Draghi no afloja: el BCE no inyectará más dinero a la banca griega

La contundente respuesta del Banco Central Europeo deja la pelota en el tejado del Eurogrupo.

El impago de Grecia al FMI ha convertido los bonos griegos en deuda tóxica | Cordon Press

El Banco Central Europeo acaba de publicar un escueto comunicado en el que avanza que no ampliará la línea de liquidez concedida a la banca griega. Esta decisión complica más aún la supervivencia de las entidades financieras helenas, que enfrentan desde hace días un "corralito".

El organismo que preside Mario Draghi sigue en sus trece y anuncia que no va a revisar al alza el ELA. Aunque el consejo de gobierno ha reconocido que sigue con detenimiento la situación de los mercados financieros, la decisión es tajante: no puede ampliarse la línea de liquidez si las entidades bancarias helenas no cuentan con el colateral suficiente para respaldar estos préstamos de urgencia.

El impago de Grecia al FMI ha convertido los bonos griegos en deuda tóxica, por lo que Draghi no ha dado el giro que esperaba Syriza y ha mantenido las restricciones aprobadas el 26 de junio. De hecho, el italiano ha ido más allá y ha endurecido las condiciones de acceso a la liquidez del ELA.

Ya van 89.000 millones

Conviene recordar que el ELA ya ha inyectado 89.000 millones en el sistema bancario griego, a pesar de lo cual las reservas de efectivo ya están por debajo de los 1.000 millones, tras las intensas retiradas de dinero que han hecho los ciudadanos en el último trimestre.

La contundente respuesta del Banco Central Europeo deja la pelota en el tejado del Eurogrupo. No habrá, por tanto, un enjuague monetario: aunque sea de momento, Frankfurt se queda a la espera de lo que decidan los políticos europeos.

En Libre Mercado