Menú
José Cavero

Leche, aceite, arroz, azúcar

Hubo un tiempo en el que la tentación cundió, y llegó a considerarse que tener tejido industrial era disparatado, improcedente, inadecuado. Estamos en el envés de aquella situación, precisa y felizmente. En los últimos años hemos visto una expansión del empresariado español por países iberoamericanos que ha dado ocasión a opinar que nos hallamos en una nueva etapa de descubrimiento-colonización. Y hemos asistido al nacimiento de las antes impensables multinacionales españolas: Telefónica, Repsol-YPF, como Zara o Mango en otros aspectos de la actividad comercial, son demostración bien apreciable de presencia española en el mundo, en medio mundo.

En los últimos días tenemos dos nuevos proyectos de creación de “algo muy grande” en otros dos campos de actividad comercial: Endesa e Iberdrola pretenden constituir el cuarto grupo mundial de la energía eléctrica, con capacidad para competir en cualquier parte. Y desde hoy mismo, se anuncia otro macroproyecto y megafusión probable, la de los lecheros-aceiteros y biotecnólogos de Puleva con los arroceros, azucareros y demás de Ebro Agrícola. Ojalá lleguen a buen puerto estos propósitos de contar en el mundo globalizado y competitivo.

0
comentarios