Hacienda y expertos coinciden: se elevará el mínimo exento del IRPF

La comisión de expertos que prepara la reforma fiscal y Hacienda coinciden en que hay margen para aumentar los mínimos exentos del IRPF.

Relacionado

La propuesta de reforma fiscal de la Comisión Lagares podría estar lista antes de que acabe este mes de febrero. De hecho, el Ejecutivo de Mariano Rajoy ya está presionando al grupo de trabajo para que entregue al menos un borrador en los próximos días.

Estas prisas tienen fácil explicación: la Presidencia del Gobierno ha indicado a Hacienda que es urgente mover ficha y trabajar en una propuesta tributaria capaz de ganar apoyos en las próximas convocatorias electorales. Por este motivo, Montoro quiere manejar cuanto antes el documento definitivo de la Comisión, bien para asumirlo o bien para descartarlo y lanzar su propia propuesta de modificación de las normas impositivas españolas.

El equipo que prepara la reforma fiscal está integrado por nueve personas, todas ellas vinculadas profesionalmente al sector público. Al mando está de la Comisión el Catedrático de Hacienda Pública Manuel Lagares, que ya participó en las reformas tributarias de 1998 y 2002. Le acompañan tres expertos de similar procedencia académica: los académicos Francisco Castellano, Maximino Carpio y Rafael Ortiz.

Estos cuatro hacendistas trabajan codo con codo con el conocido economista Fernando Fernández, el Catedrático de Economía Financiera y Contabilidad Sixto Álvarez Melcón, el Catedrático de Derecho Financiero y Tributario Pedro Manuel Herrera, el inspector tributario Juan Francisco Corona, el Catedrático de Economía Aplicada Juan Francisco Corona y el Director de Análisis Económico del Banco de España, Pablo Hernández.

Aumento de mínimos personales y familiares

Una de las asignaturas más complejas que enfrenta este equipo pasa por proponer una reordenación del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Aquí nos encontramos con un punto en el que parece haber acuerdo total entre la Comisión Lagares y el equipo del Ministerio de Hacienda que se encargará de desarrollar la propuesta definitiva de reforma fiscal.

Ese punto de encuentro es el de los mínimos personales y familiares del IRPF. El tramo exento de tributación llega hoy a 5.151 euros, si bien las familias con un hijo añaden a esta exención otros 1.836 euros. A continuación, el mínimo exento sube a 2.040 euros por segundo hijo, alcanzando los 3.672 euros por el tercer vástago. La evolución creciente se trunca a partir del cuarto, ya que desde este punto se fija una tarifa plana de 4.182 euros.

Antes de la crisis, el cálculo de los mínimos venía estableciéndose a partir de la base imponible. Los cambios de la Administración Zapatero hicieron que esta exención fiscal pasase a ser restada de la cuota tributaria establecida en la tarifa del IRPF. Todo apunta a que la Comisión Lagares propondrá volver al sistema anterior, en el que el cálculo se hace a partir de la base imponible.

Luxemburgo frente a España

Como muestran los datos de la OCDE, el tratamiento del IRPF a las familias es muy diferente dentro de la Unión Europea. En el caso de una familia con dos hijos en la que un cónyuge percibe el salario medio y el otro no tiene ingresos, encontramos que el IRPF español implica un gravamen efectivo del 16,1% frente al 15,1% de la media europea.

Hay, eso sí, países que otorgan un trato mucho más favorable a este supuesto familiar. Por ejemplo, en el vecino Portugal el gravamen sería del 9,1%, un 45% menos que en España. Este tratamiento es idéntico al observado para Estonia, donde la situación descrita también generaría una imposición efectiva del 9,1% en el Impuesto sobre la Renta.

No obstante, si la comparación con Portugal o Estonia ya resulta sangrante, más preocupante aún es la diferencia observada con Irlanda y Luxemburgo. En ambos casos, casi podríamos decir que el IRPF es casi inexistente para una familia con dos hijos e ingresos equivalentes a un sueldo medio. Concretamente, el 16,1% español se compararía con el 3,7% de Irlanda o el 2,6% de Luxemburgo.

Pasemos a otros supuestos:

  • Si un cónyuge gana el salario medio y el otro percibe dos tercios del mismo, el tipo que se paga en España es del 19,4% frente al 15,1% de Portugal, el 13,5% de Luxemburgo o el 9,2% de Irlanda. La media europea en este supuesto sería del 21,4%.

  • Si un cónyuge gana el salario medio y el otro gana un tercio del mismo, el tipo que se paga en España es del 18,1% frente al 12,6% de Estonia, el 11% de Portugal y Eslovaquia, el 7,5% de Luxemburgo, el 5,9% de República Checa y el 3,7% de Irlanda. La media europea en este supuesto sería del 17,9 %.

  • En España, un matrimonio sin hijos en el que un cónyuge gana el salario medio y el otro percibe el 33% del mismo se enfrenta a un IRPF medio del 24,8%. La media europea para este supuesto es del 19,5%.

El gasto público medio en los países para los que se establecido la comparación es similar al de España. Según los datos del FMI, las Administraciones de los países citados en líneas anteriores consumen, de media, el 43% del PIB, cifra idéntica a la que proyecta el organismo multilateral para nuestro país en 2014. Por tanto, aunque la estructura del IRPF sea muy distinta, hablamos de sistemas tributarios comparables con España, pues todos los ejemplos mencionados generan un volumen total de ingresos fiscales similar al de España.

Pueden seguir a Diego Sánchez de la Cruz en su página web, su blog de Libre Mercado, su cuenta de Twitter y su página de Facebook.

En Libre Mercado

    Lo más popular