Menú

Madrid y Extremadura, cara y cruz del Índice de Libertad Económica

Civismo publica la tercera edición del Índice de Libertad Económica, en donde analiza el peso de la intervención pública a nivel regional.

DIEGO SÁNCHEZ DE LA CRUZ
9
El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González | Archivo

El think tank Civismo acaba de publicar la tercera edición del Índice de Libertad Económica en España. Este proyecto, inaugurado hace un lustro, mide el alcance de la intervención pública regional en las dinámicas del sector privado, ponderando esta variable en las diecisiete Comunidades Autónomas españolas. El documento toma como referencia doce indicadores relacionados con el gasto público, los impuestos, la regulación, etc., con datos analizados corresponden al año 2011.

Crece la deuda y el gasto

El ranking de Civismo muestra algunos cambios notables frente a la anterior edición, pero hay algo que no cambia: la Comunidad de Madrid sigue siendo la región líder en materia de libertad económica, mientras que y Andalucía y Extremadura siguen ocupando los dos últimos lugares del ranking. Lo vemos en la siguiente gráfica, en la que una barra de menor tamaño significa un menor grado de intervención administrativa en la economía.

Según apuntan los autores, "el cambio más importante, en comparación con la edición anterior de este trabajo, es el registrado por el indicador de deuda pública. La ratio deuda pública/PIB ha crecido en todas las CCAA. Es importante señalar, eso sí, que lo ha hecho de forma muy diferente en unas y otras. La Comunidad de Madrid es la que registra el menor incremento (1,8 puntos de PIB), lo que la convierte en la región con el porcentaje de deuda más bajo. En el extremo opuesto se encuentra Cataluña, que ve crecer su deuda en 8,4 puntos del PIB y supera en dos veces y media el resultado de Madrid".

El estudio destaca que "la ratio gasto público autonómico/PIB también va a más en casi todas las regiones", lo que vendría a desmontar las tesis de la "austeridad" que escuchamos de forma recurrente. "Los datos demuestran que "el sector público se ha ajustado a la situación de crisis en menor grado que el privado".

La realidad fiscal de las CCAA en 2011

El peso del gasto público regional sobre el PIB autonómico arroja grandes diferencias entre regiones: en Madrid y Baleares es del 9% y del 12%, mientras que en Castilla-La Mancha sube al 23% y en Extremadura rebasa el 28%. Si nos fijamos en el esfuerzo fiscal que exigen las CCAA a los contribuyentes, encontramos a Canarias, País Vasco y Madrid liderando el "top 3". A la cola, Castilla-La Mancha, Andalucía y Extremadura.

No obstante, no podemos hacernos una idea de la realidad fiscal de las autonomías sin pasar por aspectos como la deuda pública de las Administraciones regionales. En el caso de Madrid, el ranking apunta un peso cercano al 8% del PIB autonómico. Para Cataluña, este indicador supera el 20%, un umbral solamente superado por la Comunidad Valenciana.

En materia de empleo público, Civismo calcula el peso de los empleados públicos autonómicos sobre el total de ocupados. Las cinco regiones con una menor plantilla de burócratas son Cataluña, Madrid, Baleares, Comunidad Valenciana y País Vasco. A la cola, Castilla-La Mancha, Andalucía, Asturias, Murcia y Extremadura. En las primeras, los empleados autonómicos suponen menos del 7% del total de trabajadores en activo, mientras que en las últimas llegamos a ver tasas como el 12% extremeño.

Si nos fijamos en los impuestos, las cinco autonomías que exigen menos a los contribuyentes son Castilla y León, Canarias, País Vasco, Comunidad Valenciana y Madrid. Por el lado contrario, Cantabria, Extremadura, Galicia, Andalucía y Asturias se consolidan como los territorios que más impuestos extraen.

Por último, el ranking de transferencias coloca a Madrid como la región que menos subsidios reparte, tocando el 3% del PIB autonómico frente al 5% de Cataluña, el 10% de Andalucía o el 12% de Extremadura. Esta "redistribución" de rentas también alcanza cotas significativas en Castilla-La Mancha y Murcia, aunque los datos de Navarra y País Vasco también se sitúan entre las comunidades peor clasificadas.

Otras variables significativas

En el primero de los indicadores, relacionado con la regulación y la libertad comercial, Madrid se sitúa a la cabeza gracias a las medidas tomadas en los últimos años. Las cuatro regiones con peor resultado en esta variable son Cataluña, Aragón, Baleares y Asturias.

En el segundo indicador, dedicado a educación, el liderazgo es para País Vasco, seguido de Madrid y Navarra. A la cola encontramos a Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha y Canarias. La clasificación estudia el gasto de los centros públicos, la ratio de gasto por alumno, el peso del total de alumnos educados en centros públicos sobre el total.

En materia de migración interna, Baleares se coloca a la cabeza y Extremadura a la cola. En el campo sanitario, Cataluña y Galicia ocupan los polos opuestos. En cuanto a vivienda, Murcia lidera el ranking y Madrid se sitúa en última posición.

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Olvido Hormigos, ¿reclamo de una web para adultos?
    2. El islamista detenido en Madrid: "Aquí va a suceder algo peor" que en Mánchester
    3. Imanol Arias, más solo que la una
    4. Así traicionó Rajoy al Levante español
    5. Susanna Griso atiza a Maduro tras sus burlas: "Le van a responder sus muertos"
    0
    comentarios

    Servicios