el déficit crece un 51% hasta abril

El Estado dispara el gasto un 15% mientras la recaudación cae un 5%

La Administración Central ha incurrido ya en el 70% del descuadre previsto para todo el ejercicio.

El balance presupuestario del Estado en los primeros cuatro meses del año arroja un balance negativo en cuanto a cumplimiento del objetivo de déficit. El Gobierno central ha registrado un descuadre del 2,39% del PIB hasta abril (25.462 millones de euros), lo cual supone un 51,2% más que el mismo período del pasado año (8.624 millones más). Este desvío significa que el Estado ha incurrido ya casi en el 70% del déficit previsto para todo el ejercicio, cuyo nivel máximo está fijado en el 3,5% del PIB.

El análisis detallado de los datos de ejecución presupuestaria muestra que el gasto público ha seguido creciendo al tiempo que la recaudación fiscal ha caído pese al aumento de impuestos. Así, según muestra la Intervención General del Estado (informe de 2012 e informe de 2011), el gasto de la Administración Central se ha incrementado un 14,7% interanual hasta abril (7.101 millones más), mientras que los ingresos acumulan una caída del 4,8% (1.498 millones menos que en el mismo período de 2011).

El gasto crece

En cuanto a la evolución del gasto por partidas, según el informe de Hacienda, el gasto en personal crece un 0,1% interanual; los gastos corrientes caen un 32,8%; y los costes financieros (deuda pública) se disparan un 31,5%. En este último caso, los pagos acumulados ascienden a 11.381 millones de euros, 2.725 millones más que un año antes.

Asimismo, las transferencias corrientes del Estado han acumulado pagos por valor de 31.779 millones de euros, unos 6.300 millones más que un año antes (incremento del 24,8%). Esta evolución se debe, básicamente, al anticipo de transferencias concedido a las CCAA (5.176 millones). Es decir, el Gobierno ha adelantado dinero a las autonomías ante las dificultades financieras que atraviesan en los últimos meses. Pese a ello,  su incidencia en el déficit del Estado, según Hacienda, será "temporal", ya que "se irá diluyendo a lo largo de los próximos meses".

La recaudación cae

Pese a todo, la cuestión es que, hoy por hoy, en términos de contabilidad nacional, este incremento de gastos ha disparado en gran medida el déficit del Gobierno central. Y es que, la recaudación de impuestos no ha seguido la evolución que se preveía. No en vano, pese a la subida de impuestos, los ingresos fiscales del Estado caen en cerca de 1.500 millones de euros hasta abril (un 4,8% interanual menos). Y ello debido, básicamente, a la menor recaudación por impuestos indirectos, que baja en algo más de 1.100 millones de euros (un 9,3% menos).

Acceda a los 7 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular