El mercado cierra el grifo

Andalucía, condenada a pedir el rescate

Nadie duda de que José Antonio Griñán tendrá que acudir al gobierno a pedir un rescate.

Pedro de Tena

Por su deuda, Andalucía tiene que pagar 6,3 millones de euros diarios, esto es, 2.300 millones al año -al margen de los gastos normales como las oficinas de empleo, los hospitales, las guarderías y los colegios-.

El PP dice que "Andalucía no puede autofinanciarse porque los mercados han cerrado el grifo", y se cifran en 25.000 millones de euros el déficit de la Administración en 2010, según datos de la Cámara de Cuentas, o los 4.700 millones de deuda que acumuló en 2011. Por ello, nadie duda de que José Antonio Griñán tendrá que acudir al gobierno a pedir un rescate si bien no se tienen claras las cuentas de la Junta.

Según Carlos Rojas, portavoz parlamentario del PP, la Junta de Andalucía "ha vivido durante años de dejar de pagar facturas", generando, por tanto, "una situación de colapso financiero que a final de 2012 alcanzará los 28.000 millones de euros de deuda". "Si el Gobierno andaluz no hace una reforma en profundidad", éste "tendrá que pedir más dinero prestado cuando nadie no lo presta", además de que la Junta "no puede colocar" la deuda de "Andalucía en los mercados", explicó.

La morosidad aumentará

La morosidad en las cuentas de la Administración no se corrige y seguirá en aumento. El año 2008 registró "28 millones por morosidad", frente a los 78,2 acumulados en 2011 o los más de 22 millones cifrados a fecha de 30 de mayo de 2012.

El País da por hecho que Andalucía pedirá el rescate. El Gobierno de esta comunidad autónoma "no tendrá ningún inconveniente en aceptar ir al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA)" si la financiación que se ofrece "se da a unos tipos que son aceptables y no se imponen condiciones políticas", dijo este miércoles el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, en la cadena SER.

Griñán ha admitido que "ahora mismo en las condiciones de financiación que hay en los mercados no contamos con el crédito que hemos contado siempre" y que permitían que "cuando la economía crecía hiciéramos subastas de liquidez que beneficiaban a la entidades públicas a los bancos".

Hace sólo unos días, la consejera de la Presidencia, Susana Díaz, anunciaba que el Gobierno de la Junta había solicitado al Ejecutivo central un anticipo de mil millones de euros a cuenta de su participación en los ingresos del Estado por impuestos, mientras valora si se acoge o no al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA).

La consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, ya dijo que mientras los mercados financieros, esto es, los bancos y las entidades de crédito, sigan cerrados, la Junta "acudirá a cuantos mecanismos garanticen la obtención de créditos razonables", entre los que se incluye el Fondo de Liquidez Autonómico que ha dispuesto el Gobierno de Mariano Rajoy.

La consejera también criticó la demora de la puesta en marcha de este mecanismo, que el Gobierno ha anunciado que estará listo en octubre, porque está afectando a la tesorería, ya que las entidades financieras que han comprometido recursos con el FLA, "automáticamente dejan de financiar a las comunidades. "Ello nos ha llevado a solicitar un anticipo al Estado de 1.000 millones".

Lo más popular