Menú

Harto de obras y de retrasos, un británico construye su propia autopista

Gastó 400.000 euros de su propio dinero para construir una circunvalación alternativa a la carretera oficial.

45
El peaje, a 2,78 euros | YouTube (BBC)

Durante meses, un empresario británico de 62 años de edad reclamó a las autoridades de Somerset que agilizasen los trabajos de mantenimiento que habían cerrado un tramo de la carretera A-431. El reclamo de Mike Watts despertó la simpatía de muchos vecinos, pero no consiguió agilizar la rehabilitación de la calzada.

Ante estas complicaciones, Watts decidió invertir 200.000 euros de su dinero para desarrollar un by-pass alternativo. Mediante esta circunvalación, desarrollada en fincas de titularidad privada, este empresario británico ahorró 22 kilómetros a conductores que, hasta entonces, no tenían más opción que seguir el desvío aprobado por las autoridades.

Watts fijó el peaje en 2,78 euros. A cambio, la ruta supuso una reducción de casi una hora en el tiempo medio de desplazamiento de los viajeros. El impulsor de esta innovadora ruta paralela inyectó otros 200.000 euros para rematar la obra y sufragar los costes de mantenimiento.

A cambio, Watts ingresó los peajes de los miles de viajeros que circulan por la
A-431 con dirección a ciudades como Bristol o Bath. Fuentes consultadas por Yahoo reconocen que el by-pass privado mejoró notablemente el tráfico e incluso salvó a negocios de la zona que habían sufrido importantes caídas en sus ventas como consecuencia de las obras y los retrasos.

El enfado de las autoridades

Las autoridades no recibieron de buen grado la acción de Watts, pero el empresario británico se defendió sin complejos: "Hemos detectado las dificultades de los vecinos, hemos luchado para que se agilizasen los trabajos y, como nada estaba mejorando, nos hemos puesto manos a la obra y hemos desarrollado una solución".

Sin embargo, el gobierno local siguió presionando y, en noviembre de 2014, terminó negando los permisos necesarios para que esta circunvalación alternativa siguiese operando.
En paralelo, se agilizaron las obras de la A-431.

En diciembre de 2014, la carretera convencional volvió a funcionar a pleno rendimiento y el
by-pass construido por el empresario británico se vio obligado a cerrar. Watts calcula que ha perdido entre 14.000 y 20.000 euros, pero no se arrepiente. En su opinión, el esfuerzo mereció la pena y las pérdidas hubiesen sido beneficios si no se le hubiesen denegado los permisos.

Temas

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Antonio Escohotado alfabetiza a Pablo Iglesias: "¿Ves alguna diferencia seria entre bolcheviques y nazis?"
    2. Los okupas llegan a los chalets de Pozuelo de Alarcón: "Ha sido una desgracia"
    3. Los tres grupos cercanos a Palomo Linares que provocarán "tensión" en el tanatorio
    4. Mila Ximénez pasa al ataque y ventila los trapos sucios de Mercedes Milá
    5. Lluís Llach amenaza con castigar a los funcionarios que no acaten la "legalidad catalana"
    0
    comentarios

    Servicios