Menú

Londres, la 'vaca lechera' de Gran Bretaña

La capital del Reino Unido está de enhorabuena, nunca antes su producción económica tuvo tanto peso en la economía del país.

DIEGO SÁNCHEZ DE LA CRUZ
7
Al fondo el Shard, el edificio más alto de Europa | Cordon Press

La capital del Reino Unido está de enhorabuena: nunca antes su producción económica tuvo tanto peso en la economía del país. Concretamente, Londres suma ya el 21,9% del output de las islas, superando incluso el 21,5% de 1911. Los datos son de 2011, pero acaban de ser publicados por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS).

"No es una sorpresa que Londres sea una pieza central de la recuperación británica", ha subrayado el alcalde de la ciudad, Boris Johnson. "Lo que es bueno para Londres es bueno para todo el Reino Unido", añadió el burgomaestre al comentar los datos. Johnson figura en muchas quinielas como la alternativa favorita de los conservadores al liderazgo de David Cameron.

La contribución de Londres a la economía nacional era del 18,8% en 1997. El área metropolitana de la capital (suma de Londres y sus ciudades satélite) sumaba entonces el 41,4% de la producción económica registrada. Ahora, los estudios de la ONS elevan estas cifras considerablemente: entre 1997 y 2011, Londres saltó del 18,8% al 21,9% y su área metropolitana pasó del 41,4% al 45,2%.

¿Una Gran Bretaña a dos velocidades?

El resto de Inglaterra y Gales, con 33,4 millones de habitantes, produjo en 2011 el 44,3% de la economía. Esta cifra es inferior al 45,2% del área metropolitana de la capital, que no obstante apenas tiene 22,7 millones de habitantes.

¿A qué se debe esta disparidad? Según el economista Rob Harbron, del Centro de Investigaciones para la Economía y el Negocio (CEBR), "Reino Unido no se está equilibrando y dudo que se equilibre en el futuro, pero la culpa es la masiva intervención gubernamental en las regiones más económicamente débiles".

El CEBR ha demostrado anteriormente que el gasto público supone más del 65% del gasto total en Gales o Irlanda de Norte. Según Harbron, "la continua intervención estatal ha hecho que la cultura empresarial se esfume". Esto no ha evitado que una de cada cinco libras generada en Londres sea transferida por el Gobierno a otras regiones del país. En la práctica, este subsidio al resto del país llega al 20% del PIB.

Un ejemplo de esta tendencia divergente lo ofrecen los datos de la ONS, según los cuales el número de empresas activas aumentó en Londres un 11,5% entre 2007 y 2011, periodo durante el cual el resto del país apenas vivió un repunte del 1%. Los datos de empleo reflejan el impacto de esta Gran Bretaña a dos velocidades: mientras Londres creó 267.000 empleos entre 2007 y 2012, el resto de Gran Bretaña perdió 284.000 durante el mismo periodo. El paro para Londres bajó un 0,9% durante dicho periodo, en contraste con el aumento del 1,7% apreciado para el resto de regiones.

Otros números confirman esta tendencia:

  • En 2006, la renta disponible de los hogares londinenses era superior a la del resto del país en un 26%. Para 2010, esta cifra ya era mayor en un 30%.
  • Las exportaciones de Londres al resto de la UE crecieron un 58,7% entre 2006 y 2010, frente al 44,1% de ganancia para el resto del país.
  • El número de londinenses sin formación educativa pasó del 14,3% al 9,3% entre 2005 y 2011. Esto contrasta con los números de los Midlands (14,2%), Gales (12,4%) o Irlanda del Norte (21,7%).

La bonanza económica ha tenido, eso sí, su precio: vivir en Londres es cada vez más caro, y el precio de las casas supera ya los datos anteriores a la crisis. El precio medio a finales de 2012 era de £398.000 frente a los máximos de £343.000 registrados a lo largo del verano de 2007.

El triunfo del capitalismo

El sector financiero, uno de los actores más fuertes de la economía londinense, no atraviesa un buen momento. El número actual de empleos se asemeja al de 1998, y las regulaciones de la Unión Europea en este ámbito (Tasa Tobin, límite a las primas de directivos, etc.) no ayudan al sector. Es por eso que The Economist pidió recientemente al gobierno conservador que "salve a la City" de los numerosos ataques injustificados recibidos en los últimos años.

En cualquier caso, como ha explicado el analista Allister Heath, "la zona económica más globalizada y capitalista del Reino Unido sigue siendo Londres, que en la práctica está financiando al resto del país en gran medida. Esto no debería generar tensiones: el gobierno debería jugar bien sus cartas y ayudar a que Londres prospere".

Heath, no obstante, subraya que, "para competir con el resto del mundo, Londres y el resto del país necesitan una revolución basada en las políticas de oferta y las rebajas de impuestos. Tanto la capital como toda Gran Bretaña pueden crecer más, pero el Gobierno debe permitir que la creación de riqueza merezca la pena. No hacerlo empobrecerá a todos, pero sobre todo perpetuará la división Norte-Sur".

Pueden seguir a Diego Sánchez de la Cruz en su blog de Libre Mercado o en sus cuentas de Twitter y Facebook.

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. El islamista detenido en Madrid: "Aquí va a suceder algo peor" que en Mánchester
    2. Imanol Arias, más solo que la una
    3. Susanna Griso atiza a Maduro tras sus burlas: "Le van a responder sus muertos"
    4. La muerte de la instagramer Rebecca Burger haciendo crema chantilly conmueve a Francia
    5. Así traicionó Rajoy al Levante español
    0
    comentarios

    Servicios