Los ayuntamientos disparan impuestos y engordan plantillas

Hacienda baraja subir de nuevo el IBI y otros impuestos locales, pese a las fuertes y continuas subidas aprobadas en los últimos años.

Relacionado

Triste honor el de Lérida y Tarragona. Los dos municipios catalanes son las dos capitales de provincia que más alto han fijado el Impuesto sobre Bienes Inmuebles. La cuota fijada por ambos Ayuntamientos es de 138 y 131 euros, respectivamente. No obstante, lo cierto es que no estamos ante dos casos aislados. A lo largo de la actual crisis, la gran mayoría de los gobiernos locales ha optado por aumentar el IBI de forma sistemática.

Entre las diez capitales de provincia con el IBI más caro de España figuran Melilla, Almería, Toledo, Ciudad Real, Soria, Murcia, Salamanca y Sevilla. Por el contrario, las diez ciudades que mantienen una cuota más baja son Pamplona, Vitoria, San Sebastián, Ceuta, Girona, Palencia, Lugo, A Coruña, Bilbao y Palma de Mallorca.

Barcelona está peor situada que Madrid en esta clasificación, ya que mantiene una cuota de 96,34 euros frente a los 91,63 que ha fijado la capital de España. Sin embargo, los madrileños han soportado aumentos mucho más significativos en los últimos años. De hecho, la Administración Gallardón subió un 200% el IBI, mientras que su sucesora Ana Botella aprobó aumentar el IBI un 6,4% para 2014.

Solamente en el año 2012, tres de cada cuatro municipios revisaron al alza este impuesto. Concretamente, el IBI subió en más de 6.000 Ayuntamientos españoles. De esa cifra, más de 4.000 municipios experimentaron alzas superiores al 10%, mientras que más de 1.800 vivieron aumentos de más del 4%.

¿Mejorará esta situación en el futuro? Todo apunta a que vamos a peor. Tanto el Ministerio de Hacienda como la comisión de expertos que está trabajando en la reforma fiscal barajan la idea de subir el IBI y otros tributos locales. Al margen del Impuesto de Bienes Inmuebles, otros gravámenes y tasas dependientes de los Ayuntamientos han experimentado importantes aumentos en el último año.

Así, solamente ciñéndonos a las capitales de provincia, podemos decir que en 2013 se aprobaron más de 50 subidas de la presión fiscal municipal:

  • El Impuesto sobre el Incremento de Valoración de los Terrenos ha llegado a su tipo más alto en veinte capitales españolas. En Cuenca, este tributo aumentó un 16,6% a lo largo del último año. ¿Cuánto supone este gravamen? Alrededor de 1.000 millones de euros cada año.
  • El Impuesto de Actividades Económicas ha crecido en 14 capitales de provincia. Se han dado aumentos verdaderamente salvajes en el caso de ciudades como Huelva (+46%) o Toledo (+37%).
  • El Impuesto sobre Construcciones ha tocado techo en treinta capitales españolas. Esto significa que estas ciudades han llevado este gravamen al mayor tipo permitido en la actualidad (el 4%).
  • El Impuesto sobre Vehículos también crece de forma sistemática: en 2013 fue revisado al alza en dieciocho capitales españolas, con subidas del 8% en Soria, 7,2% en Ciudad Real, 5% en Burgos…

Más empleados públicos

En el año 2011, las Administraciones Públicas mantenían a 3,2 millones de empleados bajo contrato. Durante la segunda mitad del año empezó una poda que redujo un 15% el total de asalariados. Concretamente, la plantilla total de empleados públicos bajó en 425.000 personas, cayendo por debajo de los 2,8 millones.

Sin embargo, si nos fijamos en los datos de la Encuesta de Población Activa, podemos comprobar que los Ayuntamientos solamente redujeron su plantilla entre octubre de 2011 y octubre de 2012. De hecho, desde finales de 2012 hasta hoy, las plantillas municipales han engordado en 17.000 personas.

Esto significa que, en cuestión de quince meses, el personal dependiente de los Ayuntamientos ha crecido un 3%. Concretamente, la subida experimentada en el último trimestre de 2012 fue de 3.600 trabajadores, mientras que a lo largo del año pasado (2013) se dio un aumento de 14.000.

Pueden seguir a Diego Sánchez de la Cruz en su página web, su blog de Libre Mercado, su cuenta de Twitter y su página de Facebook.

En Libre Mercado

    Lo más popular