Para cumplir con el déficit

Alberto Recarte: el Gobierno tendrá que recortar otros 7.000 millones de euros

El consejero de Libertad Digital Alberto Recarte enfatiza que la revisión a la baja del PIB dificultará el cumplimiento del déficit este año.

Libre Mercado

El economista y consejero de Libertad Digital Alberto Recarte avanza en Es la Mañana de Federico de esRadio que, posiblemente, el Gobierno tendrá que realizar nuevos ajustes para poder cumplir con el objetivo de déficit del 6,3% del PIB acordado con Bruselas para este año. La razón estriba en la revisión a la baja del PIB de 2010 y 2011 efectuada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), cuyo impacto analiza en un artículo publicado el miércoles.

Así, según los nuevos cálculos del INE, el déficit público fue del 9,01% del PIB en 2011, equivalente a 95.900 millones de euros, frente al 8,9% anunciado oficialmente por el Ejecutivo. El segundo dato llamativo de dicha revisión, "y el más preocupante", es que todo ese esfuerzo de contención presupuestaria que, supuestamente, se hizo el año pasado, "en realidad no se hizo", explica Recarte. Y es que, todos los recortes en 2011 se centraron "en inversión pública, no en gasto corriente".

El Ejecutivo de Rajoy se ha comprometido con Bruselas a recortar el gasto global en algo más de 34.000 millones de euros en 2012 -teniendo en cuenta el aumento del pago de intereses por la deuda-, de los cuales 14.000 millones se conseguirán reduciendo las inversiones públicas. Sin embargo, esta tarea no será sencilla, según Recarte: el total de inversiones públicas no alcanzó los 39.800 millones de euros en 2011, tal y como se anunció, sino que fue de 32.800 millones, y es "más sencillo" reducir 14.000 millones de euros de 39.800 millones que hacerlo de 32.800 millones; el Gobierno prevé gastar este año 25.800 millones en inversiones públicas, con lo que "tendrá que buscar otros 7.000 millones" si no logra reducir la inversión en 14.000.

En tal caso, tendrá que realizar un nuevo recorte presupuestario en el gasto corriente centrado en el número de empleados, fundaciones y empresas públicas, ya que "si esto no se toca es muy difícil reducirlo". Además, según Recarte, el Gobierno tendría que haber congelado las pensiones e incluso reducir algo las más altas, así como recortar en algunos casos el gasto en prestaciones de desempleo.

El problema, sin embargo, es que "esa reducción del gasto ya no da tiempo a aplicarla", añade, por lo que el cumplimiento del objetivo de déficit es ahora "mucho más difícil de alcanzar que hace sólo una semana". Si no se logra esa meta, los tipos de interés de la deuda serán similares o más caros que ahora o, lo que es peor, no habrá financiación para la economía española.

De este modo, Recarte destaca que, si bien el saneamiento financiero está en marcha tras las medidas adoptadas por el Gobierno y los profundos ajustes acometidos por el sector privado están funcionando, lo único que todavía se está incumplimiento es el control del gasto público, "éste es el factor clave". Además, tiene dudas de que el Gobierno logre aumentar la recaudación fiscal en los 9.000 millones de euros previstos para este año. "Hasta ahora eso no ha sido así, no sé si vamos a ser capaces de recaudar ese dinero. Es la gran incógnita de las cuentas públicas en estos momentos", añade. Todo ello demuestra que "estamos fracasando en la gestión de lo público".

Por último, en cuanto a la posibilidad de un rescate total de España, Recarte advierte que no hay dinero suficiente para llevarlo a cabo. "Nunca va a ser un rescate similar al que hemos visto en Grecia, Irlanda y Portugal" porque no hay dinero suficiente, de lo que se habla es de "rescates parciales".

Acceda a los 41 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular