Menú

"Los bancos centrales están poniendo a prueba los límites técnicos, económicos, jurídicos y políticos"

El llamado banco central de los bancos centrales pone el dedo en la llaga y habla sobre los tipos de interés negativos.

6
Archivo

El Banco Internacional de Pagos, conocido como BIS por sus siglas en inglés, suele ser definido por los medios de comunicación como el "banco central de los bancos centrales". Este organismo, con sede en Basilea, es una organización internacional que se encarga de apoyar la tarea de los bancos centrales.

Pese a este rol de coordinación, el BIS no duda en asestar duras cornadas a aquellas bancos centrales que aplican medidas monetarias poco ortodoxas. Un nuevo ejemplo de su línea crítica lo tenemos en el informe que ha firmado Claudio Borio, economista de referencia en la organización desde su ingreso en 1987.

Refiriéndose al creciente número de países que financia sus emisiones de deuda a tipos negativos, el economista del Banco Internacional de Pagos (BIS) ha declarado que "como muestran los mercados día tras día, las fronteras de lo impensable son extraordinariamente elásticas... A finales de febrero, alrededor de 2,4 billones de dólares en deuda soberana a largo plazo en todo el mundo cotizaban con rendimientos negativos.

De esa cantidad, más de 1,9 billones habían sido emitidos por soberanos de la zona del euro". Borio subraya que no se trata de un episodio aislado, sino de una tendencia bajista que persiste: "las últimas cifras indican que los rendimientos soberanos de la deuda alemana, francesa y suiza eran negativos a cuatro, seis y diez años respectivamente".

¿Qué factores explican esta situación? De acuerdo con el técnico del BIS, "no es difícil dar con la razón inmediata de esta situación sin precedentes. Desde hace tiempo, los bancos centrales han relajado su política monetaria de forma agresiva, en sus esfuerzos por cumplir los objetivos de su mandato, principalmente en materia de inflación. Fue el BCE el que adoptó la medida más agresiva recientemente, al sorprender a los mercados con el tamaño y alcance de su programa de compra de activos a gran escala. Eso sí: desde principios de diciembre, más de veinte bancos centrales han relajado su política". Como ejemplo de este giro hacia políticas más heterodoxas, el economista cita los casos de China, India, Suiza o Dinamarca.

Ante este escenario, Borio subraya que "los bancos centrales han demostrado la porosidad del llamado límite inferior cero de las tasas de interés. Las tasas oficiales negativas unidas a compras a gran escala han llevado las primas por plazo y los rendimientos nominales hacia el terreno negativo. Si este viaje sin precedentes continúa, se podrían estar poniendo a prueba los límites técnicos, económicos, jurídicos e incluso políticos".

Borio admite que las bajas tasas "reflejan en cierta medida la fuerte caída de los precios del petróleo", lo que intensifica la presión desinflacionista a corto plazo. Otro factor relevante en este proceso es la apreciación del dólar, cuyo cambio ponderado con el ocomercio exterior ha subido un 20% desde mediados de 2014. "Es la mayor apreciación registrada en un periodo de semejante duración. La paridad con el euro es una posibilidad", explica.

Temas

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Federico Jiménez Losantos: '¿Qué aplaudían?'
    2. "Le Figaro" recuerda a Puigdemont que para luchar contra el terrorismo debe respetar la Constitución
    3. El mosso que abatió a los cuatro islamistas de Cambrils es un exlegionario
    4. Bronca entre un bosnio y un independentista en Twitter
    5. La ANC abronca a EEUU por utilizar la bandera española para mostrar su solidaridad
    0
    comentarios

    Servicios