Mientras el Bundesbank enfría los ánimos

Merkel y Hollande hablan por teléfono para buscar una salida a España

El presidente francés y la canciller alemana discuten cómo poner en marcha cuanto antes los acuerdos del último Consejo Europeo.

Libre Mercado

Toda Europa está pendiente de España. La semana más movida de los mercados del Viejo Continente en los últimos meses se recordará también por la sucesión de reuniones, ruedas de prensa, informes y declaraciones que han tenido como centro de atención la situación de la economía hispana. Y tras cada una de ellos se ha producido el correspondiente movimiento de los mercados, en una montaña rusa que ha traído de cabeza a los analistas y los inversores.

Este viernes, después de una jornada de euforia tras las palabras de Mario Draghi del jueves en las que aseguraba que haría todo lo posible por defender el euro, le tocaba el turno al Bundesbank de enfriar un poco los ánimos. Así, el banco central alemán aseguraba que esto de la compra de bonos habría que estudiarlo bien. Las bolsas que habían abierto al alza, se relajaban y, aunque no había caídas significativas, se mantenían planas, como expectantes ante el siguiente movimiento.

Y en esto, los gobiernos alemán y francés desvelaban que Angela Merkel y Francois Hollande iban a hablar a eso de las 13.00, con el objetivo de encontrar una solución a la crisis española que incluya la compra de deuda pública. De nuevo, los mercados reaccionaban de forma positiva, aunque sin la euforia del jueves. Todos los jugadores miran con atención el tablero europeo. Pero parece como que nadie sabe muy bien a quién le toca jugar ahora ni, mucho menos, cuál será su próximo movimiento.

Hollande y Merkel

De esta manera, el presidente francés y la canciller alemana discutirán este viernes por teléfono a partir de las 13:00 horas acerca de la situación en la eurozona y en particular sobre la forma de ayudar a España, según han informado fuentes del Elíseo. La rápida aplicación de las decisiones adoptadas por el Consejo Europeo de finales de junio será otra de las cuestiones abordadas por Merkel y Hollande en su conversación telefónica.

Según el diario Le Monde, los países de la eurozona y el Banco Central Europeo (BCE) preparan una intervención concertada en los mercados para frenar el aumento de la prima de riesgo y los intereses de la deuda de España e Italia. El principal escollo para activar este plan, asegura el rotativo francés, es que el Gobierno de Rajoy se decida a pedir formalmente por segunda vez la activación del fondo de rescate, en este caso para comprar deuda en el mercado secundario.

El Bundesbank

Lo más extraño de todo esto es que unas horas antes, el Bundesbank acababa con la fiesta en los parqués europeos con una declaración en la que aseguraba que no ha cambiado su visión sobre la posibilidad de que el Banco Central Europeo (BCE) compre bonos.

Así, el banco central alemán ha insistido en que es "problemático", ya que crea falsos incentivos para los países, según recoge la agencia Dow Jones. Sin embargo, ha dicho que lo que no tiene problemas es que el fondo de rescate, el FEEF, compre bonos. Esta opción, sin embargo, requiere que el país que quiera utilizar esta herramienta pida formalmente la ayuda. Un portavoz del banco central alemán señaló que la concesión de una licencia bancaria al fondo de rescate europeo sería fatal al significar una financiación, de hecho, de los gobiernos, algo prohibido por los tratados comunitarios.

Hace menos de dos semanas, el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, aconsejó a España cobijarse bajo el paraguas de rescate del euro como país y no limitarse a pedir ayudas para su sector bancario.

Acceda a los 11 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular