Menú

Ducharse será un lujo en California

Las nuevas normas impondrán multas de hasta 500 dólares diarios a los ciudadanos que rebasen los nuevos límites fijados.

46
Corbis

Los habitantes de California van a tener que acostumbrarse a ducharse en cuestión de segundos. De acuerdo con las nuevas normas anunciadas por el gobernador demócrata, Jerry Brown, el Estado de la Costa Oeste aprobará fuertes multas a aquellos hogares en los que la ducha se prolongue más allá de unos pocos minutos.

Brown ha anunciado que esta medida se aprobará "por vía urgente, con todo el peso de la ley". El sucesor de Schwarzenegger ha reconocido que este tipo de enfoque es "poco habitual", pero ha advertido que es urgente "tomar acciones que permitan cambiar el comportamiento de los californianos, incluyendo aquí a todos los ciudadanos, desde los que viven al Norte, en la frontera con Oregon, hasta los que residen al Sur, al lado de México".

El político demócrata apuntó que no solamente las familias tendrán que acostumbrarse a esta nueva situación: "también hay que considerar como las empresas emplean el agua". El coste de no seguir las restricciones será muy alto: hablamos de multas de 500 dólares diarios que se aplicarán cuando el consumo de cada hogar no se ajuste a los estrictos límites de racionalización marcados por el Ejecutivo estatal.

Férreo control estatal

Expertos como Edward Lazear, de la Universidad de Stanford, han subrayado que estas medidas no conseguirán evitar los problemas que enfrenta California:

El verdadero problema no es que haya un clima más seco: el verdadero problema es que el gobierno estatal sigue fijando los precios del agua y restringiendo la transferencia de agua entre distintas cuentas.

El ajuste dictado por Jerry Brown supondrá un recorte del 25% en el consumo de agua de los hogares. Cabe señalar que el 90% de los hogares californianos recibe su suministro de agua a través de las 400 agencias públicas locales que coordina una oficina del gobierno estatal. A este férreo control público del sector se suma otra polémica política: durante años, los legisladores republicanos han propuesto el impulso de diferentes infraestructuras de agua que podrían haber evitado la situación actual, si bien estos proyectos no han prosperado por la negativa de los demócratas a aprobar medidas que puedan "dañar el medio ambiente".

Las críticas a Brown no han parado de crecer desde que se anunciaron estas medidas. Hay ciudades, como Palm Springs, en las que el racionamiento de agua llegará al 50%, lo que ha alimentado el miedo a que el tajo inicial del 25% ordenado para la mayoría de ciudades podría ir a más en los próximos meses.

A la hora de disipar estos rumores, no ha ayudado que el gobernador Brown se limite a afirmar que "no podemos seguir manteniendo el mismo nivel de vida, es hora de ajustarnos y de aprender".

Un Estado en crisis

Esta crisis de agua se une a la dura crisis fiscal que atraviesa California. Varios municipios de la región están en quiebra y, a nivel estatal, la deuda es superior a la de cualquier otro territorio de Estados Unidos, con casi 800.000 millones de dólares en diferentes obligaciones.

Temas

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Malestar en la Policía con los Mossos por la falta de coordinación
    2. Un solo agente de los Mossos abatió a cuatro de los terroristas en Cambrils
    3. Abaten a cinco terroristas después de que atentasen en Cambrils
    4. La Generalidad intenta 'catalanizar' los atentados de Barcelona y Cambrils
    5. Los comerciantes de las Ramblas: "¿Por qué no había bolardos?"
    0
    comentarios

    Servicios