Menú

Las claves económicas del bronco 'cara a cara'

Sánchez habló de bajar solamente el IVA cultural mientras Rajoy defendió recortes de IRPF y Cotizaciones Sociales.

2
Marinao Rajoy en el debate | EFE

El esperado "cara a cara" entre el candidato del PP, Mariano Rajoy, y el líder del PSOE, Pedro Sánchez, volvió a poner encima de la mesa la importancia de la economía de cara a las elecciones generales que se celebran el próximo 20-D.

¿Cuáles fueron los mensajes clave de la noche? ¿Qué matices y correcciones cabe hacer a las observaciones de ambos aspirantes a la presidencia del gobierno? Al igual que en anteriores debates, Libre Mercado vuelve a hacerse estas preguntas para dar respuesta a nuestros lectores.

A vueltas con el sector financiero

Llamó la atención que Pedro Sánchez dedicase buena parte del bloque económico a criticar el "rescate" financiero. Al fin y al cabo, el gobierno del PSOE fue el que abrió la veda, aprobando el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y dotándolo con un capital inicial de 9.000 millones de euros. En 2010, este vehículo inyectó fondos a siete entidades, mientras que en 2011 aprobó otros tres "rescates".

También resulta llamativo que Sánchez criticase lo ocurrido con Bankia. ¿Por qué motivo? Muy sencillo: el líder socialista fue miembro de la Asamblea General de Caja Madrid entre los años 2004 y 2009, a pesar de lo cual nunca advirtió de la deriva de la entidad financiera. De hecho, Sánchez obtuvo una hipoteca en condiciones ventajosas gracias a su rol como consejero de la entidad.

Por su parte, Mariano Rajoy explicó el "rescate" de los bancos como una operación inevitable. Sin embargo, su propio gobierno favoreció una vía alternativa, con un canje basado en entregar acciones de Bankia a los tenedores de participaciones preferentes. De hecho, esta opción conocida como bail-in o "rescate privado" ha terminado siendo respaldada por la Comisión Europea de cara a nuevos escenarios de turbulencias financieras.

Sánchez se lía con la educación y la igualdad

El dirigente socialista defendió que un hipotético regreso del PSOE a La Moncloa estaría marcado por un fuerte aumento del gasto en educación. De hecho, Pedro Sánchez defendió que su partido se compromete a "triplicar el gasto en educación".

Aplicar una medida así supondría un aumento significativo del presupuesto del Ministerio de Educación, que pasaría de 2.300 a 7.000 millones de euros. Sin embargo, el dirigente socialista no explicó en ningún momento cómo pretende financiar dicho crecimiento del gasto.

Tampoco estuvo muy acertado el dirigente socialista cuando denunció que "las mujeres cobran un 24% menos que los hombres". En realidad, aunque el sueldo medio de los hombres es más alto que el sueldo medio de las mujeres, estos datos no significan que un mismo trabajo esté remunerado de manera desigual.

Así, una vez se ajustan los datos para hacer una comparación entre casos iguales, vemos que la "brecha salarial" se esfuma. El propio gobierno de Zapatero reconoció esta situación a través de los datos de la Inspección de Trabajo contra la Discriminación Laboral.

Impuestos y empleo

Pedro Sánchez acusó a Mariano Rajoy de haber desarrollado una "reforma laboral" que fomenta la precariedad. Como alternativa, el dirigente socialista defendió "aumentar hasta los 1.000 euros el salario mínimo". Sin embargo, los datos del think tank Civismo apuntan que el coste de entrada en el mercado laboral deja fuera del mismo a 450.000 personas, por lo que semejante aumento podría aumentar el paro estructural en otros 300.000 ciudadanos.

Rajoy basó su contestación en una defensa de la reforma laboral. A continuación, defendió rebajas en IRPF y Cotizaciones Sociales. Estas dos "medidas estrella" chocan con el discurso de Sánchez, que solamente abogó por rebajar el IVA cultural en su intervención.

Lo que no hizo el presidente fue responder de manera contundente la acusación sobre la precarización, a pesar de que, según el INE, el número de españoles con contratos de menos de un mes no llega al 1%. Rajoy sí mencionó que el 75% de los empleados españoles tiene contratos indefinidos, algo que ha explicado Libre Mercado en reiteradas ocasiones.

Minutos después, el aspirante popular a la reelección sacó pecho cuando habló del aumento de las exportaciones como un logro que apuntalará la mejora del empleo. Aunque esto es cierto, no está de más recordar que el salto de internacionalización comenzó años antes de la llegada de Rajoy a La Moncloa, gracias al esfuerzo de las empresas españolas.

Por su parte, Sánchez puso como "modelo económico" al gobierno de Barack Obama y criticó que España haya apostado por la "austeridad". En realidad, tal y como ha explicado Libre Mercado, Estados Unidos ha impulsado importantes recortes en el gasto federal que han servido para reducirlo del 24% al 20% del PIB.

Además, Sánchez defendió un nuevo marco laboral en el que no estaría permitido contratar a tiempo parcial en ocupaciones que hayan sido cubiertos por indefinidos. Una medida de este corte no sólo no obtendría el visto bueno de los socios europeos sino que, además, entrañaría un componente exagerado de rigidez al mercado laboral. Es decir, España volvería a convertirse en uno de los países donde es más difícil contratar.

"Primas" a las renovables y deuda

Un momento interesante del debate fue el que dedicaron ambos candidatos a las energías renovables. En su turno, Sánchez criticó el "impuesto al sol" del gobierno popular y denunció el aumento de la "pobreza energética" en España.

Por su parte, Rajoy recordó que "fue el gobierno socialista el que aumentó más de un 60% el precio de la luz" y señaló que dicho mecanismo hizo que "mucha gente se forrase con primas garantizadas del 20-25%".

Hablando del aumento de la deuda pública, Sánchez criticó la subida de 318.785 millones de euros que ha tenido lugar bajo gobierno de Rajoy pero no hizo ningún comentario sobre el repunte de 359.732 millones que ocurrió con el PSOE en el gobierno. En términos porcentuales, la subida de la deuda experimentada en los años del PP ha sido del 43% mientras que el repunte observado durante la segunda legislatura de Rodríguez Zapatero fue del 94%, más del doble.

Lo que no hizo Rajoy a la hora de hablar de la deuda pública fue explicar que el "rescate" bancario no es, en absoluto, responsable de su aumento, tal y como argumentó el candidato socialista. Y es que las inyecciones de capital en las cajas de ahorro han supuesto el 6% del aumento del pasivo estatal, mientras que el 94% restante se explica por la falta de "austeridad" por parte de las Administraciones Públicas.

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. La aerolínea Norwegian deja en ridículo a Puigdemont: "Es una manipulación de manual"
    2. Pilar Eyre desvela la verdadera edad de Ana Obregón
    3. Pedro Sánchez anuncia que purgará a los barones de su Ejecutiva
    4. Primeras imágenes de la salida del hospital de María Teresa Campos
    5. Karlos Arguiñano: "He tenido amigos de ETA"
    0
    comentarios

    Servicios