Gran Bretaña recauda más tras bajar impuestos a las empresas

Tras el recorte en el tipo general del Impuesto de Sociedades, crece la recaudación fiscal entre las grandes empresas.

Interesante informe de la filial británica de la consultora PwC. Tras el recorte en el tipo general del Impuesto de Sociedades, que pasó del 24% al 23%, la contribución de las grandes empresas del Reino Unido a la Hacienda pública ha crecido en casi 2.550 millones de euros.

En total, las 100 mayores firmas de las islas han dejado al fisco unos 102.000 millones de euros derivados del Impuesto de Sociedades. Además, a lo largo del ejercicio en el que comenzaron a aplicarse las rebajas de impuestos anunciadas por la Administración Cameron, los salarios de los trabajadores de estas empresas aumentaron un 4,3%.

Este aumento de los sueldos redundó, como es lógico, en una subida de la recaudación derivada del Impuesto sobre la Renta. No es una cuestión menor la de las cargas fiscales que soportan las empresas al margen del gravamen de Sociedades, pues el informe de PwC muestra que cada euro abonado por dicho concepto va de la mano de 4,16 euros contribuidos a Hacienda por cotizaciones sociales y otras cargas tributarias.

La recaudación crece un 6,7%

De acuerdo con PwC, los ingresos totales del Impuesto de Sociedades fueron más bajos en el último ejercicio debido a la fuerte caída de negocio ocurrida en las compañías petroleras del Mar del Norte. La combinación de menores precios del crudo y otros costes operativos alimentó esta reducción.

Sin embargo, al margen de las empresas del Mar del Norte, la recaudación total que encuentra PwC en concepto del Impuesto de Sociedades aumentó un 6,7%. En paralelo, el resto de gravámenes sufragados por las empresas también dejaron un crecimiento recaudatorio, esta vez del 6,2%.

En palabras de Andrew Bonfield, experto en fiscalidad de grandes empresas, "es importante entender cuánto dinero va a parar a las arcas del Estado, principalmente para entender cómo evolucionan los negocios, sus cifras de inversión, sus niveles de empleo…"

Según Bonfield, "los impuestos deben analizarse en su conjunto, pues los tributos que se aplican a las empresas se extienden más allá del Impuesto de Sociedades. En este sentido, a la hora de considerar la aportación de las grandes empresas a Hacienda, no podemos obviar una parte de la realidad. Nunca como ahora fue tan importante considerar las contribuciones fiscales totales que hacen las empresas".

Por su parte, Kevin Nicholson, analista tributario de PwC en Gran Bretaña, ha explicado que "las políticas enfocadas en rebajar los impuestos a las empresas hacen que el Reino Unido genere más negocio. Sin embargo, no todo es el Impuesto de Sociedades: también hay que revisar los demás gravámenes: cotizaciones sociales, tasas varias, IVA no recuperable, recargos aplicados a las operaciones bancarias…".

En Libre Mercado

    Lo más popular