Menú

Guillermo Lasso, el liberal que puede tumbar el socialismo en Ecuador... si no hay 'pucherazo'

No cree "en un modelo en el que el Estado es rico y el ciudadano es pobre". Aboga por bajar masivamente los impuestos.

0
Guillermo Lasso | Efe

Ecuador celebró este fin de semana sus elecciones presidenciales. La sombra del pucherazo está empañando el recuento de los votos, que se está prolongando durante días entre las sospechas de la oposición. De hecho, miles de ecuatorianos están manifestándose en las calles para evitar que el régimen evite una segunda vuelta que permitiría dirimir si el "socialismo del siglo XXI" sigue en el poder o si una nueva corriente política asume el poder Ejecutivo.

El líder de las fuerzas del cambio es Guillermo Lasso. Hombre hecho a sí mismo, empezó a trabajar a los 15 años, con un contrato a media jornada en la Bolsa de Guayaquil. Desde entonces, su carrera en el ámbito privado fue a más. Pasó por la filial ecuatoriana de Coca Cola, creó un negocio dedicado al sector de la construcción… Pero su salto a la fama lo dio al frente del Banco de Guayaquil. En suma, su paso por el sector privado se ha saldado con la creación neta de alrededor de 100.000 puestos de trabajo.

Lasso había asumido puntualmente distintos cargos en el ámbito público, pero su paso a la primera fila política llegó hace algunos años, con el lanzamiento del partido CREO y su postulación como candidato a la Presidencia. El pasado fin de semana, su propuesta logró pasar a la segunda vuelta electoral, a pesar de la fragmentación con la que concurrían las fuerzas de la oposición.

Libre Mercado se sentó a hablar con Lasso en una de sus últimas visitas a Madrid. Durante un largo paseo por el centro de Madrid, el empresario insistió en que "en el largo plazo, nada puede sustituir la capacidad del individuo para trabajar, esforzarse y salir adelante. El Ecuador ha vivido una bonanza petrolera que genera una ficción de prosperidad, pero todo dependía del alto precio del crudo. Y ahora que nos damos cuenta que el dinero de esa lotería se va acabando, comprobamos que nada va a sustituir la capacidad creativa del ser humano".

Uno de los asuntos que más polémica ha generado en los últimos años en Ecuador es la aprobación de importantes restricciones al comercio. Aranceles, cuotas, salvaguardias… El correísmo no ha ahorrado en medidas proteccionistas. Frente a eso, Lasso opina que "hay que pensar en los efectos positivos que tiene abrirse al mundo. Nuestra gran oportunidad la tenemos en el mercado global.¿Para qué vamos a comerciar solamente en un mercado interno de 15 millones de consumidores si tenemos en nuestras manos el potencial de llegar a cientos de millones de personas en todo el mundo?".

Charlando con este diario, Lasso puso como ejemplo el caso de Taiwán. "También es un país pequeño, pero el comercio le ha permitido integrarse en la economía mundial y salir adelante. Al contrario que Ecuador, no tienen recursos naturales, pero sí tienen creatividad, ciencia, apertura…", nos explicó el empresario y ahora aspirante a la Presidencia en la segunda vuelta de la cita electoral.

Ante notario, el candidato ha firmado que derogará catorce impuestos en caso de llegar al poder. El objetivo, según ha declarado, es"potenciar la inversión y el emprendimiento". ¿Qué tributos desaparecerían? A saber: el recargo "temporal" en el IRPF que viene de aprobar el correísmo, el Impuesto de Sucesiones, el Impuesto de Salida de Divisas, el Impuesto a los Activos en el Exterior, el Impuesto de Espectáculos Públicos… así como diversas tasas verdes aplicadas a los vehículos, gravámenes inmobiliarios o impuestos especiales aplicados sobre el consumo de diversos productos.

Un gran objetivo de su candidatura es crear "un millón de empleos en cuatro años". Según explicó a este periódico, "Ecuador tiene una población activa de siete millones de personas pero una parte muy importante está ocupada en el empleo informal y precario. ¿Qué necesitamos para luchar contra la pobreza? ¡Empleo! Esa es la vía para que nuestras familias puedan vivir con dignidad. Y el empleo lo crean los emprendedores, no el Estado".

Consciente de la infradotación de servicios básicos que sigue teniendo Ecuador, Lasso propone soluciones liberales. "Tenemos que alinear las políticas públicas con las necesidades del país. Para conseguir la inversión que falta, el camino es claro: menos impuestos, menos trámites. Con ese espíritu propongo establecer zonas generadoras de empleo en el campo de la salud y la educación.¿Para qué esperar que el Estado reúna los miles de millones de dólares que harían falta para cubrir el déficit de camas? Basta con un proyecto de ley que estimule la apertura de nuevos hospitales y clínicas, mediante una exención de por vida en el Impuesto de Sociedades", explica.

En escasos días, si se frena el pucherazo, podremos asistir a una segunda vuelta. En este cara a cara electoral, Lasso aspira a reemplazar al candidato de Rafael Correa, Lenin Moreno. Su triunfo consolidaría el avance de las posiciones liberales en América Latina. Pero, pase lo que pase, lo que ya está claro es que, tras diez años de correísmo, los postulados de izquierda son cada vez menos populares en Ecuador y las ideas favorables al mercado y el emprendimiento vuelven a contar con el respaldo de importantes segmentos de la población.

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Así manipuló el Frente Popular las elecciones de febrero del 36
    2. 'GH VIP': El descuido de Aylén en directo y las primeras finalistas del programa
    3. Las mentiras de 'La Razón' sobre Murcia
    4. El expresidente de Murcia deja el PP con graves acusaciones contra Rajoy
    5. Montoro convertirá en funcionarios a unos 270.000 interinos en tres años
    0
    comentarios

    Servicios