Menú

Montoro ensalza a Barea y se proclama su "discípulo"

El Club Siglo XXI celebró un acto homenaje al brillante académico.

25
José Barea en una imagen de archivo

Lleno en el auditorio del Club Siglo XXI para el acto de homenaje al profesor José Barea. Transcurridos cinco meses desde su fallecimiento, la figura del brillante académico fue ensalzada por Pedro Rivero, presidente de Liberbank, y Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Administraciones Públicas. Ambos ponentes estuvieron arropados por Leandro Cañibano y Eduardo Bueno, presidente y vicepresidente primero de la Asociación Española de Contabilidad y Administración de Empresas, ente que el desaparecido profesor Barea encabezó desde su fundación, allá por 1979.

Antes de las intervenciones de los cuatro ponentes, el exministro y presidente del Club Siglo XXI, Eduardo Zaplana, tomó la palabra para dar comienzo al acto. Quien fuera presidente de la Comunidad Valenciana señaló que "desde el plan de estabilización de 1959, el profesor Barea participó en todas las reformas que ayudaron a homologar nuestras bases económicas con los socios europeos. Lo hizo, a menudo, a pesar de que le tocó bailar con la más fea, ya que a menudo le tocó decir que no. Si hoy España no es Grecia es gracias al coraje de gente como el profesor Barea, quien no dudó en alzar la voz cuando tuvo que explicar y hacer valer sus planteamientos".

A continuación, Leandro Cañibano recordó el compromiso de Barea con un "estricto cuidado de las finanzas públicas y privadas que estuvieron a su cargo". Además, el catedrático emérito de la Universidad Autónoma de Madrid recordó los múltiples reconocimientos que recogió el profesor Barea "a lo largo de una vida marcada por la rectitud y la templanza".

Tomó después la palabra Eduardo Bueno, quien recordó las múltiples responsabilidades que asumió Barea a lo largo de su vida: presidente del Banco de Crédito Agrícola, secretario de Estado para la Seguridad Social, director general del Tesoro y de Presupuestos del Estado, consejero delegado de Iberia, director de la Oficina Económica del Gobierno de España… "Lo del gasto y el coste siempre fue la gran preocupación y el gran oficio de Pepe, cuya independencia y cuyo compromiso intelectual se plasmaron en una trayectoria marcada por la coherencia y la firmeza", explicó.

La empresa, "pieza angular de la economía"

Por su parte, Pedro Rivero, presidente de Liberbank y vocal de la Junta Directiva de AECA, se centró en la contribución del profesor Barea al fortalecimiento del sector privado. "¡El Currículum Vitae de Pepe abarca setenta folios! Fueron tantas sus publicaciones, sus responsabilidades… que necesariamente hablamos de alguien libre e independiente. ¿Creía más en lo público que en lo privado? Por nuestras largas conversaciones, puedo decir que lo segundo era lo que más le interesaba, pues veía a las empresas como la pieza angular de la economía de mercado, ese sistema que tanto estudió a lo largo de los años", apuntó el financiero.

"Barea tenía claro que el Estado debe actuar con eficiencia, para que el gasto será menor y se puedan ahorrar impuestos, lo que redunda en una mayor libertad para los ciudadanos. Decía también que el intervencionismo político debe estar lejos de la gestión empresarial. Aunque algunos le llamasen extremista, no dudaba en defender sus principios, una postura que sin duda le honraba. Siempre insistió en que no se puede gastar más de lo que se ingresa de una forma sistemática y continuada… ¿quién puede estar en contra de eso?", zanjó Rivero.

Montoro se considera "su discípulo"

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas recordó en el acto una de sus últimas conversaciones con el homenajeado. Además, afirmó sentirse "como un discípulo de los valores que siempre transmitió el profesor Barea, a quien considero un padre intelectual. Me habló siempre de la importancia del compromiso y de la honradez a la hora de ejercer la función pública. Trabajaba de forma incansable, de un modo casi obsesivo. Cuando le preguntaba por ello me decía que, cuando se sentía agotado, se refrescaba la cabeza y volvía a su mesa, a seguir adelante".

Montoro apuntó también que "sin el profesor Barea no se pueden entender los Presupuestos del Estado. Modernizó la contabilidad pública en los años 60, incorporando los cambios que se estaban aplicando en nuestro entorno, caso de la Administración francesa".

Refiriéndose a la era Aznar, Montoro apuntó que el expresidente tenía claro que "el reto de hacer de España un país fundador de la Eurozona era casi imposible, por eso la Oficina Económica del Gobierno necesitaba contar con alguien como José Barea a la cabeza. El examen de los criterios de Maastricht era en 1998 y la llegada del Partido Popular al gobierno apenas se había producido en 1996. El equipo que organizó Barea se caracterizó por el seguimiento exhaustivo de todos los compromisos de ajuste… Cada reunión era exigente, no siempre había coincidencias, pero el proceso fue necesario y resultó muy sano para las Administraciones".

El titular de la cartera de Hacienda ensalzó "el valor de la estabilidad presupuestaria que siempre defendió Barea. El funcionamiento de una Unión Monetaria no es factible si se incurre en déficits y endeudamientos excesivos. En estos días que corren, Europa no debería dudar en su apuesta por estos principios. Es falaz que la restricción en el gasto impida el crecimiento. En España lo vimos en la segunda mitad de los 90 y lo vemos de nuevo en la actualidad".

Montoro también subrayó que la estabilidad de precios era otro aspecto que preocupaba a Barea. En este sentido, se refirió al miedo a la deflación que han expresado algunos analistas, apuntando que "la calidad del crecimiento que estamos consiguiendo es más alta por la contención de la inflación".

Por otro lado, el ministro también se refirió a la ideología de Barea como punto de partida para reflexionar sobre el rol de las Administraciones Públicas: "¿Es pensamiento liberal, social-liberal…? Ante todo, el de Barea es el pensamiento del Estado moderno, eficiente, capaz y suficientemente fuerte a la hora de asentar el Estado de Bienestar, ese Estado que presta servicios en aquellos ámbitos en los que el Mercado es más ineficiente".

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Marhuenda, a Federico: "¿Sabes cuántos periodistas borrachos han pedido favores?"
    2. Aparece la misteriosa cuenta suiza de González: ¡la tenía Marhuenda!
    3. Nuevo éxito mundial del proceso separatista: Maduro se retrata con la 'estelada'
    4. La genial respuesta de Ikea a la bolsa de Balenciaga
    5. Vídeo: Un ciclista le mete el dedo en el culo a otro en plena carrera
    0
    comentarios

    Servicios