"Trozo a trozo"

Goirigolzarri prevé que la privatización de Bankia comenzará en 2014

El presidente de la entidad defiende que comenzarán a dar beneficios este mismo año y a generar valor para el accionista.

Bankia empezará a devolver las ayudas que ha recibido del Estado a finales de 2014 o comienzos de 2015. Ése es, al menos, el objetivo de José Ignacio Goirigolzarri, según ha declarado este martes por la mañana en un desayuno informativo organizado por Europa Press. Eso sí, será un proceso "pautado", una venta "trozo a trozo" de las acciones de la entidad en manos públicas que en principio no supondrá su división desde un punto de vista operativo.

De esta manera, el proceso de venta de la participación del Estado en Bankia comenzará en un par de años. Eso no quiere decir que los 23.000 millones recibidos se vayan a recuperar entonces. Lo que Goirigolzarri quiere es que su entidad empiece a generar valor a partir de ya para que el accionista (el Estado tiene el 80% del total) pueda tener la alternativa de vender su participación con ganancias.

Eso sí, precisamente por el montante total de la ayuda, no es previsible que el Estado pueda colocar todo su paquete accionarial en un único movimiento. Por eso, Goirigolzarri ha hablado de ir vendiendo "trozo a trozo". Eso sí, esto no quiere decir que esté pensando en dividir la entidad desde el punto de vista operativo, sino en que la salida del capital será gradual, con un proceso "pautado" que se alargará unos cuantos ejercicios más, para no hundir el valor (aunque no se descarta, si aparece una buena oferta, una desinversión en un sólo paso).

En este sentido, también se ha referido a la venta de las participaciones de Bankia en otras cotizadas, como IAG, Iberdrola, Indra o Mapfre, y ha apostado por ir deshaciendo sus posiciones poco a poco, tal y como contempla el plan estratégico aprobado por Bruselas.

Catalunya Banc: ni sí, ni no

Eso sí, en el tema de más actualidad del día, la posible integración de Catalunya Caixa en Bankia, Goirigolzarri se ha dado mus. Ni sí, ni no, sino todo lo contrario. Para empezar, ha asegurado que "bastante lío" tiene con lo suyo como para estar preocupándose de otras cuestiones. Luego, ha lanzado la pelota al tejado del Gobierno y del Frob, de los que ha dicho que es una cuestión que corresponde a "quienes tienen que tomar decisiones y las toman bien".

En lo que hace referencia al resto de la actualidad de Bankia, tampoco ha habido demasiadas sorpresas. Goirigolzarri se ha ceñido a los argumentos que ya expuso el pasado jueves, durante la rueda de prensa de presentación de resultados: el Estado recuperará su inversión, los afectados por las preferentes tendrán la menor quita posible y el ajuste en la plantilla será el pactado en el ERE, sin más planes de recortes a futuro.

La nueva Bankia: "2013 será el año de la reestructuración. El plan acordado con Bruselas implica obtener una rentabilidad sobre fondos propios del 10% en 2015. No será sencillo, pero confío en nuestros puntos fuertes".

La devolución de las ayudas al Estado: Goirigolzarri ha explicado que hay dos caminos, "los dividendos y la venta de la participación". En este sentido, ha afirmado que su intención es comenzar a repartir dividendos "a partir de 2014. Pero aún más importante es entregar resultados, para que el mercado vea el valor de la acción, y de esta manera el accionista tenga ante sí varias posibilidades. A mí me gustaría que a partir de 2014-2015 ya se viera valor y se empezara a privatizar paulatinamente, trozo a trozo".

Preferentes: "Uno de los objetivos [desde que llegó a Bankia] fue conseguir buenas condiciones para las preferentes. Pero el plan de la UE impone limitaciones a la conversión de híbridos. La alternativa [sin el plan] sería que Bankia se quedaría sin capital y entonces las preferentes valdrían cero".

La salida a Bolsa: "La destrucción de valor ha sido muy grande. Vistos los resultados, la salida a Bolsa fue un error".

ERE y cierre de oficinas: "En Bankia no va a haber más ERE [que el ya pactado con los sindicatos y anunciado el 8 de febrero]. El que hemos pactado es el necesario y suficiente. El sistema bancario está sobrecapacitado. En los años de la burbuja se produjo un incremento del 40% y de 40.000 empleos. Tiene que haber una reducción de capacidad. Aún queda margen para un 20-25% de reducción".

Nuevo crédito: "Hace un año Bankia no podría dar créditos, porque no tenía ni capital ni liquidez. Eso ha cambiado. Para nosotros, dar créditos es fundamental dar créditos, porque es lo que nos da beneficios. En los próximos tres años, el objetivo es de 50.000 millones de nuevo crédito, el 85% destinado a pymes".

Bonus y remuneración a los directivos: "Lo más importantes es asegurar los principios de transparencia en las retribuciones, sobre todo para que los accionistas puedan opinar. Mi sueldo lo fija el consejo de Bankia. Tengo un fijo de 500.000 euros y un variable que puede llegar a suponer el 50% de ese fijo. Pero todo el consejo ha acordado no tener retribución variable en 2012 y 2013".

Desahucios y dación en pago: "En Bankia ha habido una preocupación por este tema desde mucho antes que en los medios. Hemos renegociado más de 80.000 hipotecas en cinco años y hemos acordado 3.000 daciones en pago. Hemos sido la entidad que ha entregado más pisos al fondo social de alquiler: 1.000 viviendas. En España tenemos las hipotecas más baratas del mundo. Los desahucios afectan a un número muy pequeño de personas. La morosidad hipotecaria apenas llega al 3% y aún menos son los afectados por el desahucio. Cambiar todo el sistema por un problema que afecta a sólo un segmento no es razonable. Las consecuencias pueden ser adversas. Hay que solucionar el problema, pero sin tocar el centro de un sistema que nos ha dado beneficios".

Lo más popular