Menú

Irlanda y Portugal se recuperan de la crisis mejor que España

Los PIIGS son los únicos países de la OCDE que todavía no han recuperado el nivel de riqueza previo a la crisis. Pero en este grupo hay diferencias.

58
El primer ministro de Irlanda, Enda Kenny, de Portugal, Pedro Passos Coelho, y el presidente español, Mariano Rajoy | Efe

Uno de los indicadores que se pueden emplear para medir el avance o retroceso de una determinada economía es el PIB per cápita (el volumen total de riqueza de un país dividido por su población) o bien la renta disponible (riqueza de los hogares más subsidios y prestaciones sociales).

Según un reciente informe de la OCDE, que agrupa a las 34 economías más ricas del planeta, el PIB per cápita en este grupo de países subió un 3,2% entre el primer trimestre de 2007, poco antes de que estallara la crisis financiera internacional, y el primero de 2015 -último dato publicado-, mientras que los ingresos disponibles de las familias aumentaron un 8,1%.

PIB per cápita y renta disponible de la OCDE

Sin embargo, no todos los países sufrieron la crisis con igual intensidad, ni mucho menos. Dentro de la zona euro, destacan, sobre todo, las economías periféricas, denominadas también PIIGS (Portugal, Italia, Irlanda, Grecia y España).

En este sentido, cabe tener en cuenta que tres de esos países solicitaron un rescate internacional para evitar la quiebra (Grecia, Irlanda y Portugal), mientras que España e Italia recibieron asistencia financiera de forma directa (préstamos para el rescate de cajas) o indirecta (compra de deuda pública por parte del BCE, fuertes inyecciones de liquidez a sus bancos o la promesa de acudir a su rescate en caso de ser necesario) para sortear su caída.

De hecho, los PIIGS son los únicos miembros de la OCDE cuyo PIB per cápita sigue siendo hoy inferior al registrado a principios de 2007, de modo que todavía no han recuperado el nivel de riqueza previo a la crisis. Sin embargo, dentro de este particular grupo no todos han evolucionado igual. Así, Irlanda lidera la recuperación en materia de PIB e ingresos disponibles, seguida, por este orden, de Portugal, España, Italia y, por último, Grecia, cuya situación merece un comentario aparte.

La recuperación económica, por tanto, está siendo más rápida en Irlanda y Portugal que en España si se toma como referencia este indicador. En concreto, partiendo de una base 100 para cada país en el primer trimestre de 2007, Irlanda, con un PIB per cápita de 98,8 puntos, está rozando ya el nivel de riqueza previo a la crisis, seguido de Portugal (95,6), España (94,7) e Italia (88).

Y lo mismo sucede en términos de ingreso disponible de las familias: Irlanda encabeza el ranking de los PIIGS con 95,1 puntos sobre 100, seguido de Portugal y España, con 94,6 puntos, e Italia (86,7).

PIB per cápita y renta disponible de Portugal, Irlanda, Italia y España

La renta disponible en España tocó fondo en el primer trimestre de 2013, cuando se situó en 90,5 puntos, pero, desde entonces, no ha dejado de subir. De hecho, en el primer trimestre de 2015, España tuvo uno de los incrementos en la renta disponible más significativo de la OCDE, con un 1,6%, tan sólo superado por Portugal (2,3%) y Dinamarca (5,9%), a falta de conocer los datos de Irlanda.

El caso de Grecia es, sin duda, el más grave, ya que su PIB per cápita se sitúa hoy 23 puntos por debajo del nivel registrado antes de la crisis, mientras que el ingreso disponible de las familias se sitúa en 72,5 puntos sobre 100 (casi 30 puntos inferior al nivel precrisis).

PIB per cápita y renta disponible de Grecia

Y lo mismo sucede, pero al revés, si se analiza el caso de Estonia -ver siguiente gráfico-, único miembro de los países bálticos perteneciente a la OCDE, que, desde el estallido de la crisis, apostó firmemente por la austeridad (intensos recortes de gasto) y las reformas estructurales para liberalizar aún más su economía. Su PIB per cápita supera ya el nivel registrado a principios de 2007.

Irlanda y los bálticos (Estonia, Letonia y Lituania), principales paradigmas de la austeridad pública y las reformas económica, son, precisamente, los mayores ejemplos de recuperación durante la crisis.

Muy especialmente, si se analiza la evolución del paro. A principios de 2010, por ejemplo, España (19,2%) y Estonia (18,4%) registraban una tasa de desempleo muy similar, pero cinco años después, dicho índice se mantiene por encima del 23% en el caso de España frente al 6% que presenta Estonia o el 10% de Irlanda.

Paro en Estonia, Irlanda y España

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Federico Jiménez Losantos: 'La juez Alaya y la eterna nostalgia de la Ley '
    2. La increíble idea de Elon Musk para acabar con los atascos en las ciudades
    3. A Pablo Iglesias no le gusta que Rajoy "ironice" sobre su moción de censura
    4. Mila Ximénez destapa las mentiras de Jesús Mariñas y los trabajadores de Teresa Campos
    5. Cuando Rocío Jurado no quería ni hablarse con Raphael
    0
    comentarios

    Servicios