en el primer trimestre del año

Las remesas enviadas desde España caen un 14%

La crisis económica está transformando a España de país de acogida de inmigrantes en emisor.

LM/AGENCIAS

El aumento del desempleo entre los inmigrantes ha hecho que las remesas de dinero enviadas desde España se redujeran un 14% en los tres primeros meses del año, respecto al mismo periodo de 2011, ya que se mandaron a sus países de origen 1.548 millones de euros, frente a los 1.851 de un año antes.

Según un informe de remesas.org, por segunda vez en los últimos cuatros años las remesas que emite España sufren un descenso, principalmente por la falta de trabajo entre los inmigrantes, que está provocando un aumento del retorno.

La crisis económica está transformando a España de país de acogida de inmigrantes en emisor, con un número creciente de españoles que deciden probar suerte en el extranjero, indican los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

En concreto, y según las estimaciones del INE, España recibió en el primer semestre de 2012 un total de 178.021 personas, frente a las 269.515 -entre españoles y extranjeros- que decidieron abandonar el país en el mismo periodo.

Respecto a los inmigrantes, crece el retorno sobre todo de aquellos ciudadanos procedentes de países como Ecuador, Brasil y Colombia donde la mejora en la situación económica les brinda en estos momentos más oportunidades.

"Calculamos que casi la mitad de la población colombiana que vive en España podría volver en los próximos meses porque la economía de Colombia es ahora de las más pujantes", pronostica a Efe el vicepresidente de ACULCO -Asociación Sociocultural y de Cooperación al Desarrollo por Colombia e Iberoamérica-, Iván Santos.

Explica que las remesas son menos rentables que hace unos años por la pérdida de valor del euro. "Por un euro, te daban 3.000 pesos y ahora unos 2.000".

El saldo entre los inmigrantes que salieron del país y los que entraron es negativo: 228.890 abandonaron España y entraron 178.021, por lo que entre enero y junio de 2012 había 50.869 extranjeros menos. También están en rojo las cifras que miden el empleo de los ciudadanos extranjeros.

Las cifras de la EPA -Encuesta de Población Activa- muestran que, de los casi cuatro millones seiscientos mil extranjeros que habría en España en edad de trabajar, 2.215.900 tienen empleo, más de un millón doscientos mil está en paro y algo más de un millón están activos.

Respecto al mismo periodo del año anterior -segundo semestre del 2011- ha aumentando un 8 por ciento el desempleo entre la población inmigrante.

El informe sobre las remesas destaca que se han encadenado tres trimestres consecutivos en negativo: el primero de 2012 con un descenso del 14 por ciento; el cuarto trimestre de 2011 con el 11 por ciento y del 5,5 por ciento, en el tercero de 2011.

La organización compara estos datos con los de "la anterior crisis", que sitúa en torno a 2008, vinculando remesas con la evolución de la economía española.

Recuerda que en la anterior crisis, se produjo el cierre de media docena de empresas remesadoras, "mientras las restantes pudieron superar la crisis con dificultades" y que "es probable que esta nueva crisis produzca más bajas en el sector".
 

Lo más popular