Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Toros que embisten, osos que arrastran

El COMEX neoyorquino suele utilizar ambas denominaciones zoológicas cuando se vuelcan, a favor o en contra, del oro o la plata.

José María Martínez (SEMPI)
0
"Bulls" and "Bears" | LD

A estas alturas ya nadie se sorprende de que los metales preciosos, oro y plata sobre todos, estén siempre en el punto de mira de quienes actúan directa o indirectamente en los mercados internacionales. Londres, Nueva York, Shangai, Zurich… en todos se producen cotidianamente movimientos, a veces fuertes, a veces auténticos vendavales, otras simplemente leves brisas, que influyen en el precio final de dichos metales.

Son los toros que envisten o los osos que arrastran. Si lo prefieren, en lenguaje ajeno a la jerga financiera y bursátil estadounidense de"Bulls" y "Bears", subidas y bajadas de precios.

El COMEX neoyorquino suele utilizar ambas denominaciones zoológicas cuando se vuelcan, a favor o en contra, del oro o la plata.

Ahora, en estos momentos vacacionales o prevacacionales del medio mundo que se lo puede permitir, el mercado del oro físico plantea una interesante alza respecto al precio de salida a principios de enero. Entonces, el 3 de enero, el metal amarillo arrancó con 1.148,65 dólares la onza en el London Bullion Market; ahora se sitúa en una cómoda cifra de 1.229,85 dólares o 1.074 euros, si lo prefieren. Una interesante embestida de los toros, de 81 dólares por onza, en casi seis meses.

Pese a ello, los osos también actuaron en este primer semestre del año, pues tras su acecho se abalanzaron para arrastrar al oro por debajo de los 1.292,70 dólares onza a los que se había encaramado el pasado 7 de junio.

Respecto a la plata, el metal argénteo arrancó el año en 15,95 dólares onza, y tras un pequeño empuje de los toros en abril hasta los 18,40 dólares onza, los osos volvieron a marcar correcciones hasta los 16,07 dólares onza el 17 de julio. Esta situación de casi equilibrio en seis meses no es ni más ni menos que una agradable invitación a los inversores a que tomen ventaja en estas bajadas, a que tomen posiciones ante próximas y no muy lejanas embestidas de los toros de Wall Street.

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Belén Esteban sobre su guerra con Toño: "Si habéis flipado, vais a flipar tres veces más"
    2. El secreto de la drástica pérdida de peso de Kiko Rivera en una semana
    3. Raúl del Pozo augura un "divorcio de terciopelo" con Cataluña
    4. Demoledora crítica de Felipe González a la gestión de Zapatero en Venezuela
    5. La insólita historia de Miriam Blasco: se casó con su rival por el oro en Barcelona 92
    0
    comentarios

    Servicios