"El Impuesto de Sociedades no debe aplicarse a pequeñas empresas"

El Partido Conservador debate la posibilidad de eliminar la fiscalidad a las pymes y aplicar nuevas rebajas sobre el capital.

David Cameron, premier inglés. | Archivo.
Relacionado

Fuera de Gran Bretaña, los hermanos Saatchi son conocidos por su exitosa carrera empresarial en el sector de la publicidad. Sin embargo, en Reino Unido ambos son reconocidos también por su fuerte vinculación con el ala más liberal del Partido Conservador.

Aunque Charles Saatchi tiene mucho que decir en este sentido, su hermano Maurice es el más activo de los dos. Hace décadas, su cercanía con Margaret Thatcher le llevó a jugar un papel fundamental en la constitución del Centre for Policy Studies, un influyente think-tank liberal que aún hoy sigue alimentando los programas de acción económica de los conservadores británicos.

Pues bien, el Barón Saatchi no quiere que el CPS deje de ser un punto de referencia para la difusión del liberalismo económico entre la derecha política del Reino Unido. De hecho, el empresario se ha propuesto que la defensa de la economía de mercado vuelva a estar en el centro del debate político. Este aspecto ha sido descuidado por el Gobierno de David Cameron y sus socios Liberal Demócratas, ya que el actual Ejecutivo solamente ha adoptado medidas liberales en el segundo tramo de la legislatura.

En las filas laboristas, es cierto que la corriente Tercera Vía de Tony Blair había introducido un cierto sesgo liberal; sin embargo, esta postura ha ido pasando a un segundo plano frente a las medidas económicas que han favorecido sus sucesores (Gordon Brown y Ed Miliband). Ni siquiera se puede decir que el polémico y efervescente UKIP haya abrazado la causa liberal. El partido de Nigel Farage ha sellado en los últimos años un giro hacia un discurso populista en el que ideas como las que propone el CPS tienen cada vez menos sitio.

Giro hacia el liberalismo

Es por eso que el think-tank de Saatchi ha lanzado una campaña de acción centrada exclusivamente en conseguir el apoyo entusiasta de los dirigentes y las bases conservadoras. La campaña que articula esta batalla intelectual ha sido bautizada como The Policy y descansa sobre dos medidas fiscales concretas.

La primera de ellas es la abolición del Impuesto de Sociedades para las pequeñas empresas. Reino Unido lleva tiempo favoreciendo medidas tributarias encaminadas a apoyar a este segmento societario. Por ejemplo, se han reducido notablemente las cotizaciones sociales que sufragan las firmas británicas y se han aprobado sucesivos recortes en el mismo Impuesto de Sociedades que el CPS quiere eliminar definitivamente.

El segundo pilar en el que se apoyan Saatchi y su think-tank es un recorte de los impuestos aplicados a las inversiones en pequeñas empresas. Concretamente, el lanzamiento de The Policy defiende la necesidad de eliminar el tributo aplicado a las rentas del capital que obtienen quienes invierten en este tipo de sociedades.

Recuperando el enfoque 'lafferiano'

Recuperando el enfoque lafferiano de hace décadas, el informe y la campaña de Saatchi y el CPS defienden abiertamente que el boom de inversión y creación de empleo que generarían estas medidas se traduciría en una posición de solidez fiscal, anulando así la necesidad de reducir el gasto de las Administraciones.

El empresario y político tiene claro que aprobar las dos medidas que propone el CPS mostraría "cómo se puede usar el poder del fisco en beneficio de todos los británicos. Ésta es una llamada a la acción, queremos que el Partido Conservador reaccione y, sobre todo, ayudar a que las pequeñas empresas puedan competir mejor con las sociedades de mayor tamaño".

Las dos medidas que favorece The Policy se aplicarían a más del 90% del tejido empresarial, ahorrando a estas empresas unos 8.000 millones de libras anuales (más de 10.000 millones de euros). En la actualidad, el Impuesto de Sociedades llega al 20% en el caso de las compañías que ganan menos de 300.000 libras anuales (unos 375.000 euros). La empresa británica media tiene cinco empleados.

Saatchi y el CPS defienden que esta medida relanzaría el "capitalismo popular" de la "era Thatcher" y tendría otros efectos positivos: "El déficit del Estado se reduciría, la creación de empleo se aceleraría, el empresariado más corporativista enfrentaría una mayor competencia… Queremos darle más libertad e independencia a los británicos. Queremos que tengan más dinero y que den el primer paso para abandonar el camino de la servidumbre".

El 'recibo fiscal' de Cameron

Mientras el CPS prepara el lanzamiento oficial de esta campaña, el Ejecutivo de David Cameron ha planteado que, desde el mes de octubre de este mismo año, 24 millones de contribuyentes británicos encontrarán en su buzón de correo un "recibo fiscal" en el que se detallen los impuestos que han pagado y el desglose del gasto público por categorías.

Como ha explicado el gabinete del Primer Ministro, "estos recibos fiscales suponen un salto adelante en materia de transparencia fiscal, queremos que la gente sepa exactamente cuánto dinero paga a Hacienda y cómo se canaliza esa recaudación en materia de gasto público".

En Libre Mercado

    Lo más popular