Fin de la desgravación, IVA...

¿A quién le afectan más los cambios en la compra de vivienda?

Los cambios en 2013 pueden encarecer el precio de la vivienda hasta un 20% con respecto a 2012.

Publicidad
Libre Mercado

El 2013 ha puesto fin a la desgravación por compra de vivienda habitual y ha aumentado el IVA seis puntos en la compra de vivienda nueva. Estos cambios pueden encarecer el precio del inmueble desde un 0 a un 20% con respecto a 2012 dependiendo de la situación de cada persona.

Estas variaciones no afectan de la misma manera a todos los que estén interesados en comprar una vivienda según analiza el portal inmobiliario idealista.com.

- Más afectados: una pareja, que quiera comprar su vivienda habitual, nueva y de un precio inferior a los 400.000 euros. Este perfil no podrá ya obtener dobles ayudas fiscales y pagará más IVA. Aquí, el encarecimiento por desgravación e IVA puede llegar al 20%. Hasta enero de 2013 a la hora de hacer la declaración de la renta, Hacienda devuelve a quien haya comprado una vivienda el 15% de los pagos anuales de los primeros 9.040 euros, es decir, unos 1.350 euros. Si la compra es en pareja, Hacienda permite duplicar las ayudas, es decir, te puede llegar a devolver hasta los 2.700 euros al año aproximadamente. Los compradores de vivienda nueva de primera residencia o residencia habitual serán los más afectados de los cambios que han entrado en vigor en enero.

Los compradores de vivienda usada para residencia habitual no se verán afectados por la subida del IVA. A continuación, se muestran dos tablas con la desgravación que se podía obtener antes si se compraba en solitario o en pareja y que ahora ya no se podrá obtener:

- Escasamente afectados: compradores de una vivienda nueva como segunda residencia o inversión, ya sea en solitario o en pareja. La desgravación era únicamente para compradores de vivienda habitual, es decir, el que se compre un apartamento en la playa para veranear no gozaría de la desgravación. Por tanto, estas personas se ven escasamente afectadas por este motivo.

- Impacto nulo: compradores de vivienda usada como segunda residencia o inversión. Estos no notarán ningún cambio ni por el fin de la desgravación (como hemos comentado anteriormente, las segundas viviendas no entraban en esta reducción) ni por la subida de IVA (que se aplica sólo a la vivienda nueva).

Lo más popular