremos seguir siéndolo.

P: ¿Cuándo comenzaste tu andadura como empresario?

R: Empecé hace seis años. Cuando creí que estaba realmente preparado para ello. Tenía 39 años y después de tener cierto éxito en varias empresas como empleado decidí que todas las ideas que tenía para otros las podía tener para mí.

P: Emprender en un momento como este es muy complicado y si, además, se hace dentro del sector del retail tradicional la complicación se agrava, ¿qué te llevó a dar este paso?

R: Yo no entiendo el ser empresario de otra forma que no sea arriesgar, además entiendo que en tiempos de crisis todavía hay más razones, porque es cuando más oportunidades hay. Lo que hay que hacer en épocas de crisis es adaptarse. Nuestros zapatos podrían valer 199 y 220 euros, porque lo valen. Pero entendemos que hoy el mercado y la gente, con la crisis que hay, si le podemos dar un zapato por 99 euros, pues es maravilloso. Que vayan bien vestidos y estupendos pero por poco dinero.

P: ¿Da vértigo empezar con casi 40 años una aventura empresarial?

R: Sí, da un poco de miedo. Pero en este país, cuando pasas como empleado de 44 o 45 años, parece que ya no vales. Cuando tenía 39 años, dije ahora o nunca. Tenía experiencia, suficiente dinero para probar, sin que mi familia se arruinase.

P: ¿Cuáles son las claves del éxito?

R: La clave de todo empresario que quiera llegar a algo son las dos ‘r’, riesgo y responsabilidad. No puedes montar nada sin riesgo. Hoy vamos muy, muy ajustados pero estamos contratando, cuando todo el mundo despide, nosotros estamos contratando, aunque seamos pocos.

P: ¿Además de los zapatos, qué otros productos ofrecéis?

R: Creamos una marca de relojes “Colomer and Sons”. Hacen un mix  perfecto con los zapatos. Tienen la misma filosofía, descubrir mercados donde pensamos que muchas marcas han abusado de los márgenes que obtienen. Tanto un zapato como un reloj, desde su coste de fabricación a su coste cuando está en la calle, se multiplica entre seis y diez veces.

P: ¿Qué planes de futuro tenéis?

R: Nosotros hemos creado “Gusto by Colomer” con intención de llegar al mundo entero. Piensa en grande, yo creo que un empresario que se precie no puede pensar en pequeño. Es la primera zapatería que voy a abrir y ya estamos buscando local para la segunda.

P: ¿Crees que está mal visto ser empresario en España?

R: No en todos los ámbitos. El problema es que el empleado entienda qué es el empresario al igual que el empresario tiene que entender que sin el empleado no es nadie. Hay que trabajar en equipo, el equipo es la clave de todo. El empresario tiene que ayudar a toda su gente a que se sientan importantes y que entiendan que sin ellos no estarían allí.

P: ¿Volverías a trabajar por cuenta ajena?

R: Nunca en mi vida, ni debajo de un puente. De momento nos va bien, pero si fuese mal y nos quedásemos mi hermano y yo solos y tuviésemos que despedir a la gente, estoy seguro de que montaríamos algún negocio, aunque tuviésemos que empezar con un jamón en el hombro vendiéndolos por los bares, luego tendríamos una distribuidora… cuando lo tienes en la sangre no dejas de pensar.

Lo más popular