La decisión, el 1 de septiembre

Michael Leven, de Eurovegas: "Nuestro negocio no es promover el vicio"

El segundo de Sheldon Adelson ha pasado por Madrid para responder a preguntas sobre el proyecto de Eurovegas. La decisión estará el 1 de septiembre.

Leven, en un momento de la rueda de prensa | EFE

La decisión sobre la ubicación de Eurovegas llegará, como muy tarde, el próximo 1 de septiembre. Tal es el compromiso de Sheldon Adelson, el máximo accionista de Las Vegas Sands Corporation que ha transmitido este martes en Madrid su número dos, Michael Leven.

Tal y como ocurriera este lunes en Barcelona, Leven ha dado una rueda de prensa frente a un gran número de medios de comunicación, buena muestra del interés mediático que está levantando el proyecto. Una comparecencia en la que ha estado cerca de una hora respondiendo las preguntas de los periodistas.

¿Madrid o Barcelona?

La primera gran cuestión en el aire era, obviamente si el proyecto se ubicará en Madrid o Barcelona. En repetidas ocasiones el ejecutivo de Las Vegas Sands ha recalcado que la decisión no está tomada, que "las dos ciudades son increíbles" y en ambos casos se ha tenido "una respuesta estupenda de los gobiernos".

Además, Leven ha apuntado algo que hasta el momento quizá no se haya ponderado lo suficiente en los medios: la importancia de la localización concreta, más allá de que esté en una ciudad o en otra. "La localización será muy importante -ha dicho-, para nosotros es decisivo saber cuál es el mejor sitio para el proyecto".

En este sentido incluso se ha apuntado que el precio del suelo no sería un factor determinante, mientras que por el contrario sí lo serían cuestiones como "el entorno, los accesos al aeropuerto, la topografía" o incluso "la geología", que efectivamente no es cuestión baladí a la hora de levantar edificios de decenas de plantas.

Esto tendría una primera consecuencia: pese a que la empresa sigue diciendo que Madrid y Barcelona están al 50%, la realidad es que la capital tiene en estos momentos tres terrenos en liza: los ya conocidos de Valdecarros y Alcorcón y unos nuevos en Paracuellos del Jarama que se ha incorporado recientemente a la carrera.

En el caso de Barcelona, por el contrario, sólo estarían siendo considerados los terrenos originales en las cercanías del aeropuerto del Prat. A priori, esto daría más posibilidades a la capital que a la Ciudad Condal.

Buscando financiación

Según ha desvelado Leven a los periodistas su compañía está iniciando las conversaciones para conseguir la financiación necesaria para comenzar la primera fase del proyecto.

De completarse tal y como está prevista en este momento, esta etapa inicial del desarrollo de Eurovegas supondría la construcción de cuatro hoteles de 3.000 habitaciones cada uno, y para ello serían necesarios unos 6.000 millones de euros, de los que la empresa aportaría un tercio y necesitaría financiación bancaria de los otros dos.

Esta advertencia no implica que la empresa no espere completar la financiación –de hecho ya están hablando con más de 40 bancos para conseguirla, entre ellos "algunos españoles"– sin embargo, la compañía no puede mostrarse completamente segura de conseguirla en las actuales circunstancias de mercado.

No obstante, a pesar de los "problemas" que puedan derivarse de la situación internacional, Leven ha asegurado que el proyecto es más difícil, "pero está muy lejos de ser imposible, en el mundo hay empresas con dinero como la nuestra y también bancos con dinero".

¿Qué podría acabar con Eurovegas?

Siempre en esta línea optimista Leven ha admitido dos eventualidades que podrían dar al traste con el proyecto: que no se lograse la financiación necesaria y que los acuerdos a los que está llegando Las Vegas Sands con las distintas administraciones no superasen los correspondientes filtros legislativos. En los dos casos Las Vegas Sands estima que las probabilidades de que ocurra algo tan grave cómo para tener que suspender el proyecto "son muy escasas".

Leven, además, se ha mostrado seguro de que "la crisis de la que todo el mundo habla acabará" antes o después y entonces "este proyecto todavía seguirá en marcha por muchos años".

Por otro lado, el número dos de Las Vegas Sands se ha mostrado convencido de que no hay otra ubicación posible para su proyecto en Europa que nuestro país. En primer lugar porque "mister Adelson es un fan de España desde hace años" y "cree que España es el mejor lugar de toda Europa para un 'strip' –en referencia a la famosa avenida de Las Vegas-.

Además, hay consideraciones más prácticas: "España tiene un buen clima y una fuerza de trabajo de calidad, acostumbrada al turismo y a ofrecer un alto nivel de servicios", además de una logística y unas infraestructuras impecables. De hecho, Leven ha reconocido que "nos han llamado de otros países" para llevar allí el proyecto, pero Adelson y Las Vegas Sands se han mostrado convencidos de que España es el lugar adecuado.

Frente a las críticas: empleos

Por supuesto, Michael Leven ha tenido que enfrentarse a algunas preguntas que resumían los puntos que se están más se están criticando alrededor del proyecto.

Así, para empezar ha dejado muy claro el carácter de su compañía, por contraposición a las acusaciones que se vienen vertiendo sobre ella: "No estamos en el negocio de promover el vicio, ni en el de destruir el medio ambiente, ese no es nuestro negocio". Por el contrario son una compañía dedicada "al turismo, al negocio hotelero, a los congresos, el entretenimiento y el juego", si bien los casinos no ocupan "más que un 5% de la superficie de nuestros resorts.

Del mismo modo, ha negado que se esté pidiendo que Eurovegas sea un paraíso fiscal: "No queremos un tratamiento privilegiado, sólo que se tenga en cuenta la magnitud del proyecto".

Sí ha reconocido que se están negociando algunos aspectos que no ha querido concretar ya que "las conversaciones siguen desarrollándose". Uno concreto sí ha citado asegurando que ya se están haciendo notables progresos: que los permisos administrativos para la construcción se gestionen de una forma rápida.

Así, se ha mostrado convencido de que muchas de las críticas son "por razones políticas" y frente a éstas ha señalado que Las Vegas Sands cree "que el proyecto beneficia a España y Madrid o Barcelona" y que a cambio esperan "obtener unos beneficios que compensen los riesgos que corremos".

También ha dado algunas cifras sobre las previsiones de puestos de trabajos que esperan crear, ofreciendo datos comparativos de los actuales resorts de la compañía: "En este momento en nuestro centro en Singapur tenemos 2.400 habitaciones y 15.000 empleados, además de que se crean otros 15.000 puestos de trabajo indirectos".

Así, de llevar a cabo el proyecto para España en su totalidad, que contaría con 36.000 habitaciones, no es descabellado suponer que se crearían más de 150.000 puestos de trabajo.

Acceda a los 7 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular