Reunión el pasado miércoles

Montoro asegura a los funcionarios que no habrá nuevos recortes

Ambas partes se comprometieron a no informar hasta hoy para no "interferir en la relación" ante la gravedad del conflicto.

LM/AGENCIAS

El presidente nacional de la Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSI-F) se ha reunido por primera vez con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para trasladarle su malestar por la situación de los servicios públicos y presentarle formalmente el calendario de movilizaciones.
 

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, mantuvo el pasado miércoles una reunión "discreta" con el presidente del sindicato de los funcionarios CSI-F, Miguel Borra, en la que le trasladó que el Gobierno no tiene intención de aplicar nuevos recortes en el sector público.

Según fuentes de CSI-F indicaron a Europa Press, en esta reunión, la primera desde la llegada del PP al Gobierno y celebrada a instancias del sindicato, Montoro explicó a Borra "que no había otra opción que los recortes anunciados para salvar las cuentas públicas".

Además, el ministro de Hacienda le trasladó que "cuando las circunstancias lo permitan, el Gobierno compensará al colectivo por el sacrificio realizado"; y mostró su voluntad de convocar diferentes mesas de negociación en los diferentes ministerios para analizar las condiciones de trabajo de sus trabajadores.

Las mismas fuentes apuntan que el sindicato ve "con cautela" las palabras de Montoro dada la situación "inestable" de las cuentas públicas y por el hecho de que el ministro de Hacienda no precisó durante encuentro las principales líneas presupuestarias para el año que viene.

Por su parte, Borra trasladó al ministro de Hacienda la "indignación" y el "profundo malestar" del colectivo, que se siente "maltratado" tras la reciente supresión de la paga extra de Navidad, con la que estos trabajadores suman una pérdida del poder adquisitivo del 30% en los últimos cuatro años.

Además, Borra denunció la "campaña de desprestigio" emprendida contra ellos desde distintos ámbitos y le pidió que "moderara y eliminara" del lenguaje del Gobierno determinadas expresiones que van en detrimento de su imagen.

Junto a estas reclamaciones, el presidente de CSI-F comunicó a Montoro de viva voz el calendario de movilizaciones que el sindicato prevé llevar a cabo en los próximos meses y su decisión de oponerse "frontalmente" a las medidas del Gobierno.

Así, los sindicatos mantendrán en el mes de agosto las protestas en los centros de trabajo y en septiembre realizarán diferentes jornadas de lucha en las administraciones públicas con el resto de los sindicatos del sector, así como una marcha hasta Madrid el 15 de septiembre. Las protestas del sindicato culminarán a finales de septiembre con la convocatoria de una huelga general en el sector público.

Como alternativa a las medidas del Gobierno, CSI-F trasladó a Montoro su propuesta de pacto de Estado para modernizar las administraciones públicas –evaluación de la productividad, movilidad, eliminación de duplicidades, etc– y le emplazó a analizarlo en una próxima reunión, "con medidas concretas", explicaron las mismas fuentes.

 

Acceda a los 14 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular