Adelson sigue deshojando la margarita

Las tres opciones para Eurovegas: ¿Valdecarros, Alcorcón o Paracuellos?

Descartada ya Barcelona aún no sabemos en qué zona de Madrid estará Eurovegas. Hay tres posibilidades: Valdecarros, Alcorcón y Paracuellos.

Los terrenos
Ver

Finalmente, cuando Las Vegas Sands consiga desarrollar su Eurovegas estará en Madrid, pero ¿dónde? La ubicación definitiva del gran complejo es todavía un secreto bien guardado, pendiente de consideraciones de todo tipo, incluso geológicas, para un factor que es, por supuesto, clave para el proyecto.

De hecho, aunque probablemente habría que ser el mismísimo Sheldon Adelson para dar respuesta a éste interrogante, lo más probable es que la decisión definitiva sobre la ubicación no esté tomada todavía, ya que en caso contrario lo más lógico habría sido anunciarlo el pasado viernes.

Por el momento tres grandes espacios optan a convertirse en la sede de la futura ciudad del ocio: Valdecarros, en terrenos de la capital; la gran finca en Alcorcón que en las últimas semanas se ha presentado como favorito en muchos medios; y, desde principios del verano, una gran parcela entre las localidades de Paracuellos del Jarama y Torrejón de Ardoz, muy cerca del Aeropuerto de Barajas.

Las necesidades de Adelson

Eurovegas necesita una inmensa superficie de unas 1.000 hectáreas. De ellas, unas 300 serían sobre las que se construirían el complejo propiamente dicho, con sus hoteles, centros de convenciones, zonas comerciales, casinos, teatros, varios campos de golf...

El resto, hasta completar el millar, sería para servicios complementarios de apoyo al complejo hotelero, es decir, para todos aquellos elementos externos y empresas de terceros que necesitarían para su funcionamiento los hoteles. Por esta razón, aunque probablemente lo ideal es que se trate de un único gran espacio como el de Alcorcón, parcelas fraccionadas como las de Paracuellos o Valdecarros son también aptas para el proyecto.

Además, la empresa quiere controlar el espacio alrededor de la "almendra" de su complejo en previsión de que, en un futuro muy lejano, se planteasen ampliaciones.

Para que se hagan una idea de la cantidad de terreno de la que estamos hablando, el total de superficie necesaria representa una extensión parecida a la que ocupan la Ciudad Autónoma de Melilla, la isla de La Cabrera, el distrito madrileño de Chamartín o el municipio de Venturada.

Paracuellos y Torrejón

Tras meses hablando de Valdecarros y Alcorcón, a finales de junio un nuevo competidor llega a la carrera por convertirse en la ubicación de Eurovegas si el gran proyecto de Adelson recalaba en la Comunidad de Madrid, como finalmente ha sucedido.

Se trataba de una propuesta presentada por los ayuntamientos de Torrejón de Ardoz y Paracuellos del Jarama, que ofrecía terrenos ubicados, en su mayor parte, en este segundo municipio cuyo nombre está tradicionalmente asociado a la matanza en la Guerra Civil y que ahora, por fin, podría alcanzar fama por otras razones mucho menos trágicas.

El terreno ofertado es una parcela de 1.000 hectáreas, el mismo tamaño aproximadamente que los terrenos de Alcorcón. Está situada en las cercanías del aeropuerto de Barajas, de hecho está a un par de kilómetros de las pistas en línea recta; sin embargo, no se vería afectado, cómo sí le ocurría a los terrenos barceloneses de El Prat, por restricciones en altura derivadas de la proximidad al aeródromo.

Como en el caso de Valdecarros, los terrenos están divididos por varias carreteras, especialmente por la M50, que parte casi en dos el gran espacio. Al oeste de la vía de circunvalación hay una única y gran parcela que supone casi dos tercios del total; al este un espacio algo menor dividido por la carretera M-115 y por la Radial 2.

Esta presencia de varias carreteras puede ser un problema, pero supone también que, cómo en todas las propuestas presentadas, uno de los puntos fuertes de la parcela sea unas excelentes comunicaciones, en este caso potenciadas por la presencia realmente cercana del aeropuerto.

Más allá de Vallecas

La opción de Madrid capital son unos terrenos conocidos como Valdecarros (la zona en la que se encuentran) que están al sureste, en el límite del término municipal de la ciudad.

Se trata de un inmenso espacio de más de 1.600 hectáreas, ubicadas principalmente entre las autopistas de circunvalación M45 y M50 o, más concretamente, una vía férrea que corre paralela a la esta autovía.

Como pueden ver en el mapa, el área total está dividida en siete zonas, a su vez separadas en cinco grandes bloques por las diferentes carreteras que los cruzan: la M45 y la M50 ya citadas y también la M31. La mayor de estas zonas tiene una superficie de 632 hectáreas, en un espacio prácticamente rectangular que probablemente estaría destinado a ubicar la parte central del complejo.

Los terrenos en Valdecarros vienen barajándose desde las fases iniciales del proyecto, al menos desde que este saltase a las páginas de los periódicos al final del pasado año. En principio, parecen idóneos para Eurovegas con una salvedad: la situación de la Incineradora Valdemingómez, ubicada a poco más de medio kilómetro de los límites del terreno propuesto, como se puede ver en esta imagen cortesía de Google Maps (la incineradora es el gran complejo abajo a la derecha):

Entre sus ventajas Valdecarros cuenta con sus excelentes comunicaciones: además de ser accesible desde tres grandes autovías cuenta con metro en sus cercanías (no sería ni difícil ni muy costoso prolongar las líneas hasta allí), está a una distancia de unos diez minutos de Barajas (en buenas condiciones de tráfico, obviamente) y a unos quince de la estación de Atocha.

Alcorcón: 1000 hectáreas sin interrupciones

Los terrenos que Alcorcón propone para Eurovegas, que fueron visitados por el propio Adelson hace unos meses y en las últimas semanas ha aparecido en muchos medios de comunicación como el gran favorito.

La parcela está en un único e inmenso espacio delimitado también por las autopistas M40 y M50 y por la autovía A5, de Madrid a Extremadura. En su cara norte y noreste esta gran zona quedaría delimitada en un futuro por un enlace entre M40 y M50 que está en proyecto.

En principio, la gran ventaja de este terreno es que toda su extensión, unas 1.000 hectáreas, están en un único bloque, sin ser separadas por ninguna carretera, vía férrea u otra infraestructura de ningún tipo.

Por otro lado, también es una zona muy bien comunicada, aunque está algo más lejos de Barajas que Valdecarros y mucho más que Paracuellos, en condiciones normales de tráfico se tardaría en llegar menos de media hora; del mismo modo, llegar desde allí al centro de Madrid (Plaza de España) supone tan sólo diez minutos siempre que no lo intentemos en hora punta.

El terreno tiene también mayores posibilidades paisajísticas que los de Valdecarros e incluso que los de Paracuellos. Actualmente los ocupan tranquilos campos de cultivo plantados de cereales (sí, a diez minutos del centro de Madrid) y pequeños caminos por los que los vecinos de Alcorcón salen a pasear y desde los que se ven tanto la sierra como los edificios más altos de Madrid.

Sin embargo, fuentes cercanas al proyecto aseguraron en su día a Libertad Digital que los terrenos de Alcorcón tenían un problema importante que desde Las Vegas Sands no se veía fácil solucionar, si bien es cierto que en las últimas semanas se habría podido encontrar esa solución. 

Un dato que puede ser interesante es el comportamiento de Metrovacesa en bolsa en los últimos días, con grandes subidas que responden, según los analistas, a que la inmobiliaria posee cerca del 60% de los terrenos en Alcorcón.

Lo más popular