Examinan los posibles problemas

Iberia y British Airways preparan una "hoja de ruta" por si España sale del euro

IAG, el holding que aglutina a ambas, subraya la "elevada exposición" a la que sería la periferia de la zona euro.

lm/agencias

International Airlines Group (IAG), el holding resultante de la fusión entre Iberia y British Airways, ha iniciado "un proyecto de "hoja de ruta para estar preparado en caso de que España abandonara el euro", según ha informado la compañía.

Con este proyecto, informa Europa Press, pretenden examinar los problemas comerciales, administrativos, de personal y de los sistemas que deberían abordar en caso de que este supuesto ocurriera.

El grupo ha remarcado que tanto su consejo como su comité de dirección examinan regularmente el riesgo de la zona euro y las iniciativas adoptadas para gestionar el impacto en la compañía, en la medida en que sea "factible".

Así, ha explicado que entre estas medidas se encuentra la creación de un grupo de gestión de la crisis de la zona euro, que se reúne cada quince días para analizar el desarrollo de los proyectos, junto a la planificación de escenarios basados en anteriores impactos de la actividad.

Del mismo modo, prepara acciones para garantizar que las políticas de cobertura y del riesgo financiero de contraparte continúan ajustándose a los fines perseguidos.

El grupo también destaca que sufre una "elevada exposición" a la periferia de la zona euro, por su base española de Iberia, y que dicho riesgo es "menor" en cuanto a su red de rutas a través de British Airways.

IAG apunta que Iberia aporta el 27% del volumen de negocio externo del grupo y aproximadamente la mitad procede de España, motivo por el que puntualiza que el "deterioro" de la economía española, unido a la "incesante" competencia ha significado pérdidas para la aerolínea española.

En cuanto a British, destaca que sólo obtiene alrededor del 5% de sus ingresos de rutas a Italia, España, Portugal y Grecia.

Respecto a la exposición de la compañía a bancos italianos, irlandeses, portugueses y griegos es inferior a un millón de euros, y se trata de dinero líquido empleado para atender necesidades operativas diarias.