El 70% de los empresarios ve "habitual" el soborno en su trato con las Administraciones españolas

El grueso de las irregularidades ocurren en el trato con las Administraciones (69%). Las malas prácticas privadas son menos habituales (16%).

Demoledor informe de Ernst & Young
18
comentarios

La consultora Ernst & Young acaba de publicar su Informe 2015 sobre Fraude y Corrupción. Los resultados del estudio son devastadores para España: según los empresarios consultados, en nuestro país se da un elevado nivel de irregularidades en el día a día de los negocios.

De acuerdo con el informe,
el 69% de los directivos tiene claro que los sobornos y la corrupción son un proceso habitual en nuestro país. El porcentaje obtenido en el anterior estudio era del 65%, por lo que la tendencia apunta a un deterioro del clima institucional vigente en España.

¿Cómo se compara este escenario con el resto de Europa? El porcentaje del 69% registrado en España es idéntico al obtenido por Grecia. Muy por debajo de estas cifras encontramos a Dinamarca (4%), Suecia (10%), Finlandia (11%), Suiza (12%), Holanda (13%), Noruega (21%), Estonia (21%), Alemania (26%), Reino Unido (27%), Francia (29%), Bélgica (34%), Austria (42%), Polonia (43%) o Irlanda (50%).

Ante semejante panorama, no sorprende que casi uno de cada dos encuestados en España justifique algunas de estas prácticas en el caso de que ayuden a apuntalar la continuidad de sus negocios. Por otro lado, cerca de un 70% admite que las autoridades deberían tomar más medidas para evitar esta generalización de las irregularidades. Estamos, por tanto, ante un círculo vicioso: nuestras empresas no quieren trabajar bajo un marco corrupto... pero reconocen que se adaptan al mismo para seguir adelante.

La corrupción privada, mucho más reducida

Lo que sí está claro es que el grueso de las irregularidades económicas ocurridas en nuestro país y recogidas en el informe se explican por el clima de corrupción que se respira en las instituciones.

Así, el estudio de Ernst & Young aclara que, si nos referimos a corrupción ocurrida únicamente en el marco de la empresa y excluimos el trato con las Administraciones, el porcentaje de directivos que confiesa haber participado en este tipo de prácticas baja del 69% al 16%. Ese 16% nos deja cerca del 13% sueco, el 11% suizo o alemán o el 10% británico y galo.

En Libre Mercado