Menú

El 'fracking' resucita las viejas vías ferroviarias del siglo XIX en EEUU

Siete de cada diez barriles de la producción de fracking en Dakota del Norte son trasladados por esta vía.

9
Protestas contra la ampliación del oleoducto | Wikipedia

El gigantesco oleoducto de Keystone recorre buena parte de América del Norte, conectando la provincia canadiense de Alberta con la costa del Estado de Texas. Esta infraestructura ayuda a transportar la producción de territorios como Alberta, Nebraska, Illinois, Montana, Dakota del Norte… Conectando los principales polos de desarrollo de energía en América del Norte.

La ampliación de la infraestructura, conocida como la fase "XL" del proyecto, se ha topado con las críticas de grupos ecologistas. El Gobierno de Barack Obama ha respaldado esta oposición, frenando primero el desarrollo proyectado y anunciando después que el estudio sobre posibles alternativas quedaría sujeto a una sentencia judicial que afecta al oleoducto y será emitida por el Tribunal Estatal del Estado de Nebraska.

EEUU se apoya en sus viejas líneas ferroviarias

Este paso atrás no ha impedido que las empresas que están canalizando el boom del fracking impulsen rutas alternativas para el transporte energético. En el caso de los Estados Unidos, son las viejas vías ferroviarias del siglo XIX las que están cumpliendo este propósito.

Según explica el Wall Street Journal, siete de cada diez barriles de la producción de fracking en Dakota del Norte son trasladados por esta vía. En suma, desde 2008 se ha vivido un aumento del 4.000% en el uso de estas viejas líneas de ferrocarril.

Canadá apuesta por un oleoducto hacia el Pacífico

Por su parte, la industria canadiense ha puesto en marcha el desarrollo de un oleoducto alternativo que, en vez de recorrer Estados Unidos, discurre por territorio nacional hasta llegar a la Costa del Pacífico, donde la producción energética sería embarcada con rumbo a Asia.

De acuerdo con el Calgary Herald, ésta ha sido "la respuesta de la industria canadiense ante los obstáculos creados por Obama. El nuevo proyecto, Energy East, tiene más posibilidades de ser construido. La inversión necesaria llegaría a los 10.700 millones de dólares y su funcionamiento podría comenzar en 2018, una vez se hubiesen completado los 4.600 kilómetros de oleoducto".

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Una reportera de Telecinco huye repentinamente del informativo en directo
    2. Podemos propone disparar los impuestos a millones de ahorradores y asalariados
    3. La broma de peor gusto sobre María Teresa Campos en 'Lecturas'
    4. Aparece la misteriosa cuenta suiza de González: ¡la tenía Marhuenda!
    5. Carlota Corredera posa por primera vez en bañador tras perder 60 kilos
    0
    comentarios

    Servicios