Menú

Gallardón endeudó a la comunidad de Madrid más que el tripartito a Cataluña

El actual alcalde de Madrid aumentó un 324% la deuda que encontró al llegar a la presidencia autonómica. Ni el Tripartito catalán llegó tan lejos.

0

Tal y como recogen los anuarios estadísticos elaborados por el Banco de España, la deuda pública autonómica ha crecido de forma muy intensa en los últimos años, pasando de poco menos de 27.000 millones en 1995 a los más de 115.000 al cierre del ejercicio 2010. Sin embargo, no todas las comunidades autónomas han contribuido de forma similar a esta escalada de la deuda contraída ni tampoco lo han hecho un mismo ritmo a la última década y media.

De hecho, es posible determinar cuál ha sido el gobernante autonómico que más ha incrementado el endeudamiento de su comunidad mientras estuvo en la presidencia, dato que sorprenderá a más de uno porque, en contra de lo que pudiera pensarse, no ha sido el tripartito de Maragall y Montilla el que más ha hecho crecer el endeudamiento de su autonomía. El ganador indiscutible e indiscutido de este dudoso laurel es el actual alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón.

En efecto, Cataluña tiene la mayor deuda pública emitida en términos absolutos, pero en lo que se refiere a la capacidad de endeudar a una comunidad autónoma en el menor tiempo posible, Ruiz Gallardón no tiene rival. De las tres comunidades autónomas más endeudadas (Cataluña, 27,6% del total, Valencia  con el 15,2% y Madrid con el 11,7%), el paso de Gallardón por la presidencia autonómica madrileña durante sólo dos legislaturas consiguió el hito, todavía no superado, de multiplicar por más de tres la deuda heredada de su antecesor.

Según muestra la contabilidad oficial del Banco de España, cuando Gallardón se alzó con la presidencia de la comunidad autónoma madrileña en 1995 la deuda pública existente en ese momento era de 2.806 millones de euros. Ocho años después, el actual alcalde de Madrid dejaba el puesto a su sucesora, Esperanza Aguirre, con una deuda viva de más de 9.000 millones de euros. Así pues, en tan sólo dos legislaturas, Gallardón multiplicó por 3,23 el dinero pedido a los mercados para financiar los gastos de su administración.

El tripartito catalán, a pesar de la voracidad presupuestaria de que hizo gala durante sus también dos legislaturas (la última sin agotar el mandato por convocarse elecciones anticipadas), no llega a superar al alcalde madrileño, quedándose en 2,92 las veces que aumentó la deuda recibida de los gobiernos de CIU. Por su parte, Camps apenas ha multiplicado por dos los préstamos exteriores que ha tenido que solicitar para financiar sus gastos.

Se da la circunstancia, nada ventajosa para la imagen de Gallardón como gestor público, de que mientras el tripartito de Cataluña y Francisco Camps en la comunidad valenciana han tenido que hacer frente a las consecuencias de una terrible crisis económica, lo que ha obligado a endeudarse a todas las administraciones públicas, la época en que el alcalde madrileño gobernó la comunidad de Madrid fue extraordinariamente apacible en términos financieros y políticos. La economía iba a todo tren, los ingresos fiscales subían sin cesar y, además, la coincidencia de color político con el Gobierno central evitaba la discriminación en materia de financiación e infraestructuras a la que, sin ir más lejos, está obligada a hacer frente su sucesora, Esperanza Aguirre.

Pero ni siquiera la bonanza económica que disfrutó durante su paso por la presidencia autonómica, con mayores recursos ordinarios para financiar los gastos de su gobierno, impidió a Gallardón hacer un alarde de lo que mejor se le da cuando gestiona el dinero ajeno, que no es otra cosa que multiplicar el endeudamiento que tendrán que pagar todos sus ciudadanos. La escalada vertiginosa de la deuda municipal a partir de su llegada al consistorio de la Villa y Corte no es por tanto una excepción en la biografía política de Ruíz Gallardón, sino un jalón más en su particular trayectoria como campeón nacional del déficit presupuestario a gran distancia del segundo clasificado.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios