Menú

El mito del progresismo nórdico: hacer negocios allí es mucho más fácil que en España

El Banco Mundial confirma que la facilidad para abrir una empresa es mucho mayor en Suecia, Noruega, Dinamarca, Islandia o Finlandia. 

0
Los países nórdicos, mucho más favorables para las empresas | Flickr/ Mariano Mantel

Los países nórdicos se han convertido en el comodín preferido de la izquierda europea. Cada vez que sus planteamientos económicos más intervencionistas son recibidos con escepticismo o con hostilidad, apelar a Suecia o Noruega se convierte en la mejor respuesta posible.

Sin embargo, la idealización progresista del Norte de Europa dista mucho de la realidad económica de estos países. Así lo acreditan, por ejemplo, los índices de libertad económica que elaboran la Fundación Heritage y el Instituto Fraser. En ambos casos, los gobiernos nórdicos son incluidos en la élite de países más capitalistas del mundo. Y es que, a pesar de que sus sistemas impositivos suelen ser más gravosos, también es cierto que estos países ofrecen mucha más seguridad jurídica, una regulación más inteligente, unos mercados más competitivos, un entorno institucional menos corrupto y una mayor facilidad para invertir y comerciar.

En consecuencia, vemos por ejemplo que, en el índice de la Fundación Heritage, España está en el puesto 43, mientras que Dinamarca ocupa el 12, Islandia el 20, Finlandia el 24, Suecia el 26 o Noruega el 32. Se cae, por tanto, el mito según el cual los países nórdicos son un ejemplo de exitoso intervencionismo económico. En realidad, su éxito va ligado a las ideas del laissez faire y el mercado.

Pues bien, hace apenas unas semanas se ha publicado un estudio que confirma la brecha entre lo que se nos dice que son y lo que realmente son las economías nórdicas. Hablamos del informe Doing Business, publicado por el Banco Mundial y dedicado a medir la facilidad para hacer negocios.

En la clasificación general, todos los países nórdicos están por delante de España. Nos anotamos 75 puntos sobre 100, frente a los 85 puntos de Dinamarca, los 83 de Noruega, los 82 de Suecia, los 81 de Finlandia o los 79 de Islandia.

1-Facilidad-Hacer-Negocios.jpg

En el subíndice dedicado a la facilidad para constituir una empresa, el diferencial es aún más pronunciado. España recibe 87 puntos, pero se queda lejos de los 95 de Suecia, los 94 de Dinamarca y Noruega o los 93 de Finlandia e Islandia.

2-Facilidad-Abrir-Negocio-Constituir-Emp

En cuanto a la facilidad para tramitar permisos de construcción y licencias de obra, España también está a la cola. Recibimos una nota de 66, por debajo de los 85 de Dinamarca, los 79 de Suecia, los 76 de Noruega y Finlandia o los 72 de Islandia.

3-Tramitas-Licencias-Obra-Permisos.jpg

También estamos peor que todos los nórdicos en las facilidades para acceder al suministro eléctrico. Nuestra nota es de 73 puntos pero Suecia logra 96, Islandia alcana 92, Noruega llega a 91, Dinamarca se anota 90 y Finlandia llega a 89.

4-Facilidad-Acceso-Suministro-Electrico.

También el registro de la propiedad funciona peor en la Vieja Piel de Toro que en los países nórdicos. Suecia y Dinamarca se mueven en los 90 puntos, Noruega e Islandia llegan a los 87, Finlandia a los 83… pero España se queda en el entorno de los 74.

5-Registro-Propiedad.jpg

Si nos fijamos en el acceso a crédito, las facilidades de los nórdicos no resultan muy superiores a las que tenemos en España. Ni en dicho bloque de países ni en el nuestro vemos calificaciones muy elevadas (de 55 a 70 puntos), por lo que este parece ser un reto compartido.

6-Acceso-Credito.jpg

En lo relacionado con la protección que se le brinda a los accionistas minoritarios, España obtiene la segunda peor nota, después de Finlandia. Nuestros 65 puntos se quedan lejos de los 70 de Islandia, los 72 de Suecia y Dinamarca o los 75 de Noruega.

7-Proteccion-Accionistas-Minoritarios.jp

También estamos peor que todos los países nórdicos a la hora de facilitar los trámites fiscales que deben completar las empresas. En esta categoría, el resultado de Dinamarca y Finlandia rebasa los 90 puntos, aunque Noruega y Suecia se quedan alrededor de los 85, en niveles ligeramente superiores a los de España.

8-FACILIDAD-Pagar-impuestos.jpg

La comparativa con los nórdicos es menos sangrante en lo tocante al cumplimiento de los contratos o la eficiencia de la regulación que marca los concursos de acreedores. Ambas categorías reflejan un menor diferencial entre nuestra calificación y la de los países nórdicos.

9-Cumplimiento-contratos.jpg
10-Concurso-Acreedores.jpg

En resumen, al contrario de lo que suelen decir las fuerzas de izquierda del Sur de Europa, los países nórdicos no son un ejemplo de intervencionismo exitoso, sino que mantienen un modelo mucho más favorable al mercado que nosotros. Los estudios sobre la facilidad para hacer negocios lo confirman, al igual que los índices de libertad económica. Por tanto, cuando partidos como Podemos dicen ser representantes de la "socialdemocracia nórdica", lo que hacen es apelar a modelos ficticios, que se derrumbaron entre los 80 y los 90 y que han dado paso al regreso de las tesis más liberales.

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. 'Cuarto Milenio' celebra su programa 500 destapando los misterios de la Academia Militar de Toledo
    2. Federico Jiménez Losantos: 'Pedro-Ché Sánchez-Iceta: crear 1, 2, 3… 17 PSC'
    3. El golfista español que tiene una estelada como felpudo
    4. Así es la casa del verdadero 'Lobo de Wall Street' que nadie quiere comprar
    5. Luis Herrero: 'Esperando a Sánchez'
    0
    comentarios

    Servicios