Menú

Los asesores fiscales también ridiculizan a Montoro: las grandes empresas pagan un 26%

La Aedaf afirma que las grandes empresas pagan un 26,4% de Sociedades, frente al 7% citado por Montoro.

Lm/Agencias
0
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro | EFE

La Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf) estima que el tipo efectivo del Impuesto Sobre Sociedades en España, calculado sobre la base imponible y no sobre el resultado contable, fue del 26,8% en 2014, por lo que se aproximó al nominal (30%), al tiempo que el tipo para las grandes empresas fue del 26,4%, solo un 0,7% por debajo del tipo del resto de contribuyentes y 20 puntos por encima del 6,9% calculado por la Agencia Tributaria e indicado por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Estas son las conclusiones de un estudio realizado por los asesores fiscales sobre los tipos efectivos del Impuesto sobre Sociedades en España, presentado por el presidente de la Aedaf, José Ignacio Alemany, quien ha afirmado que "no es cierto" el mensaje trasmitido desde la Administración respecto a que las grandes empresas tributan a un tipo muy reducido (7%) en este gravamen.

Los asesores fiscales advierten de que el mensaje lanzado por las autoridades respecto a que las grandes empresas tributan a un tipo real del 7% "no es nuevo" y los datos "no se corresponden en absoluto con la realidad",si bien "a fuerza de tanta reiteración, existe el riesgo de que tales datos acaben convirtiéndose en una verdad irrefutable que acabe resultando en una estigmatización social de las grandes empresas españolas".

Alemany ha afirmado que las diferencias en el tipo de este gravamen entre las grandes empresas y el resto de menor tamaño "no es tan acusada" y opina que calcular el tipo sobre el resultado contable global, como hace la Agencia Tributaria, en el que están incluidos dividendos y rentas obtenidos en el exterior y que ya han tributado previamente en otros países, hace que sus conclusiones estén "alteradas".

Según el estudio de la Aedaf, la distorsión se produce en el cálculo del tipo efectivo descontando las deducciones por doble imposición, que es elevada, ya que dichas deducciones superan el 50% del total de deducciones, e incluso en 2014 alcanzaron el 70,7% del total. Como consecuencia de sumar a la cuota líquida las deducciones por doble imposición, el tipo efectivo en 2014 resultó ser de un 26,8%, por lo que habría aumentado en 0,9 puntos porcentuales desde 2010. Con esta misma metodología, los tipos efectivos de las empresas que no forman parte de un grupo alcanzaron el 27% en 2014, un 0,4% más respecto a 2010, en tanto que el de las grandes compañías se situó en el 26,4%, habiéndose incrementado un 1,6% respecto al 2010.

En la misma línea, la CEOE ya publicó a principios de febrero un informe sobre la tributación empresarial en el que señalaba que el tipo efectivo aludido por Montoro no reflejaba la "realidad". La patronal cifraba en un 19,2% el tipo efectivo sobre base imponible y en un 6,9% el tipo efectivo sobre resultado contable para grandes empresas, si bien explicaba que ese 6,9% resulta de comparar los resultados contables positivos con la cuota tributaria, pero el Impuesto sobre Sociedades no se paga sobre el resultado contable, sino sobre la base imponible positiva, por lo que veía "más correcto" utilizar el otro tipo efectivo sobre base imponible, que recoge la relación entre cuota y base imponible.

cua-im.jpg

Magnitudes "no comparables"

Alemany ha explicado que el "primer gran fallo" es que el informe de recaudación tributaria de la Agencia Tributaria mezcla magnitudes que "no son comparables", ya que compara la cuota tributaria española sobre el resultado contable, que incluye rendimientos, rentas y beneficios obtenidos en el extranjero, pero solo la tributación en España. A este respecto, Alemany ha recordado que las grandes empresas obtienen beneficios en el exterior y pagan impuestos fuera que no se añaden sin embargo a los que abonan en España cuando se determina el tipo efectivo del Impuesto sobre Sociedades.

A esto se suma que durante la crisis muchas empresas registraron pérdidas, lo que se traduce en bases imponibles negativas que reducen a su vez la base imponible sometida a tributación, pero que la AEAT en cambio no lo tiene en cuenta al utilizar el resultado contable para realizar el cálculo.

La directora del Gabinete de Estudios de la Aedaf, Helena Pujalte, ha explicado que resulta aceptable calcular el tipo efectivo como el cociente entre la cuota líquida y la base imponible, de forma que a la cuota líquida deben sumarse las deducciones por doble imposición. Por el contrario, considera que no procede calcular la cuota líquida del Impuesto sobre Sociedades y dividir tal importe entre los resultados positivos agregados de este grupo obtenidos a nivel mundial, puesto que el tipo efectivo así estimado "nunca puede ser una media representativa ni de la tributación efectiva satisfecha por el grupo a nivel mundial ni en España".

"Precipitación" en los cambios del impuesto

Por otra parte, Alemany considera que hubo "precipitación" por parte del Gobierno en los cambios introducidos en el Impuesto de Sociedades a finales del pasado año y en la fijación del mecanismo para su contabilización, ya que se dio a conocer cuando muchas empresas ya habían elaborado sus cuentas anuales.

Asimismo, ha indicado que los cambios han afectado "contablemente" a las empresas, si bien ha descartado que desde Aedaf vayan a litigar por el real decreto al haber sido convalidado por los dos grupos parlamentarios mayoritarios y puesto que cuando se han interpuesto recursos, el Tribunal Constitucional no les ha dado "muchas alegrías". De hecho, considera que dado el nivel de déficit y la necesidad de fondos de la Hacienda Pública, podría estar justificada el requisito de "extraordinaria necesidad" del decreto, si bien ha matizado que, en su opinión, las medidas incumplen el principio constitucional de capacidad económica.

Bienes en el exterior

Igualmente, Alemany ha confiado en que el Ministerio de Hacienda modifique "a corto plazo" el mecanismo de declaración de bienes en el exterior (el denominado modelo 720), cuyo régimen sancionador ha sido cuestionado por Bruselas por su dureza. Desde la Aedaf, consideran que se reducirán las consecuencias punitivas, y sostienen que hay "mucha gente" que presentaría el modelo, pero los efectos actuales del sistema son "tan brutales" que finalmente no lo hacen.

Por último, sobre el Suministro Inmediato de Información (SII) del IVA, Alemany ha lamentado que dará "igual" lo que se proteste porque hay una "decisión clara" de la AEAT de seguir adelante con el sistema."Las empresas no están preparadas y los sistemas no están", ha advertido Alemany, quien ha señalado que "primero te dan el palo y luego son más o menos flexibles a la hora de aplicarlo", pero en cualquier caso "en principio, te asusta".

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Una reportera de Telecinco huye repentinamente del informativo en directo
    2. Aparece la misteriosa cuenta suiza de González: ¡la tenía Marhuenda!
    3. Marhuenda, a Federico: "¿Sabes cuántos periodistas borrachos han pedido favores?"
    4. Podemos propone disparar los impuestos a millones de ahorradores y asalariados
    5. La broma de peor gusto sobre María Teresa Campos en 'Lecturas'
    0
    comentarios

    Servicios