Menú

El comunismo castrista: medio siglo de desastre económico

Fidel Castro acaba de cumplir 90 años, y Cuba, a su vez, 56 años de miseria bajo la dictadura comunista.

0
Fidel Castro en una de sus útlimas apariciones | EFE

El nonagésimo cumpleaños de Fidel Castro ha vuelto a abrir el debate sobre las condiciones de vida en Cuba y el éxito (o no) del modelo económico que han implementado los Castro durante sus largos años en el poder.

Comencemos dando alguna pincelada para conocer los datos de PIB per cápita. Aunque, lamentablemente, el Banco Mundial tan sólo recoge datos a partir de 1970, se pueden observar los resultados que cosecha el régimen castrista frente a las economías más libre del planeta, las que encabezan el Índice de Libertad Económica.

En concreto, la tabla incluye Singapur, Hong Kong y Chile -el país más libre de América Latina. Todos ellos comenzaron la década de 1970 en el rango de los 10.000 dólares de renta per cápita (a precios constantes, pero hoy, mientras que Cuba todavía se mantiene muy por debajo de ese nivel, el resto ha conseguido superar esa cantidad con mayor o menor holgura: Singapur se sitúa en 2013 por encima de los 50.000 dólares per cápita, Hong Kong ronda los 35.000, y los 14.000 dólares de Chile duplican la renta media cubana.

CUB-EC01.jpg

Aunque es evidente que el castrismo no ha cosechado un gran éxito económico en las últimas décadas, cabe argumentar que el PIB per cápita no refleja del todo la realidad social, con que cabría buscar algún otro indicador para complementarlo. A este fin sirve el dato de saldo migratorio exterior que proporciona el propio Gobierno cubano, donde se muestra que desde su llegada al poder, en el año 1959, el régimen cubano únicamente ha tenido tres años con saldo migratorio positivo: el año de inicio del régimen en 1959 y los dos últimos de la serie, 2013 y 2014.

Además, hay que resaltar que estos tres años en positivo no son en absoluto tan abultados como los que se situaron en negativo. De hecho, la media de los años positivos asciende únicamente a 5.850 personas, mientras que si hacemos la media de los años que registraron saldo negativo nos encontramos en que se sitúan en -28.000.

Es evidente que un país con un modelo económico tan exitoso como algunos pretenden hacer creer difícilmente podría cosechar estos terribles datos oficiales, facilitados por el propio Gobierno, que muestran una continuada salida de población desde que Fidel Castro alcanzó el poder en la isla.

CUB-EC02.jpg

Considerando estos datos, algunos de los defensores del régimen cubano podría acabar reconociendo esta debacle, pero recurriendo al manido argumento del supuesto bloqueo comercial de EEUU para tratar de justificar su origen. La realidad, sin embargo, es bien distinta. Acudiendo de nuevo al Banco Mundial, podemos ver que, lejos de existir un bloqueo que impide comerciar a la isla caribeña entre 1970-1990, el peso de la suma de sus importaciones y exportaciones sobre su PIB era ampliamente superior a la mayoría de sus vecinos tanto del sur como del norte, incluido EEUU.

Además, durante esos 20 años, el comercio tuvo un peso mucho mayor en la economía cubana que en España. Así pues, habría que plantearse entonces cómo es posible que en una nación supuestamente bloqueada, esto es, que no puede comerciar, el peso del comercio en su economía es mayor que en los países vecinos e incluso que en EEUU, la potencia que, supuestamente, ejecuta ese bloqueo.

CUB-EC03.jpg

Esta situación sufrió un drástico cambio a partir del 1990, al hundirse este indicador desde un 80% a poco más del 20% del PIB, mientras que los datos registrados por el resto de países aumentaba progresivamente ¿Se debió este deslome al recrudecimiento del bloqueo como algunos afirman?

Nada más lejos de la realidad, el propio Gobierno cubano reconoce que fue la caída del bloque soviético en esos años lo que supuso la pérdida del 80% del comercio exterior de cuba en ese periodo y no el supuesto bloqueo comercial. Es decir, fue el colapso de la URSS, la potencia que subsidiaba la isla mediante la compra de sus productos agrícolas a precios desorbitados, lo que condujo a la crisis económica más dura de la reciente historia cubana, el "periodo especial". Aún así, hoy en día, el peso del comercio sobre el PIB cubano supera el 40%, lo cual, demuestra, una vez más, el nulo efecto del tan renombrado bloqueo.

Cuba es el arquetipo de modelo a evitar por aquellos países que deseen un porvenir próspero. Intentar negar la evidencia de este sonoro fracaso escudándose en absurdos y falaces argumentos que no se corresponden con la realidad no solo es malo de cara a acrecentar las posibilidades de que en otro país se repita el desastre, sino que, además, es un balón de oxígeno para que la dictadura castrista perpetúe los graves errores económicos que han sumido a los cubanos en la ruina.

Temas

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Podemos boicotea el 40 aniversario de la democracia y quiere prohibir la entrada en el Congreso a Martín Villa
    2. Carlos Pérez Gimeno: 'Tamara Falcó: "No pongo lavadoras porque en casa de mami hay servicio"'
    3. Ábalos dice que la posición de Sánchez sobre el alcalde de Blanes es "hipócrita" e "inmoral"
    4. La incómoda pregunta de Antonia dell'Atte a Ana Obregón sobre Alessandro Lecquio
    5. Marhuenda confunde a Rajoy con el mismísimo Dios
    0
    comentarios

    Servicios