400.000 millones más que en 2007

El sector público eleva la deuda total de España a 2,9 billones de euros

La deuda total, excluyendo la banca, aumenta en 400.000 millones desde 2007. La razón estriba en el histórico incremento de la deuda pública.

Zapatero y Rajoy | Archivo

Los sectores no financieros (excluyendo banca) acumulaban una deuda total de 2,87 billones de euros a cierre de 2012, según los últimos datos publicados por el Banco de España. Es decir, la deuda de familias, empresas y administraciones públicas equivale ya a casi tres veces el PIB anual, unos 400.000 millones de euros más que en 2007, antes de que estallara la crisis.

Sin embargo, esta evolución se debe al histórico incremento que ha experimentado la deuda pública durante el último lustro. Así, la deuda de familias y empresas no financieras alcanzó su nivel máximo en 2008, cuando rozó los 2,22 billones. Sin embargo, a partir de ese momento el sector privado comenzó a desapalancarse, reduciendo su deuda hasta los 1,99 billones en 2012.

Familias y empresas han amortizado unos 233.000 millones de euros durante ese período (un 10,5% del total): las sociedades no financieras han bajado su endeudamiento en 156.000 millones desde 2008 (una caída del 12%), mientras que los hogares lo han hecho en 77.000 millones (8,4%).

Por el contrario, el conjunto de las administraciones públicas ha disparado su deuda en más de 500.000 millones de euros desde 2007, desde los 382.000 millones hasta los 882.339 millones registrados a cierre de 2012, un 131% más, según el protocolo de déficit excesivo -la metodología que emplea Eurostat-. El problema es que esa deuda será, igualmente, sufragada por el sector privado vía impuestos presentes y futuros (contribuyentes).

Tomando como referencia 2008, cuando la deuda privada alcanzó su máximo histórico, los políticos han engordado el endeudamiento público en 445.355 millones de euros, mientras familias y empresas han reducido su particular losa en 233.000 millones. Como resultado, la deuda total de España -excluyendo banca- ha crecido en 212.000 millones durante la crisis. Y ello, gracias exclusivamente a los poderes públicos.

Tan sólo en 2012, el sector privado ha logrado reducir su deuda en casi 140.000 millones (una caída del 6,6% interanual), mientras que la deuda pública -bajo el Gobierno del PP- ha aumentado en 146.000 millones, un 20% más a nivel interanual. Estos datos ponen de manifiesto que, por el momento, la austeridad se circunscribe exclusivamente al sector privado, ya que el público sigue gastando mucho más de lo que ingresa.

Lo más popular