Menú

Un nuevo error de gestión de RTVE costará al contribuyente unos 3 millones de euros

Otro escándalo en la gestión de RTVE: tras los cámaras que tendrán 30.000 horas libres, otro conflicto laboral costará al ente más de 3 millones.

0

La gestión del personal en RTVE ha cosechado otro clamoroso éxito que tendrán que pagar los contribuyentes: un conflicto laboral planteado a partir de una decisión sobre la redacción del canal informativo 24 horas supondrá, tras decisión firme del Tribunal Supremo, que la empresa pública tendrá que gastar unos tres millones de euros del dinero del contribuyente.

Se trata de la segunda condena para RTVE por cuestiones laborales en pocas semanas, después de que otra sentencia obligase al ente público a dar unas 30.000 horas libres a un grupo de 38 de sus cámaras.

Sin cumplir los plazos

La razón es que unos 160 empleados del ente tendrán que ser indemnizados por una decisión que la empresa tomó unilateralmente y sin cumplir con los plazos previstos para informar a los sindicatos.

Es decir, tal y como refleja Tribunal Superior de Justicia de Madrid y como ha ratificado el Supremo, la decisión se tomó con un defecto de forma que es lo que ha conllevado que en este momento los 160 trabajadores vayan a cobrar indemnizaciones que, según diversas fuentes, sumarán una cantidad entre los dos millones de euros y más de tres millones.

Las indemnizaciones, que se pagarán por el salario no percibido y por el exceso de horas trabajadas, y variarán entre 8.000 y 32.000 euros por trabajador, con una media que según algunas fuentes estará en 20.000 euros, aunque esto va a depender de un cálculo que todavía se está haciendo.

"Por mis cojones"

El conflicto nació en el año 2007 a partir de una decisión empresarial lógica pero que se tomó sin respetar los plazos establecidos en el Estatuto de los Trabajadores. La idea era unificar todas las redacciones de informativos de RTVE pero para hacerlo había que anular el acuerdo, vigente desde el año 2000, que establecía unas condiciones laborales específicas para los trabajadores del canal 24 horas.

La decisión tenía, como decimos, toda la lógica empresarial, pero en lugar de tomarla ajustándose a los plazos debidos se hizo por la vía rápida. De hecho, es especialmente significativa de la actitud de los directivos de RTVE la frase pronunciada por Fernando Navarrete, subdirector de Informativos, cuando se levantó de la mesa en la que se negociaba el cambio: "Por mis cojones que este pacto se rompe".

Un exceso de testosterona que le va a salir muy caro al contribuyente.

Finalmente, eso sí, RTVE ha logrado su objetivo de suprimir las condiciones especiales que disfrutaban estos trabajadores, ya que así se especifica en el acuerdo, firmado entre la empresa y los sindicatos el pasado 9 de marzo, para la ejecución de la sentencia. 

En Libre Mercado

    Servicios