Menú

Los tres mejores datos del paro... y uno que sigue siendo muy preocupante

Buenas cifras en nuevos activos, contratos a tiempo completo y paro de larga duración. Pero el empleo total sigue lejos de los niveles pre-crisis.

31
La evolución del paro | Libertad Digital

Según Mariano Rajoy, la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre de 2015 ha sido la mejor que se recuerda: "Nunca en la historia económica se había creado tanto empleo en un trimestre". "España va como una moto", ha apuntado en una conversación informal Fátima Báñez. "Giro de 180º, cambio estructural, cada vez más rápido por el buen camino..." Escuchando a los miembros del Gobierno y del PP, parece claro que el optimismo se desborda.

Por un lado, es evidente que las cifras totales siguen siendo muy elevadas: un 22,3% de tasa de paro y más de cinco millones de desempleados son datos que parecerían dramáticos en cualquier país. Pero en España, tras ocho años de crisis, son una de las mejores noticias que se recuerdan. En los dos últimos años la creación de empleo ha mantenido un ritmo muy elevado y parece que se mantendrá en los próximos trimestres.

Las tablas del INE contienen miles de datos. A eso es a lo que se mira este jueves: temporalidad, edad de los parados, hogares sin empleo, paro de larga duración... Cada uno se quedará con una cifra, porque hay para todos, ya sean pesimistas u optimistas. Las siguientes son cuatro de las más relevantes: tres podría decirse que son muy buenas, quizás las mejores del paro. La cuarta, sin embargo, es muy preocupante:

- 116.100: es el incremento de la población activa en el último trimestre. El número de ocupados ha crecido en 411.800, pero sin embargo el paro sólo ha caído en 295.600 personas. ¿A qué se debe la diferencia? Pues a que está habiendo mucha gente que se está reincorporando al mercado laboral. Personas que lo habían dejado por imposible y que ahora sienten que tienen alguna opción de encontrar un empleo. Esto es una gran noticia. Los expertos siempre dicen que hay pocos indicadores más fiables para calibrar la situación del mercado y las expectativas del ciudadano de a pie que la evolución de la población activa.

- 539.500: el número de nuevos ocupados a tiempo completo en el último año. Uno de los problemas del mercado laboral español es la precariedad. Eso, por ejemplo, se ve en el número de empleos temporales: 274.600 nuevos en el último año frente a 170.300 indefinidos. En términos de dualidad, las cosas siguen sin mejorar demasiado. Pero que los nuevos contratos sean fundamentalmente de jornada completa (de hecho, los de tiempo parcial caen ligeramente en estos doce meses) es un claro indicador de recuperación. Las empresas no sólo se atreven, poco a poco, a ampliar plantilla, sino que además lo están haciendo con empleos de ocho horas al día, algo que no había sido tan común durante esta crisis.

- 287.500: es la reducción en el número de parados que perdieron su empleo hace más de un año, los considerados de larga duración. Esto quiere decir que más de la mitad de la reducción total del paro en estos doce meses (473.900 personas) se debe a este colectivo. Es una gran noticia, quizás la mejor de la EPA. Entre otras cosas, porque apunta a que aún hay esperanza para un grupo de personas que durante un tiempo pudieron pensar que el tren del mercado laboral había partido para siempre. No es la única cifra positiva para colectivos considerados vulnerables. Por ejemplo, la tasa de paro de los parados entre 20 y 24 años es la que más cae entre los diferentes grupos de edad (-11,88% en el último año). También el número de hogares en el que todos sus miembros están en paro ha caído casi un 10%: hay 176.400 familias en España que han salido de esta situación desde junio de 2014.

- 2.887.000: éste es el dato malo y es muy relevante. Es la diferencia entre el número de ocupados de esta EPA (17.886.000) y el que marcaba la EPA del 3º trimestre de 2007 (20.753.000). España sigue teniendo casi 3 millones de trabajadores menos que en el pico anterior a la crisis. En el último año se han creado algo más de 3 millones de empleos. Por lo tanto, incluso aunque mantuviéramos este fantástico ritmo, no recuperaríamos los niveles pre-crisis hasta por lo menos el año 2020. Son doce años perdidos en términos de empleo. Pocas veces en el siglo XX un país occidental que no sufriera un shock exterior o político habrá pasado por una situación así. Para que nos hagamos una idea, en el primer trimestre de 2004, España tenía 17.770.000 ocupados. En once años no hemos conseguido avanzar nada en este sentido (o mejor dicho, todo lo que ganamos lo hemos perdido).

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. "¿Es preocupante el estado de salud de Cifuentes?"
    2. Puigdemont entra en cólera ante la amenaza de suspender el FLA
    3. Susana Díaz dice ahora que el Impuesto de Sucesiones es para "millonarios en euros"
    4. Hallan muerta a la cazadora Melania Capitán, que sufrió acoso animalista
    5. El Gobierno cree que el control de las cuentas catalanas es una "bomba de relojería" para Junqueras
    0
    comentarios

    Servicios