105.000 millones en 2012

El déficit supera los 100.000 millones por cuarto año consecutivo

El rescate bancario elevó el déficit total al 9,99% del PIB, equivalente a 105.000 millones de euros, unos 4.600 millones más que en 2011.

Ya hay datos oficiales sobre el cierre del déficit público en 2012. El ministro de hacienda, Cristóbal Montoro, anunció el jueves que el descuadre fiscal asciende a un total de 105.000 millones de euros, equivalente al 9,99% del PIB, frente al 9,44% registrado en 2011 (100.402 millones). De este modo, el conjunto de las administraciones públicas gastó el pasado año unos 4.600 millones de euros más que el ejercicio precedente.

Este aumento se debe a que parte del rescate bancario concedido por Bruselas al Estado español se contabiliza también como déficit, ya que la Comisión Europea (CE) considera que ese dinero se ha destinado a cubrir pérdidas en las cajas nacionalizadas y, por tanto, no es una inversión. Pese a todo, el préstamo europeo será devuelto por el contribuyente español vía deuda pública (futuros impuestos), puesto que dicho crédito se concedió al Estado (vía Frob), no a los bancos en problemas directamente. En concreto, las ayudas financieras han engordado el déficit de 2012 en 3,25 puntos del PIB, unos 34.160 millones de euros, frente al 0,48% del PIB extra que supusieron en 2011 (5.136 millones).

Así pues, teniendo en cuenta el coste de la recapitalización bancaria, el déficit creció un 4,6% interanual el pasado año. Es el cuarto año consecutivo que España presenta un déficit superior a los 100.000 millones de euros y, de hecho, es el mayor descuadre fiscal que se registra desde 2009, cuando se alcanzó un récord histórico de 117.143 millones de euros, equivalente al 11,2% del PIB.

Sin rescate bancario, el déficit cae al 6,7%

Ahora bien, si se descuentan dichas ayudas, que no computan a efectos de cumplir los objetivos de déficit fijados por Bruselas, el descuadre fiscal entre ingresos y gastos se situó en 70.822 millones de euros (6,74% del PIB), según el avance de ejecución presupuestaria presentado por Montoro. Esto significa que el sector público siguió gastando casi 71.000 millones de euros más de lo que recaudó por vía fiscal.

Esta cifra contrasta con el déficit del 8,96% de 2011, equivalente a 95.266 millones de euros. Dicho de otro modo, sin ayudas financieras, el déficit bajó en 24.444 millones (2,2 puntos del PIB), lo cual supone un recorte próximo al 25,6% interanual. Según datos oficiales, el grueso del ajuste presupuestario se concentró casi exclusivamente en el cuarto trimestre de 2012 (más de 19.000 millones de euros frente al recorte total de 24.444 millones). Pese a todo, España incumplió el objetivo del 6,3% del PIB fijado por Bruselas, tras desviarse al alza en 0,44 puntos del PIB (unos 4.625 millones de euros).

El déficit del Gobierno se duplica

Montoro presentó el siguiente gráfico, en el que se descompone el déficit en función de los distintos sectores públicos, observándose así que el déficit baja en todas las administraciones públicas con respecto a 2011, a excepción de la Seguridad Social, que pasa del 0,07% al 0,96%.

Sin embargo, dichas cifras no coinciden con las que el Gobierno remitirá a Bruselas. La razón estriba en que la metodología que emplea Eurostat (la oficina estadística de la UE) tiene en cuenta dos factores que no refleja claramente el citado cuadro: por un lado, las liquidaciones del sistema de financiación autonómica (se recogen en 2012, pero no en 2011) y las ayudas bancarias que contabilizan como déficit (Hacienda las sitúa en un apartado separado del resto). Eurostat contabiliza el déficit de forma homogénea, incluyendo las citadas liquidaciones autonómicas (lo que las CCAA tienen que devolver o ingresar al Gobierno en función de la evolución real de la recaudación fiscal) y el coste del rescate bancario.

Por ello, a efectos de poder observar la evolución temporal del déficit público en las distintas administraciones, es necesario tener en cuenta esos dos factores. En base a las cifras presentadas por Montoro, Eurostat contabilizará el déficit público español de la siguiente forma:

  • El Gobierno central presentó en 2012 un descuadre fiscal próximo a los 74.470 millones de euros (7,1% del PIB) frente a los 36.527 millones de 2011. Es decir, su déficit se duplicó como consecuencia del rescate bancario.
  • El agujero en las CCAA ascendió a 18.234 millones (1,73%) frente a los 54.148 de 2011, una caída del 66% interanual.
  • La Administración Local registró un déficit del 2.148 millones (0,2%) frente a los 8.954 millones de 2011, una reducción del 76%.
  • La Seguridad Social presentó un descuadre de 10.131 millones (0,96%) frente a los 773 millones de 2011, un aumento del 1.210% interanual.

Lo más popular