Dudas entre los ahorradores

¿Abro una cuenta en el extranjero?

Quien más y quien menos ya se está planteando cómo mantener sus ahorros a salvo.

Iahorro.com

La situación económica no coge a nadie desprevenido, quien más y quien menos ya se está replanteando maneras seguras de mantener sus ahorros a salvo, por lo que pueda ocurrir. Invertir nuestro capital en productos bancarios seguros y garantizados es una excelente opción, pero ya hay muchos que prefieren llevarlos a economías mucho más estables para alejarlos del inestable euro.

Lo primero que hay que advertir al ahorrador es que el miedo no es un buen consejero, lo es la información completa e independiente. Abrir cuentas en un país extranjero tiene costes, tanto de desplazamiento, como de mantenimiento de cuentas (muchos países cobran bastante por tener una cuenta corriente) o el riesgo del tipo de cambio (de que el euro aumente de valor respecto a la moneda en que tenemos el dinero).

Hay formas de tener el dinero ahorrado en otra moneda sin tener que viajar y demás complicaciones: abrir un fondo de inversión cuyos activos estén denominados en una moneda distinta al euro. Mucho más sencillo y con menos costes.

Los países elegidos

Desde mediados del año pasado, de España han salido casi 200.000 millones de euros hacia cuentas situadas en bancos en el extranjero. Y la cifra crece mes a mes. Dentro de la zona euro, los países elegidos son Alemania, Luxemburgo y Holanda, pero teniendo en cuenta que la situación de la moneda común no es la más adecuada en estos momentos, muchos son los inversores y ahorradores que escogen Suiza, Gibraltar o Andorra.

Atrás quedaron los tiempos en los que tener una cuenta en Suiza estaba destinado a grandes fortunas. La banca privada y los servicios online han crecido y en algunos casos podremos abrir nuestra cuenta desde España.

Pros y contras de abrir una cuenta en el extranjero

Parece que escogiendo una cuenta en el extranjero tendremos protegidos nuestros ahorros, pero lo cierto es que también tendremos más gastos y será necesario realizar un mayor número de trámites, sin olvidar que todavía en muchos países es necesario presentarse físicamente para abrir la cuenta, como ocurre con Andorra.

Para el pequeño ahorrador el cambio hacia entidades extranjeras puede ser una opción poco aconsejable. Algunos países, como Reino Unido, son muy exigentes en la documentación para evitar la evasión y el blanqueo de capitales, por lo que resulta muy difícil abrir una cuenta en el país sin vivir allí.

Aunque en Suiza y Luxemburgo los trámites son más sencillos, los saldos mínimos y comisiones también son más altos, lo que puede compensar para capitales importantes pero no para el ahorrador medio.

En Suiza también se solicitarán pruebas de identidad y de la naturaleza del capital, así como un extracto de la situación financiera, el extracto bancario de la entidad española o una copia de la declaración de la renta. La opción más sencilla será la de optar por la banca suiza online, en la que las comisiones y gastos son mínimos o nulos, pero en la que se precisará para su gestión ciertos conocimientos de inglés.

Toca cuenta que se abra en bancos extranjeros deberá ser declarada al Banco de España mediante el impreso DD1 en un plazo máximo de 30 días. Los depósitos, en cualquier país de la Unión Europea, estarán garantizados hasta un límite de 100.000 euros por titular y entidad por el Fondo de Garantía de Depósitos de cada país. Que el dinero esté en uno de los bancos más seguros del mundo también ayudará.

Si uno quiere tener su dinero en el extranjero, que lo tenga. Sin embargo, para proteger nuestro dinero lo que hay que hacer es tener una buena formación financiera y diversificar adecuadamente. No tiene sentido tener todo nuestro dinero en una misma cesta, sea ésta española o extranjera.

Pinche en la imagen para acceder a las mejores cuentas remuneradas en España

Acceda a los 9 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular